Jueves 30 de Junio de 2022

Amenazas en boliches: no descartan que sean ex empleados u otros empresarios


  • Martes 08 de Octubre de 2019
Imagen del articulo
  El viernes hubo tres amenazas de bombas en boliches locales. Hace un tiempo se registró un llamado similar. Se investiga si se trató de empresarios del área, empleados “dolidos” o “irresponsables”. El fin de semana tres boliches recibieron amenazas de bombas y, por lo que se sabe no serían las únicas en los últimos tiempos. Fue en la madrugada del sábado, en la cervecería Pope de Del Viso, el local bailable Troya de Pilar centro y el resto bar Napoleón del Kilómetro 50. En las tres ocasiones personal de explosivos de San Isidro, luego de un amplio peritaje en los establecimientos y de disponer un perímetro de exclusión de 50 metros con personal de Comando Patrulla Pilar y Defensa Civil comprobaron la inexistencia de material explosivo. Sin embargo se evacuaron 300 personas de Troya, que no volvió a abrir sus puertas ese día, 200 de Pope y un número similar de Napoleón. En medio de la investigación, el abogado de los propietarios de dos de los establecimientos dialogó con Diario Resumen sobre lo ocurrido. “Hubo este sábado tres amenazas de bombas, dos de esos locales pertenecen a mi cliente. Troya y Napoleón. Me enteré que, la semana pasada, habían hecho la misma denuncia en otro establecimiento”, dijo Mariano Bertelli a Resumen y agregó que este local donde hubo otra amenaza es el que está ubicado en Torres del Sol. Luego de las evacuaciones y los operativos la investigación recayó en el fiscal Federico Mercader, titular de la UFI 4 de Pilar, donde analizan si los tres episodios tienen relación entre sí. “Como en casos similares, una vez identificada la persona que hace las denuncias, además de las consecuencias penales, asumo habrá acciones por el reintegro de cada operativo porque esta movilización de personal a la Provincia le cuesta cerca de 50 mil pesos cada uno”, especificó el letrado. Por otro lado, para su cliente, ese mismo día solicitó que antes de que los locales abrieran en la noche del sábado, se hiciera un chequeo para comprobar que no había explosivos en ninguno de ellos y que el ingreso fuese aún más controlado. Al momento, desconoce si se trata de la misma persona pero admitió que lo más probable, es que lo sea: “presumo, debe ser la misma persona o un mismo grupo. A ciencia cierta, no lo sé pero sí en este tipo de casos se puede determinar, porque se identifica de dónde salió la llamada”. Por último, explicó que podrían tratarse de ex empleados u otros empresarios. “Posiblemente sean por objetivos comerciales, de algún empresario de la actividad o mismo algún empleado dolido que fue despedido de alguno de los locales. No se descarta que alguien irresponsablemente lo haga para divertirse”, explicó y añadió que hubo circunstancias particulares y llamativas en los locales de su cliente. “En uno, ingresó en tres jornadas diferentes una persona al estacionamiento y la persona no entró. Una Amarok blanca. En Troya, el mismo día de la denuncia, después del cierre una persona ingresó presumiblemente para robar pero fue captado por las cámaras, se activó la alarma y huyó. Igualmente, no hay elementos para vincular”, concluyó Mariano Bertelli.

Dejar un comentario

Los campos marcados son requeridos *

También te pueden interesar