Lunes 24 de Enero de 2022

Fénix sumó otra caída y se aleja del Reducido


  • Lunes 28 de Abril de 2014
Imagen del articulo
En el estadio Carlos Barraza, el Cuervo perdió por 1-0 frente a Barracas Central y quedó 7°, a tres puntos del último clasificado, Platense. Santana, de tiro libre, anotó para el Camionero. El Cuervo no jugó bien, lo buscó más, pero no fue claro ni profundo. Los 50 puntos parecen haberse convertido en una maldición para Fénix. Luego de conseguirlos ante Los Andes, nueve fechas antes del cierre del campeonato, el Cuervo entró en un bajón de rendimiento y cada vez parece más difícil encontrar la salida. Por la 37° fecha de la Primera B Metropolitana, en el estadio Municipal, el albinegro sumó su tercera derrota consecutiva: sin merecerlo, perdió 1-0 frente a Barracas Central, que se llevó los tres puntos por un gol de Fabián Santana, de tiro libre. En un partido chato y de bajo vuelo, los dirigidos por Favio Orsi y Sergio Gómez buscaron con más intensidad el triunfo, pero carecieron de precisión y sorpresa para romper el esquema defensivo de la visita. De esta manera, el Cuervo cayó al séptimo lugar y se aleja de los puestos de clasificación al Reducido por el segundo ascenso. En esta seguidilla de juegos, el próximo desafío será el miércoles a las 15:30 frente a Defensores de Belgrano en el estadio Juan Pasquale. En detalle En el inicio, el albinegro casi se pone en ventaja con una rápida salida. Guido Rutili recibió sobre la derecha y envió un centro de primera para el ingreso en soledad de Marcos Riquelme, que cabeceó apenas desviado sobre el palo izquierdo del arco de Elías Gómez. En los primeros minutos, el Cuervo dominó las acciones, sumó gente en ataque, con buena distribución de los volantes centrales Rutili e Iván Ramírez. Sin embargo, no tuvo precisión para ponerse en ventaja en los diez minutos iniciales. Con el correr del juego, la visita emparejó el partido. Con un equipo corto, con poco espacio entre las líneas, Barracas le cerró los caminos a Fénix, que no pudo aprovechar a Daniel González y Mariano Puch por los costados. Recién a los 30 minutos del primer tiempo, Leonardo Ruiz –de flojo partido- profundizó sobre la izquierda para González, éste envió el centro para el 10, que no pudo acomodarse para definir. La jugada terminó con un remate muy alto de Rutili. Esa fue la última acción de riesgo de la aburrida etapa inicial. El Cuervo dominó la pelota pero sin profundidad, mientras que la visita apostó al contragolpe, aunque no generó peligro. En el complemento, las características del partido no se modificaron demasiado. Fénix intentó ser protagonista, pero sin explosión en ataque ante un planteo cerrado del Camionero. Recién a los 12 minutos, Ruiz recibió sobre la derecha y envió un centro cerrado que Gómez desvió antes de la llegada de González para cabecear. Tres minutos después, en un contraataque de cuatro atacantes contra dos defensores, Ruiz intentó definir por el centro y chocó con Martín Quiles. El partido transcurrió sin demasiadas alteraciones, entre las intenciones del Cuervo y la paciencia de Barracas. Y a los 30 minutos, llegó el quiebre: Martín Zúccaro derribó a Diego Figueroa en la puerta del área. Santana disparó por encima de la barrera junto al palo derecho de Hernández, que nada pudo hacer. A partir de ahí, Fénix entró en la búsqueda desesperada. Lo tuvo Riquelme a los 33, pero su tiro pegó en el parante izquierdo. Sobre la hora, a los 47, Hernández se quedó con un mano a mano cuando Figueroa lo quiso eludir. Y un minuto después, Bianchi cabeceó en el segundo palo y la pelota cruzó toda el área. Así se fueron las chances de Fénix, que se complicó mucho en la carrera al Reducido.

Dejar un comentario

Los campos marcados son requeridos *