Domingo 14 de Julio de 2024

Juntos por el Cambio presentó un pedido de informes sobre la situación del Consejo Escolar

Los ediles de la oposición pidieron que el Ejecutivo informe qué ocurre con la deuda y que, en el nuevo edificio, se garanticen los servicios básicos como agua, electricidad, gas e internet.


  • Miércoles 23 de Septiembre de 2020
Imagen del articulo

Los ediles de la oposición pidieron que el Ejecutivo informe qué ocurre con la deuda y que, en el nuevo edificio, se garanticen los servicios básicos como agua, electricidad, gas e internet.

El 1 de septiembre tanto los consejeros escolares como los pilarenses eran sorprendidos por la noticia del desalojo del Consejo Escolar por falta de pago de alquiler y servicios. Aquel martes el apoderado del dueño se acercó a cambiar la cerradura tras reclamar que, hacía ya 10 meses, no percibía el pago del alquiler.

Si bien la presidenta del cuerpo había afirmado que la deuda estaba siendo saldada y que la mudanza el nuevo edificio estaba encaminada, los consejeros de la oposición aseguran que la situación no se ha arreglado aún.

Es por esto que en el Concejo Deliberante desde el bloque de Juntos por el Cambio han presentado un pedido de informe para que el Ejecutivo explique qué ocurre con la deuda y para que se pueda garantizar los servicios básicos, como electricidad, agua, gas e internet, en las nuevas oficinas.

“Hoy están en un espacio físico que no está preparado para recibir gente, para hacer los trámites que el personal docente necesita. No tienen servicios básicos, internet, computadoras que funcionen. El pago a proveedores no se está haciendo”, explicó Jésica Bortulé, concejal de Cambiemos, en diálogo con Diario Resumen.

Asimismo, indicó que algunos de los trámites necesitan validación del Consejo Escolar, como por ejemplo, los de IOMA: “como no tienen atención presencial los trámites se ven demorados. Otro dato que nos explicaron fueron los seguros de vida, porque hay un tiempo para cobrarlo y sino, se pierde. Como docente no pueden ir al Consejo a hacer un trámite”.

“Quedó toda la documentación en el edificio y los consejeros de la oposición no pueden acceder, la documentación legal, de la tarea diaria quedó a la buena de Dios, la función de los consejeros7 se ve limitada por no contar con un espacio físico adecuado”, contó Bortulé.

La concejal además explicó que en medio de la crisis de la educación por la pandemia “que el Consejo Escolar que debe dar respuestas esté en estas condiciones es lamentable y hace que uno se pregunte cuál es el valor que este gobierno le da a la educación”.

 “Que una institución como el Consejo Escolar no esté funcionando, con consejeros que no tienen acceso a la información, con la comunidad educativa sin poder realizar trámites necesarios ni de forma presencial ni con otra modalidad, que no puedan realizar la tarea diaria, todo eso, hoy no ocurre”, destacó.

La falta de acceso a la información

Desde diciembre, desde el Concejo Deliberante y el Consejo Escolar han reiterado sus quejas sobre la falta de acceso a información de importancia sobre lo que ocurre en Pilar que padecen. Estos datos debería de proporcionarlos el Municipio pero, incluso antes de la pandemia, afirman no era posible.

“Sin lugar a dudas, es una realidad. No tenemos acceso a información de manera oficial, no tenemos datos oficiales del Ejecutivo. Cuando hacemos pedidos por el Legislativo, no tratan los proyectos o los mandan a archivo. Esto se da desde comienzo de año”, dijo.

“Desde enero no tenemos respuestas y eso habla de un cambio de gobierno, de uno que tenía una agenda abierta, donde como vecino podías acceder a los datos a uno donde no sabemos siquiera cómo está conformado el organigrama completo. No sabemos qué presupuesto tienen, en qué se gasta el dinero. Es una situación delicada en el acceso a la información, no tenemos diálogo con el oficialismo”, amplió Bortulé.

La concejal apuntó a que al comienzo de la pandemia desde el espacio hicieron público su deseo de trabajar en conjunto para salir adelante de la crisis, pero que nunca fueron convocados y que, con el paso del tiempo “se ha transformado en un abuso”. “Tres meses el Concejo sin sesionar, cerrado, es un abuso. El Intendente gobierna por decreto cuando tiene un Concejo Deliberante para apoyarse, tener otras herramientas. Incluso ahora, que tendremos sesión ordinaria, no parecen interesados contar con nuestros proyectos, no los tratan, los archivan. Es una situación compleja, preocupante. Representamos a más del 40 por ciento de vecinos de Pilar, entonces a esos vecinos no se los escucha, a esos vecinos les están diciendo que no”, cerró Jésica Bortulé.

Dejar un comentario

Los campos marcados son requeridos *

También te pueden interesar