Lunes 23 de Mayo de 2022

Del Viso: Una joven denunció un intento de secuestro en una parada de colectivos


  • Miércoles 16 de Octubre de 2019
Imagen del articulo
  La joven hizo la denuncia. Al momento del hecho, el hombre la amenazó con un arma e intentó obligarla a subir a su camioneta pero logró golpearlo, gritar y zafarse. Estaba con su madre. Melina Dos Santos se encontraba en la parada de colectivos ubicada en la Ruta 26, justo en el ingreso del barrio El Rocío y en cercanías de un local reconocido de comida rápida. Repentinamente, una camioneta apareció y, un hombre que bajó de ella intentó forzarla a ingresar. “Estaba en la parada de colectivo en la entrada de El Rocío, vino un hombre, bajó de una Ecosport negra, patente FGO473. Me agarró de atrás del cuello, como abrazándome y de la panza, apuntándome con un arma”, explicó en redes sociales Melina. Acto seguido, este hombre intentó que la joven subiese al vehículo que ya tenía la puerta abierta desde que se había bajado. La joven comenzó a forcejear mientras este hombre intentaba arrastrarla, ignorando que la madre de la chica, estaba allí: “él estaba tironeándome para atrás, yo le pego, logro que me suelte, grito y él se acerca al auto, siempre apuntándome. Estaba acompañada de mi mamá, lo cual el ladrón ignoró todo el tiempo”. En ese momento decidieron darle el teléfono celular, que Melina asegura podría haberlo tomado sin querer ingresarla por la fuerza al automóvil “porque lo tenía en la mano”. “Cuando se estaba por ir, vuelve, le arranca la cartera a mi mamá. Se llevó mi celular, que no sé si voy a poder volver a comprar, todas las pertenencias de mi mamá. Nos pegamos el susto de la vida”, contó la joven víctima. El hombre tomó la Panamericana, con sentido a Capital Federal. Madre e hija se acercaron a la Comisaría a realizar la denuncia desde donde le comunicaron que “fue un intento de secuestro”, sin embargo, la causa que lleva la UFI Nº 1 – según se supo – fue caratulada como “Robo”. “Qué tenemos que hacer para sentirnos seguras, qué pasa si yo no forcejeaba y el hombre me metía al auto”, se preguntó Melina y agregó que “hay que estar atentas” porque no es la primera vez que ocurre. La denuncia abrió el debate por la falta de seguridad en la Ruta 26, y fueron decenas las jóvenes que expresaron su disconformidad con la zona que expresaron “es tierra de nadie”.

Dejar un comentario

Los campos marcados son requeridos *

También te pueden interesar