Lunes 23 de Mayo de 2022

El dueño de la churrería Manolo fue ejecutado de cuatro balazos, uno en la nuca


  • Jueves 20 de Diciembre de 2018
Imagen del articulo
Fue asesinado por su ex suegro, quien se suicidó luego de cometer el crimen, en la mañana del miércoles. Investigan los motivos que originaron el crimen.   El empresario y uno de los dueños de la cadena gastronómica Manolo de Mar del Plata, Juan Manuel Santurian (63), recibió cuatro balazos en su cuerpo, uno de ellos a corta distancia en la nuca cuando ya se hallaba tirado boca abajo en el piso, disparados por su ex suegro que, luego, se suicidó de un tiro en el pecho, informaron fuentes judiciales tras recibir el informe de la autopsia. La operación de autopsia al cadáver de Santurian reveló que recibió cuatro balazos disparados por una pistola calibre .40: el primero en el brazo izquierdo, luego en el tórax, en la nuca y el restante en la zona intercostal izquierda. Fuentes de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 5 de Mar del Plata, a cargo del fiscal Alejandro Pellegrinelli, aseguraron que el homicidio y suicidio se logró reconstruir en base a las cámaras de seguridad del lugar, que tomaron casi toda la secuencia del episodio. En esas filmaciones se logró establecer que Miguel García (70), ex suegro de Santurian, llegó al estacionamiento del lujoso edificio Boghos II, situado en el barrio La Perla de la ciudad bonaerense de Mar del Plata, minutos antes de las 8.30 de la mañana del miércoles e ingresó a su utilitario Peugeot Partner, color gris. El hombre se quedó allí adentro esperando la llegada de su ex yerno, a quien se lo observa bajar unos minutos más tarde del ascensor. Santurian comenzó a caminar hacia su camioneta Mercedes Benz color blanca, y en ese momento fue interceptado por García, quien con la pistola calibre 40, marca Tanfoglio en la mano, efectuó un primer disparo que no habría dado en el blanco e impactó en un pared. Luego, García disparó nuevamente a Santurian en el brazo izquierdo y el balazo quedó alojado en la clavícula izquierda, tras lo cual efectuó un nuevo disparo que impactó en el tórax de la víctima, quien en ese momento cayó al piso boca abajo detrás de una camioneta estacionada. El agresor se acercó hacia allí y ejecutó de dos balazos más al empresario, uno de los cuales impactó en la nuca. Luego, García se distanció unos metros para apoyarse sobre una pared y acto seguido se apoyó la pistola sobre su pecho y se disparó, y la lesión en el corazón fue tan severa que le produjo la muerte de manera instantánea. Santurian solía vivir en la ciudad de Miami, en el estado de Florida (Estados Unidos) ya que estaba a cargo de la sucursal que el local gastronómico tenía en dicha ciudad. Los investigadores determinaron en base al relato de otros testigos y familiares que, una vez por mes venía a Mar del Plata, donde había construido el edificio Booghos II, situado en la avenida Libertad 3302, de esta ciudad, donde fue asesinado.

Dejar un comentario

Los campos marcados son requeridos *

También te pueden interesar