Jueves 18 de Agosto de 2022

Preocupación por la recaudación municipal y el pago de salarios


  • Martes 14 de Abril de 2020
Imagen del articulo

Si bien desde la Comuna aseguraron que no corre riesgo el próximo pago para los empleados municipales, indicaron que la recaudación ha caído considerablemente, y de continuar así, podrán existir complicaciones para el segundo semestre del año.

Las finanzas del Municipio comienzan a sufrir en un contexto donde ha sido necesario reforzar partidas en salud, seguridad y asistencia alimentaria, mientras que los ingresos caen en picada por el parate económico provocado por el aislamiento preventivo contra el coronavirus.

Y es que la Comuna depende en gran medida de la recaudación que llega por parte de diferentes tasas, como la de Seguridad e Higiene que se cobra a los comercios, pero que por la realidad del sector, hoy no se puede realizar normalmente. En ese marco, la región muestra a muchos de los municipios con bajas de entre el 40 y el 60 por ciento de los ingresos.

De esta manera, si bien el Municipio indicó que está garantizado el pago de los salarios a los empleados de la Municipalidad para el próximo período, aseguraron que de continuar con esta tendencia, el panorama podría complicarse para la segunda mitad del año.

Vamos a un escenario de muchísima restricción presupuestaria, más de la que teníamos prevista al inicio del año”

Así lo manifestó el propio Secretario de Gobierno de Pilar, Santiago Laurent, que en una entrevista con el programa radial Agenda Propia (FM Estudio 2) sostuvo: “Los ingresos locales están directamente vinculados a la actividad económica, y la Tasa de Seguridad e Higiene es una de las principales fuentes de ingreso. El impacto que hemos tenido en las últimas dos semanas es altísimo, tenemos que ser precavidos antes de tomar una proyección de ver cuál es el impacto en las próximas semanas, para poder establecer una previsión que va a ser muy distinta antes de la aparición de la pandemia. Vamos a un escenario de muchísima restricción presupuestaria, más de la que teníamos prevista al inicio del año. Una gestión mucho más austera, con prioridad en la inversión en la salud, seguridad y asistencia social”.

Y expuso: “La realidad nuestra es que no corremos peligro de pago de los próximos salarios, pero si la tendencia de caída de la recaudación sigue, sería más complejo en la segunda mitad del año. A su vez tenemos una inversión muy fuerte en materia alimentaria, hemos duplicado lo que teníamos previsto a principios de año, y la puesta en funcionamiento de camas en el Sanguinetti con sus respectivos respiradores, la UDI de Derqui, son inversiones muy altas. Con el próximo pago salarial creemos que no vamos a tener problemas y a partir de ahí analizaremos si necesitamos asistencia o no”.

Dejar un comentario

Los campos marcados son requeridos *

También te pueden interesar