Jueves 06 de Octubre de 2022

La Izquierda unida: mujeres a la cabeza e inclusión de la comunidad LGBTIQ


  • Miércoles 26 de Junio de 2019
Imagen del articulo
Natalia Espasa será la única mujer que puje la intendencia en Pilar y estará acompañada de Mónica Aguirre, activista trans. Se presentan como una alternativa a la polarización. En las próximas elecciones solamente habrá una mujer a nivel local que jugará para ganar la intendencia y lo hará desde el FIT Unidad, que ha elegido a Natalia Espasa, referente de Juntas y a la Izquierda, para ocupar dicho cargo. Así, de las listas que queden para jugar en las PASO –actualmente se han presentado nueve– solo la del FIT tendría reservado el Ejecutivo para una mujer. “Estoy acompañada de Solange Leiva como candidata a primera concejal, Pablo Busch, mujeres, disidencias. Tenemos el orgullo de tener a Mónica Aguirre, compañera trans, activista de la Asamblea LGTB+ Pilar”, dijo Natalia Espasa en diálogo con Diario Resumen.
Nos pusimos de acuerdo en esas banderas que siempre levantamos, romper con el FMI, no al pago de la deuda externa”
A la espera de la aprobación, Espasa destacó el gran orgullo que siente por haber sido seleccionada: “para mí es un gran orgullo poder representar la unidad de la izquierda que desde el MST veníamos pidiendo, así como la población. Esto es una satisfacción para nosotros porque el pueblo puede tener otra opción”. Con la esperanza de superar el piso de las PASO, la precandidata de la izquierda dejó claro que darán batalla en octubre y expuso que el deseo es que el pueblo pueda elegir entre una opción real, que se ha mantenido fiel a sus convicciones. “Somos otra alternativa y, si superamos las PASO nos presentaremos en octubre dando batalla, queriendo hacer una gran elección para que la gente pueda elegir y no se quede en esas alianzas de Macri-Pichetto, Fernández-Fernández con Massa y todo este rejunte que han hecho, que van dando saltos como sapos de un lado para otro”, criticó Espasa. En otro punto, habló de las propuestas del FIT Unidad destacando a los trabajadores, las mujeres y la juventud como el eje de las políticas. “Nos pusimos de acuerdo en esas banderas que siempre levantamos, romper con el FMI, no al pago de la deuda externa, realizar obras públicas de acuerdo a qué necesita cada barrio, planes de vivienda, trabajo para el pueblo. En Pilar se nota cada vez más la grieta”, comentó Espasa. Sin conflictos mediáticos, la Izquierda llegó al acuerdo con una alianza al nivel nacional sin internas: “son todos compañeros trabajadores, honestos, ponemos por delante al pueblo y no los intereses propios como sí hacen otros”.

Dejar un comentario

Los campos marcados son requeridos *

También te pueden interesar