Miércoles 22 de Mayo de 2024

Delincuentes rompieron un portón para robar una moto: los vecinos reclaman más seguridad


  • Lunes 27 de Julio de 2020
Imagen del articulo

El hecho ocurrió hoy en la madrugada en el barrio Tropiano. Los vecinos exigieron presencia policial. La alarma vecinal no funciona desde febrero y las autoridades nunca cumplieron las promesas de colocación de cámaras y patrullaje en la zona.

La inseguridad en el distrito es, sin dudas, uno de los problemas que ha crecido en estos últimos meses incluso con la vigencia del Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO). El problema es que, en algunos barrios de Pilar la presencia policial es escasa o nula y esto hace que los malvivientes puedan circular sin problemas.

Este es el caso del barrio Tropiano, cercano a la Estación de Trenes de Pilar y no tan alejado del centro que, hace ya un tiempo reclama más seguridad al Municipio pero sin ser oídos. De hecho, tras sucesos de inseguridad en el barrio se había prometido la colocación de cámaras de seguridad y el armado de una nueva ruta de patrullaje que incluyera, por ejemplo, la calle Mendoza en donde constantemente hay movimiento de automóviles, motocicletas y personas a todas horas.

Sin embargo desde febrero que la alarma vecinal no funciona y si bien les prometieron arreglos desde el Centro de Monitoreo esto nunca ocurrió.

Así, durante la madrugada de hoy el barrio volvió a ser víctima de la inseguridad: a las 3.25 dos malvivientes ingresaron a una vivienda violentando el portón y robaron una motocicleta Honda CB 190 (patente A099KKR).

“Eran las 3.25 y escuché el portón, que a esa hora no entra nadie. Escuché que le sacaban la funda a la moto que es de mi vecino, que le alquilo la casa de atrás. Pasó debajo de mi ventana, donde duermo pero no podía gritar ni nada, entonces decidimos llamar al 911. Pero ellos sabían cómo llevarse esa motocicleta”, explicó la mujer que observó lo ocurrido en su domicilio ubicado en Mendoza, entre Camilo Costa y Martitegui, durante su diálogo con Diario Resumen.

Afortunadamente uno de los vecinos posee una cámara de seguridad en donde todo quedó registrado y Resumen ha accedido a dicho video pero, por motivos de la investigación y para no entorpecer el trabajo, los frentistas pidieron no difundirlo por el momento.

Previo a que dos delincuentes ingresen a la vivienda se ve un automóvil blanco con vidrios polarizados que, los vecinos creen es el rodado que llevó a los malvivientes hasta el lugar por lo que, el miedo es que estén vigilando al barrio y, a pesar de que han pagado alarmas vecinales, no funcionen para protegerlos: “nos da bronca porque pagamos una alarma vecinal y nunca funcionó, la última vez se llevaron los botones antipánico y no los trajeron nunca más. Entraron sin que les importara nada, no nos cabe dudas que estaban armados”.

“Ellos sabían a qué venían, lo tenían planeado”, añadió la vecina y destacó que la denuncia ya fue hecha en la Comisaría Pilar 1° por el joven de 27 años que fue víctima del robo de su motocicleta que, de hecho, aún está pagando. “A él lo retuvimos para que no salga atrás de ellos porque si tenían un arma, le disparaban. Y era su moto, tuvimos que convencerlo porque todavía la está pagando, estaba desesperado. Primero llamamos a la Guardia Vecinal, después al 911 que al rato apareció”, relató y destacó que la policía tardó “muchísimo tiempo” en llegar a la escena.

El problema de la alarma y las quejas

Desde febrero que exigen la alarma sea colocada nuevamente y conectada al COM e incluso los vecinos han pensado en realizar una denuncia a las autoridades de seguridad. “Es vergonzoso, hay que ir a fiscalía y denunciar al Secretario de Seguridad por incumplimiento de deberes de funcionario público”, expresó un vecino

“Si suceden estas cosas en el barrio es porque no hay prevención, no hay patrullaje”, añadió otro frentista

Los pedidos de alarmas, patrullaje y prevención no cesan pero lo cierto es que las autoridades han hecho caso omiso y la zona es cada vez más insegura: “no pasan patrulleros, no hay seguridad. Estamos todos indignados, cansados. A una vecina le entraron dos veces a robar. Para poner la alarma pagamos entre todos, para qué si desde febrero no funciona. Es una estafa al pueblo”.

Dejar un comentario

Los campos marcados son requeridos *

También te pueden interesar