Martes 18 de Junio de 2024

Con un nuevo proyecto, la Emergencia Alimentaria vuelve a estar en la agenda del Concejo Deliberante


  • Martes 24 de Septiembre de 2019
Imagen del articulo
  La reunión será mañana a las 13.30, con un proyecto de la oposición. Gabriel Lagomarsino, el impulsor, explicó que se realizó con consenso de ambos sectores, excepto en el título que generó desacuerdo. Una nueva sesión extraordinaria se llevará adelante mañana a las 13.30 en donde la oposición espera tratar la Emergencia Alimentaria, con un nuevo proyecto en consenso con los bloques de Encuentro Pilarense, Frente de Todos, Unidad Ciudadana y el Frente Renovador. A pesar de lo que parecía podría ser una ordenanza consensuada entre todos los bloques, finalmente, será solo con acompañamiento en lo teórico –hasta el momento– de la oposición porque, durante las reuniones de Comisión de Familia y Desarrollo Social, a último minuto, el oficialismo decidió no acompañar la medida impulsada. Gabriel Lagomarsino, de Encuentro Pilarense, fue señalado como el hombre que podría lograr que ambos sectores estuviesen de acuerdo y es quien espera que, a pesar de que no llega con la firma de todos los ediles, sí haya quórum esta vez. “Teníamos comisión el martes, para tratar el proyecto presentado el lunes. En principio, contaba con el consenso de todos, pero en la discusión de comisión surgió una propuesta de quitar del título la palabra ‘social’. Es decir, que dejemos ‘Emergencia Alimentaria’ y no “Alimentaria y social’”, explicó Gabriel Lagomarsino en diálogo con Diario Resumen. El pedido llegó, según especificó, del edil José Molina y tuvo apoyo en comisión, excepto por el oficialismo: “era más o menos aceptado por quienes estábamos en la comisión, encontró un rechazo férreo de los oficialistas, lo que generó suspicacias porque no se sabía qué pretendían porque decían que, si se discutía lo alimentario, pusiéramos eso”. Por su parte, Lagomarsino expresó ante los ediles su deseo porque el proyecto fuese aprobado tal cual se había presentado, ya que en ese texto sí había una aceptación global. “Todos reconocían que existía una emergencia social y alimentaria, entonces no estaba de más ponerlo pero, parecería que podría habilitar mecanismos de gobierno que desde el Frente de Todos no estuvieron dispuestos a aceptar”, explicó y agregó que las quejas principales fueron “el uso de fondos públicos para llegar con asistencia económica directamente a algunas familias”.
Hubo apoyo, se había logrado pero el detalle del título fue lo que impidió el acuerdo en Comisión”
Con las modificaciones hechas de aquellos dos primeros proyectos, Lagomarsino deseó que esta vez sí pueda llevarse adelante la sesión con apoyo de los distintos concejales: “más allá de las discusiones políticas o electorales, hay una realidad innegable que es que la gente necesita la asistencia alimentaria del estado”. Las diferencias con los otros proyectos Gabriel Lagomarsino apuntó que, en primera instancia, hizo hincapié en lo esencial que cada espacio quería. “El oficialismo aceptaba la creación del Consejo local, pero que no fuese esto una traba para llegar a los vecinos. El Frente de Todos pretendía que hubiese un espacio plural para que participaran los vecinos, las organizaciones”, indicó. Así, el Consejo tendrá participación pero no necesariamente de ediles y Ejecutivo, como originariamente se solicitó y, además, se quitaron “algunos considerandos que eran muy incisivos”. Por otro lado, dialogó con Desarrollo Social para “conocer cómo se llegaba a los vecinos y comprobar que la ordenanza fuese de ayuda” y con el área de Legales. “Hubo apoyo, se había logrado pero el detalle del título fue lo que impidió el acuerdo en Comisión”, se lamentó. Sobre los polémicos microcréditos y el planteo que proponía el proyecto oficialista para ampliar el alcance de los mismos, el edil de Encuentro Pilarense aclaró que ese punto no está presente en la nueva ordenanza: “al hablar con el Frente de Todos me dijeron que no querían que tuviese referencia a estos microcréditos ni cuestiones dudosas de manejos discrecionales de fondos, pero la realidad es que la propia Ley Orgánica admite la reasignación de partidas presupuestarias, esa facultad el intendente la tiene desde 1958 pero, en un contexto de procesos electorales, se dificulta el ponernos de acuerdo”. “Podemos discutir, plantear posturas opuestas pero de cara a nosotros está la sociedad esperando respuestas. Salvo el término social, fue consensuado. Imagino que nadie de los 24 concejales querrá cargar con el costo de no apoyar el proyecto porque, más adelante, pueden implementar la Emergencia Social pero ahora, esta es la realidad, la vulnerabilidad de muchas familias del distrito”, cerró Gabriel Lagomarsino.

Dejar un comentario

Los campos marcados son requeridos *

También te pueden interesar