Domingo 23 de Junio de 2024

A pesar de un aumento de los delitos juveniles, representan solo un 2,2% del total

El alza fue de un 8,3 por ciento durante el año pasado, de acuerdo con el informe anual de la Procuración General de la Suprema Corte bonaerense. Los homicidios cometidos por menores disminuyeron, mientras los robos aumentaron.


  • Martes 14 de Mayo de 2024
Delitos juveniles

En un contexto de intenso debate sobre la reducción de la edad de imputabilidad, las recientes cifras de delitos cometidos por menores en la provincia de Buenos Aires durante 2023 arrojan luz sobre la situación actual. A pesar de un aumento general del 8% en los delitos juveniles, estos representan solo un 2,2% del total de delitos en la región.

De acuerdo con el informe anual de la Procuración General de la Suprema Corte de Justicia bonaerense, entre enero y diciembre del año pasado se registró un incremento del 8,3% en las acciones al margen del Código Penal cometidas por menores en Buenos Aires. Sin embargo, de las 1.060.542 Investigaciones Penales Preparatorias (IPP) iniciadas en la provincia, solo 23.846 correspondieron al Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil (FRPJ), manteniendo prácticamente constante el porcentaje del 2,3% registrado en 2022.

Las estadísticas penales provienen de las IPP abiertas en más de 450 fiscalías en todo el territorio. Según explicó la Procuración, bajo la dirección de Julio Conte Grand, estas cifras reflejan exclusivamente los hechos criminales que han sido transformados en procesos penales e investigados por el Ministerio Público Fiscal.

Contrario a la percepción general, los expedientes por homicidios cometidos por menores disminuyeron, pasando de 56 casos en 2022 a 44 en 2023. Sin embargo, 15 de estos crímenes ocurrieron en la jurisdicción de Moreno. En contraste, los robos perpetrados por menores aumentaron un 20,3%, siendo los delitos contra la propiedad los que presentaron el mayor incremento (20,7%). Dentro de esta categoría, el rubro "estafas" destacó con un asombroso aumento del 230,8%.

Otros delitos que también mostraron incrementos fueron aquellos contra la libertad (18,5%) y contra la administración pública (16,8%). Por otro lado, los delitos contra la seguridad pública experimentaron una notable disminución del 26,8%, principalmente debido a la reducción de las IPP iniciadas por infracción a la Ley de Estupefacientes.

Un área de continua preocupación es la de los ataques sexuales atribuidos a adolescentes. Aunque hubo una disminución respecto a 2022, se abrieron 2616 expedientes por abuso sexual simple y 230 por violación. Los casos de lesiones leves también registraron un significativo aumento del 33,3%.

Geográficamente, el departamento judicial de Moreno-General Rodríguez lideró con un incremento del 48,7% en los casos, seguido por Quilmes (21,4%), Mar del Plata (20%) y La Plata (16,5%). En contraste, Dolores experimentó una baja del 6,9% en las IPP juveniles.

Estas cifras aportan una visión detallada y compleja de la criminalidad juvenil en Buenos Aires, subrayando la necesidad de políticas y medidas adecuadas para abordar tanto el aumento en ciertos delitos como la persistente preocupación por los crímenes sexuales y violentos cometidos por menores.

Dejar un comentario

Los campos marcados son requeridos *

También te pueden interesar