Miércoles 07 de Diciembre de 2022
Entrevista de la semana

Franco Colapinto: “Estamos cerca de llegar a la Fórmula 1”

Pareciera que fue ayer, cuando Franco Colapinto nos contaba que su sueño era correr en Europa. El mismo anhelo que persiguen muchos pilotos y que por diferentes motivos, entre ellos el presupuesto, solo pocos pueden concretar. “Estaré en una academia de un equipo de F1”, le adelantó a Resumen.


  • Domingo 30 de Octubre de 2022
Franco Colapinto

Ese chico que con 14 años decidió arriesgarlo todo y mudarse a Europa a “probar suerte”, pasó de promesa a realidad. Pero no fue el azar lo que le permitió crecer. Dejando atrás a sus amigos, familia, su colegio y su hogar, se fue a vivir a un país completamente diferente al suyo, sin siquiera saber el idioma. Aquellos años de adolescencia se transformaron en horas arriba de un karting, un gran esfuerzo que derivó competencias de todo tipo.

Los resultados fueron llegando y ese sueño por el que tanto luchó, comenzó a materializarse cada vez más hasta comenzar el camino más deseado, llevando la bandera albiceleste a lo más alto y siendo reconocido en todo el mundo por el desarrollo de su carrera deportiva.

A pesar de su corta edad, Colapinto sabe exactamente que quiere. Hoy, el objetivo es cambiar una butaca de Fórmula 3, por la de un Fórmula 1, la categoría máxima del automovilismo mundial. Pero eso no es tarea fácil, en medio deberá cerrar contratos, sumar apoyo económico –factor clave- y seguir avanzando en las categorías teloneras, ya que el pilarense planea pegar el gran salto en el 2025, luego de haber concretado una temporada más en la F3 y al menos un año completo en la F2, ya que quien no se apresura, consigue de manera satisfactoria sus objetivos.

Hace poco menos de 10 años, Franco llegó a la redacción de Resumen junto a su madre para contarnos sobre sus carreras en karting, hoy con la misma humildad nos volvió a visitar para brindarnos una jugosísima entrevista.

¿Cómo fue el recorrido con las reuniones?

Muy positivo. Es muy lindo volver a Argentina después de estar tanto tiempo en Europa, regresar a donde uno se crió y vivió tantos años.

Las reuniones se mantuvieron dentro de lo que se esperaba. Mis managers cerrarán lo que más nos convenga, pero lo positivo está en que se hayan concretado esas charlas.

Estuve muchos años corriendo en Europa sin el apoyo de Argentina, está bueno que después de tanto tiempo comience a recibir eso. Para mí es un honor. Tuve una gran temporada y estos son los años más importantes para mi carrera, estamos cerca de llegar a la Fórmula 1, pero para eso necesitamos un apoyo económico muy importante.

No solo estás viviendo tu sueño, también el de muchos pilotos ¿Cuándo arrancó tu pasión?

A los 4 años mi papá me compro un cuatriciclo, fue cuando comenzó mi pasión. Con los años él empezó a apoyar a pilotos del TC2000 y yo empecé a ir a las carreras con él. De eso pasé a subirme a un karting y la pasión comenzó a crecer cada vez más hasta que mi sueño fue irme a Europa. Sabía que allá el nivel era diferente, era donde estaban las grandes fábricas y yo solo pensaba en que quería vivir de esto.

Trabajé mucho para llegar hasta acá. Así como pasaron cosas lindas, también hubo momentos muy complicados. Cuando me fui a los 14 años a Italia a correr en karting, solo y sin saber el idioma, fue como quemar etapas de mi crecimiento. No sabía ni cocinar, ni lavarme la ropa. Fue realmente duro, pero todo eso me ayudó mucho a ser lo que soy y a estar donde estoy. Fui un afortunado. Agradezco haber tenido tantas oportunidades, de trabajar de lo que amo y de estar a un paso de cumplir mi mayor sueño. Hay que seguir trabajando para que se termine de cumplir todo.

Comenzaste en karting, pasaste a un fórmula y también corriste en auto. La “escalera” del automovilismo es importante para desarrollarse como piloto.

Empecé de muy chico a correr en el país e incluso salí Campeón Argentino de Karting en dos ocasiones. De ahí me fui a correr a Europa en un equipo que estaba haciendo chasis. Todos los chicos tienen que pasar por el karting, es muy importante a la hora de cumplir sus sueños. Entiendo que es un sacrificio para muchos, porque dejas cosas atrás. En mi caso, no fui a casi ningún cumpleaños de 15, algo que probablemente es muy importante para cualquier joven. Pero yo decidí esto, elegir un camino más profesional y como un deportista de alto rendimiento. Hay cosas que no podes hacer, ya que son cosas que te restan energía. Es un sacrificio enorme, es difícil, pero sabiendo que podes llegar a tener un resultado positivo es importante.

