Una joven pide justicia tras haber denunciado a su profesor por abuso sexual

Una joven pide justicia tras haber denunciado a su profesor por abuso sexual

Candela tenía 15 años cuando su profesor de equitación comenzó a abusar de ella. A sus 26 años contó públicamente lo ocurrido para ayudar a otras víctimas a denunciar. La causa está frenada.

Hace dos años que Candela, una joven pilarense de 26 años, lucha para que se haga justicia tras haber denunciado a su ex profesor de equitación por abuso sexual. “Mi profesor de equitación, abusó de mí cuando tenía 15 años. Ese que tanto admiraba, que me enseñaba mi mayor pasión. Tenemos la inocencia intacta hasta que viene una bestia y nos la arranca velozmente”, escribió la joven en un posteo en redes.

Candela comenzó a practicar equitación desde muy pequeña y, para sus 8 años, ya estaba compitiendo en distintos torneos nacionales. Sus padres, al ver el gran talento que tenía, decidieron buscarle un profesor, “un jinete de categoría” para continuar perfeccionando su técnica.

Con él comenzó a practicar dos veces por semana al salir del colegio, primero en Campo Chico y luego en el club Las Casuarinas de Pilar, donde aún este hombre da clases de equitación. “Salía del colegio e iba directo a este lugar para que me diera las clases. Ni pasaba por mi casa a cambiarme la ropa porque él me había asignado un espacio para que me pueda cambiar el uniforme del colegio, por la ropa de entrenamiento”, contó la joven a El Destape Web.

“Empezó a pasar que me encerraba en el baño queriendo forzar mi voluntad reiteradas veces. Si le decía que ‘no’, no me daba las clases o me ignoraba”, expresó y recordó: “Tenía tanta admiración por él porque me enseñaba mi pasión y no me animaba a decirles a mis papás nada de lo que me estaba pasando y todo se fue intensificando más hasta que a fines de 2010 me propone ir a una fiesta de cierre de año, que en realidad no existía, y me termina llevando engañada a un hotel al que también fue su socio y otra chica. Entramos a la habitación, él abusó de mí y salí de ahí llorando”.

Candela durante años guardó, por miedo, vergüenza y sentimiento de que era su culpa, todo lo que había ocurrido. Comenzó a tener problemas de salud, como depresión, anorexia, bulimia, se alejó de sus amigos y dejó de practicar equitación. Fue al psicólogo y, tres años después de terapia, se animó a hablar con sus padres.

En 2018, Candela denunció el hecho ante la Justicia. La causa, por el momento, está frenada por un pedido de nulidad del acusado, quien ya fue suspendido por la Federación Ecuestre Argentina (FEA) para todos los alcances de la práctica deportiva y profesional. El pedido de nulidad debe resolverlo Walter Saettone para que la causa continúe.

“Él me cagó la vida por muchos años y no quiero que esto le pase a otras chicas, por suerte tengo una familia y amigos que me ayudaron a salir adelante. La pasé muy mal; siento que necesito dejar un granito de arena y ayudar, porque esto te arruina la vida en segundos y si me quedo sin hacer nada me siento mal. Quiero hacer algo positivo y ayudar desde mi lado a otras mujeres”, cerró.

Un detenido por robar viviendas en un barrio cerrado de La Lonja

Un detenido por robar viviendas en un barrio cerrado de La Lonja

Accidente fatal: un bebé murió atropellado por un tractor

Accidente fatal: un bebé murió atropellado por un tractor

Un detenido tras robo en un corralón de Monterrey

Un detenido tras robo en un corralón de Monterrey

Solo dos test resultaron positivos en un control de alcoholemia en Panamericana

Solo dos test resultaron positivos en un control de alcoholemia en Panamericana