Viernes 02 de Diciembre de 2022

La Universidad Austral incorpora “aulas flexibles” durante el 2022

Sumaron nuevas aulas híbridas (HYFLEX) equipadas con tecnología de primer nivel y sillas 360º, que prometen promover distintos tipos de interacciones en las cursadas presenciales.


  • Lunes 21 de Febrero de 2022
universidad austral

El comienzo de 2022 trajo consigo en la Universidad Austral la incorporación de más innovaciones para potenciar la experiencia del alumno en clases. Para ello, se sumaron nuevas aulas híbridas (HYFLEX) equipadas con tecnología de primer nivel y sillas 360 grados, que prometen promover distintos tipos de interacciones en las cursadas presenciales.

Desde la Gerencia de Innovación Educativa, Laura Ferrofino expresó que “la pandemia nos desafió y hoy buscamos capitalizar todos los aprendizajes y seguir trabajando para ofrecer una experiencia educativa Austral que se destaque por ser auténtica, innovadora, personalizada y trascendente”.

Siguiendo esta línea, las aulas HYFLEX asegurarán una experiencia presencial y virtual, una modalidad educativa que sigue siendo valorada por el contexto y, especialmente, por los nuevos estudiantes que se sumaron a las propuestas de formación desde otros puntos del país y la región.

Además, y con la fuerte visión de resignificar los espacios presenciales desde las estrategias de enseñanza y promoviendo el aprendizaje activo, la universidad equipó aulas con sillas 360 grados en sus sedes Pilar y Rosario, y añadió mobiliario flexible en su sede Buenos Aires.

“Con estos recursos se generarán dinámicas colaborativas que involucren el trabajo del alumno con sus pares y con el profesor, y potencian el aprender haciendo con otros. El aula se volverá funcional y flexible a las necesidades de enseñanza: exposiciones, trabajo en grupos pequeños, foro, anfiteatro, y otros formatos son posibles a partir de la incorporación de este equipamiento”, detalla Ferrofino.

El alumno en un rol protagonista

Con el objetivo de diseñar espacios flexibles y generar entornos y actividades de colaboración y trabajo con otros, se incorporaron sillas 360 grados. Entre sus características se destacan el asiento giratorio, que proporciona a los estudiantes la libertad de cambiar de orientación dentro del aula y permitiendo que los libros, la notebook y otros objetos los acompañen en sus movimientos; y la base y los brazos de la silla, que proporcionan una solución de almacenaje para los bolsos y las mochilas que habitualmente se dejan en el suelo dificultando los movimientos.

Sobre la organización del espacio, las sillas permitirán que el profesor diseñe sus clases y puedan disponerlas en conferencias y exposiciones dialogadas, con invitados y alumnos presenciales y virtuales; trabajo en equipos pequeños, presenciales y virtuales; y discusión plenaria, presenciales y virtuales.

Dejar un comentario

Los campos marcados son requeridos *

También te pueden interesar