Recordamos que tiempo atrás, nos comentabas que tu sueño era correr en Europa. Un año después, tu sueño comenzaba a hacerse realidad….

Veía las carreras de la F1 por las mañanas, el nivel de pilotos de karting que había afuera y me decía: “yo quiero estar ahí”. El nivel de pilotos que hay en Argentina es realmente muy bueno, pero con la situación que está atravesando el país, todo se hace más complicado.

Yo tuve la suerte de que mi familia me apoyó mucho, pero después de correr en la Fórmula 4, todo se volvió más complicado. En ese momento me encontraron unos managers europeos, y sin ellos, no hubiese podido lograr nada. No me conocían pero confiaron en que podía llegar a este objetivo. 

Sin dudas que ese esfuerzo valió la pena…

Tal cual. Yo decidí mi destino, irme, crecer allá, a un país que no conocía… Son decisiones que te cambian la vida. Sé que fue la correcta, pero también eso podría haber salido mal y me hubiese tenido que volver. Todo eso me hizo crecer como persona y como piloto. Soy muy chico y hay muchas cosas que todavía tengo que aprender, pero estoy seguro que vamos por el camino indicado.

¿Pensaste que alguna vez estarías corriendo en los mismos circuitos que la F1?

Ya el hecho de ir a una carrera era totalmente una locura. Hoy no solo corro los mismos fines de semana, en los mismos autódromos, sino que estoy corriendo contra pilotos que seguro van a llegar a la F1. La Fórmula 3 es una de las categorías más competitivas. Somos 30 pilotos y es todo tan parejo, que un error te puede costar muy caro.

Estoy seguro que el próximo será un gran año. Hasta este año no había podido confirmar una temporada completa con ningún equipo y hoy estamos en una posición en la que puedo confirmar hasta dos años. Es un peso enorme el poder sacarse de encima eso y no tener que estar pensando carrera tras carrera de cómo conseguir el presupuesto.

Mucha gente se preguntó por qué no decidiste saltar a la Fórmula 2, sabiendo los resultados que obtuviste este año ¿a qué se debió tu decisión?

Siempre pensé en primero tener un buen año en la F3 y después pasar en la F2. En mi caso cometí muchos errores, como así también el equipo, ya que también se trataba de una estructura nueva en la categoría. Nos costó mucho en algunos circuitos, no teníamos la información que otros equipos si lo tenían. Fue complicado pero demostramos un buen potencial y la capacidad de pelear contra otras estructuras que estaban hace tiempo.

Quiero cerrar una buena temporada, maximizar lo que tengo. Este año lo di todo. Cuando pueda superar ese rendimiento, pelear el campeonato y ganarlo, pasaré a la F2. Estoy seguro que eso será en el 2024.

¿Te contactaron de alguna academia?

Si, estaré en una academia de un equipo de F1. Todavía no está cerrado con cual, ya que hay varias opciones. Mis managers decidirán cuál es la mejor, tomando en cuenta también el presupuesto necesario. Son alrededor de cuatro opciones, todas muy buenas. Solo resta elegir.

Sera una gran oportunidad de estar más cerca de los equipos, carreras, simuladores, entre otras cosas. Es un acercamiento muy importante en un mundo completamente diferente. Cuando pase a la F2, podré testear un auto.

¿Crees que la falta de ese tipo de academias en Argentina, sea también una traba para el impulso de los pilotos?

No creo que sea completamente eso. La mayoría de las academias están en Europa, en Inglaterra. Posiblemente los pilotos de allá son los que más tengan posibilidades, pero creo que esto se trata solo de un tema presupuestario.

Se entiende que el apoyo del país no puede ser muy grande, porque estamos en una situación muy complicada. Es por eso que estoy orgulloso de que Argentina me esté apoyando de a poco, es muy importante eso para los deportistas. Es un esfuerzo muy grande y estoy seguro que todo se devuelve con buenos resultados. Estoy seguro y contento, porque sé que van a surgir muy lindas oportunidades.

A raíz de los resultados de este año y la difusión en los medios y redes, muchas personas que no te conocían ni seguían el deporte, comenzaron a interesarse en el automovilismo y en tus pasos en el exterior ¿Qué sentís?

Es tremendo lo que se generó este año. Muchos chicos que no tenían idea sobre automovilismo, me escriben diciendo que ven las carreras a la mañana, que se levantan temprano, que me apoyan. Es un placer poder transmitir esa pasión que tengo hace tantos años. Me preguntan incluso donde pueden comenzar a manejar.

