Jueves 26 de Mayo de 2022

Presunto ajuste de cuentas: falleció un joven de 18 años tras una misteriosa entradera


  • Lunes 29 de Abril de 2019
Imagen del articulo
Ocurrió el 24 de marzo, pero el joven murió el 22 de abril. El caso, se conoció una semana después del deceso. La familia tenía antecedentes y la policía investiga el ajuste de cuentas.   El domingo 22 de abril, luego casi un mes de agonía, un adolescente de 19 años perdió la vida. El mismo había sido herido gravantemente durante una entradera en su vivienda ubicada en la calle Noruega y 69, ubicada en el barrio La Escondida, de Presidente Derqui, el pasado 24 de marzo. Jorge Arredondo, la víctima fatal, se encontraba con su padre, un hombre de 44 años, y su hermano de 15 cuando, según denunció el dueño de casa “cuatro hombres, uno de ellos armado, ingresaron al hogar”. La situación fue más que violenta, con golpes de puño y la parte trasera del arma, los cuatro atacaron a la familia, iniciando por el más pequeño. Según pudo saberse, exigían un dinero que creían que los Arredondo habían recibido recientemente. El más pequeño, recibió una herida cortante en el cuero cabelludo, mientras que Jorge sufrió una “lesión en occipital izquierdo y fue inducido a un coma farmacológico” causada por un impacto de bala. “Poseía una herida de arma de fuego, con el proyectil alojado en el cráneo”, dijeron fuentes policiales a Resumen. Tras el disparo, que aún se investiga en qué circunstancias ocurrió, los delincuentes tomaron un equipo de música –que fue radicado como una de las pertenencias robadas en la denuncia– y huyeron del lugar. El joven fue trasladado al Hospital Sanguinetti, en donde le realizaron diversos estudios y fue puesto en un coma farmacológico, luego de que una tomografía mostrara que la bala estaba en su cabeza. Hasta allí, el pronóstico era reservado y, no fue sino hasta ayer que el caso fue dado a conocer, una semana después de su muerte. La causa que investiga la UFI Nº 4 del Dr. Germán Camafreitas pasó de “Robo agravado por Uso de Arma” a “Homicidio” y, en medio de las investigaciones para determinar a los autores del robo, los oficiales se toparon con la teoría de un posible ajuste de cuentas por los antecedentes penales de la familia. En un informe realizado el 27 de marzo se especificó que la familia tenía causas por Infracción a la Ley 23.737 (Tenencia y Comercialización de Estupefacientes) con fecha del 20 de abril del 2018, Hurto (16 de noviembre de 2018) y Robo, el 25 de noviembre de 2018. Por dichos delitos, fueron realizados allanamientos en noviembre del 2018 y febrero de 2019, encontrando en la vivienda “municiones de guerra”. Por los antecedentes, “no se descanta el ajuste de cuentas”, declaró una fuente policial a Resumen.

Dejar un comentario

Los campos marcados son requeridos *

También te pueden interesar