Hace mucho tiempo que no tenemos un piloto argentino en la F1.

2001 fue la última vez. Fue hace mucho tiempo, es por eso que remarco que estamos teniendo una muy buena oportunidad. Hace muchos años era muy complicado la constancia de los pilotos argentinos en Europa. Por diferentes motivos, era cuestión de estar hasta un año y al siguiente ya se tenían que ir. Nosotros estamos trabajando en algo a largo plazo.

Hace más de 30 años que no hay un piloto argentino que esté corriendo de forma constante en la F1, es algo en lo que se tiene que trabajar y determinar por qué no paso. Probablemente por todos los problemas que tuvimos en el país, cosa que siempre afectó a quienes se iban a competir afuera. En mi caso, también lo sufro estando allá, pero aprendí a convivir con eso. De este lado estamos trabajando duro para cambiar las cosas y esperemos que así sea.  

Por más bueno que seas, el primer año en la F1 lo tenés que bancar vos y para solventar eso, se necesita el apoyo de un país.

Algo que genera mucho debate, es lo prematuro que llegan muchos pilotos a competir en las máximas categorías de automovilismo ¿Qué pensas sobre eso?

Es verdad. Hace unos años con la llegada de Max Verstappen fue un shock para muchos. Se lo veía bastante inmaduro los primeros años, que era normal por su edad, como así también se notaba lo que hacía arriba del auto. La poca experiencia que tenía. Yo creo que ahí los equipos dejaron de ver tanto a los pilotos demasiado jóvenes y comenzaron a observar a quienes corren en las categorías teloneras, como lo son la F2 y F3. Fue un salto gigante que hoy en día es imposible que suceda.

Hoy en día es importante esa consistencia en todas las categorías, en poder terminar las carreras, maximizar el auto que tenes. Son esos los pilotos que se están haciendo notar más. Quienes a través de la experiencia van sumando y haciéndose notar, más que quienes tienen buenos resultados pero no cuentan con tantos antecedentes.

No perdiste ni un poco de tu humildad. Actualmente sos el piloto argentino más reconocido en el mundo ¿nunca te la creíste?

Es raro. Mi familia me pregunta lo mismo. Yo sigo siendo el mismo chico de siempre, solo que ahora voy a cenar y la gente me reconoce, me pide fotos y yo me quedo pensando. ‘No soy tan conocido, ¿por qué me saludas?’ (risas). Pero es el fruto de años de trabajo, de que la gente siga el camino conmigo y comenzar a ser, de cierta forma, un referente para ellos.

Yo me sigo sintiendo el mismo de antes, sigo teniendo los mismos gustos, me sigo viendo con las mismas personas. No cambié absolutamente en nada y tampoco me gusta esa gente que al hacerse conocida, lo hace. Que se olvida de quienes estuvieron a su lado, apoyándolo. Voy a seguir siendo agradecido con la gente que me brindó una oportunidad hace muchos años y que estuvieron para mí siempre. 

¿Qué le recomendas a aquellos pilotos que se están iniciando en el automovilismo?

Sea cual sea el deporte, sigan sus sueños. Yo empecé de muy chico y tuve siempre el apoyo de mi familia. Soy un afortunado y soy consciente de eso. En caso de no haberlo tenido, tal vez no hubiese llegado a correr en Europa, pero si estaría en Argentina haciéndolo, porque esta es mi pasión.

Hagan lo que les gusta, empujen y luchen por lo que quieren, aunque a los demás no les guste. Les puede parecer una locura, porque para mí lo fue: irme del país a los 14 años y estudiar a distancia. Era realmente una locura. Pero hoy la mayoría me dice que tomé una buena decisión. Estoy tranquilo que no voy a tener que preguntarme qué hubiese pasado si… Hice todo lo que siempre me pareció que era bueno para mí. En caso de que no llegue a la F1, estoy seguro que no será porque no lo intenté.

Al fin y al cabo, sigan su corazón. Yo lo hice y me viene saliendo bien.

 

En los próximos días se definirá el futuro de Colapinto, cuál será el equipo que de ahora en más lo acompañe en su carrera deportiva e incluso donde será su nuevo hogar. Donde se encuentre la escudería, él se asentará para poder estar en constante contacto.

Las propuestas están, las reuniones fueron satisfactorias y se espera que el pilarense consiga reunir el presupuesto necesario para poder competir en los próximos dos años. No tenemos seguridad de cuál será el equipo elegido o quienes serán los sponsors oficiales para el 2023. Pero de algo estamos seguros: Franco, mereces lo que sueñas.

Belén Gómez

Dejar un comentario

Los campos marcados son requeridos *

También te pueden interesar