Jueves 30 de Junio de 2022

Extinción de dominio, fueros, prescripciones judiciales, mafias, paros, unidad: ¿nos  quedamos sin políticos?


  • Domingo 21 de Octubre de 2018
Imagen del articulo
Frente a la compleja situación económica y social que atraviesa nuestro país, asistimos perplejos a los inexistentes o superficiales pronunciamientos por parte de la mayoría de los integrantes de la clase política argentina.   Las comunicaciones telefónicas entre el Presidente Macri y el candidato presidencial brasileño Jair Bolsonaro resultan un indicio por demás positivo. Ya que la muy posible victoria de Bolsonaro sobre el lulista Partido de los Trabajadores (PT) en el balotaje a celebrarse el próximo 28 del corriente mes, es factible que consolide una empática relación entre ambos líderes. Ello redundará sin duda en una significativa mejoría de la economía argentina de la mano del potencial crecimiento del país hermano. Sólo un dato nos ilustra claramente al respecto. Por cada punto de crecimiento del Producto Bruto Interno de Brasil, la economía argentina crece un 0,25%. Es decir, la interrelación entre las economías de ambos países resulta por demás significativa. De concretarse esta situación las condiciones para el desarrollo de la región podrían entrar en un ciclo de mejor sintonía y cooperación entre Brasil, Argentina y Chile. A este trío podrían sumarse Paraguay y tal vez Uruguay. El 28 de 0ctubre por la noche sabremos si esta esperanzadora tendencia puede hacerse realidad. La política nacional no para de darnos novedades que nos generan perplejidad y en muchos casos indignación. Algunos pocos referentes del arco político, entre ellos la ex-presidente, clamaron “sentidamente” contra el aumento retroactivo compensador de la tarifa de gas que lleva a “profundizar el brutal ajuste contra las clases menos pudientes”. Deberían, atento la cantidad de asesores cuyos sueldos al igual que el que cobran los legisladores pagamos todos, estudiar y modificar los contratos que fueran pactados en la década del 90 cuando regía la convertibilidad. El senador Miguel Pichetto se ha pronunciado a favor de que los senadores no pierdan sus fueros, a menos que según él exista una condena firme. Esto no es más que una interpretación amañada, lindando con la ilegalidad de casi toda la corporación política, toda vez que los fueros están previstos para tener validez respecto de las opiniones políticas que expresen los legisladores. Nada tienen que ver los fueros para protegerse de procesos penales en los que se investigan delitos, en su mayoría producto de actos de corrupción contra los Estados Nacional, Provincial o Municipal. Pero gran parte de los senadores apoyan el criterio que pregona Pichetto. Otra de las remarcables posiciones sostenidas por este senador, tiene que ver con las modificaciones que introdujeron legisladores afines al peronismo–kirchnerismo-cristinismo respecto de la ley de Extinción de Dominio. Buena parte de los legisladores antes mencionados pretenden que la ley sea aplicable a hechos de corrupción que se produzcan a partir de su vigencia. Es decir, con estas modificaciones la ley serviría para otorgar impunidad a quienes tuvieron participación en las gestiones estatales pasadas. El muy ubicuo senador pertenece al grupo denominado “peronismo racional o razonable”. Otro hecho que contribuyó a la impunidad está relacionado con la absolución judicial del ex–presidente Carlos Menem en la causa donde está imputado por contrabando de armas a Ecuador y Croacia. La absolución la logró porque la Cámara Nacional de Casación Penal decretó la prescripción del delito por lo prolongado del proceso. Recordemos que estaba condenado por un Tribunal Oral en lo Penal Económico. Como se ve, una burla al desarrollo de la causa que demandó 23 años de actuación judicial y acumuló cerca de 330 cuerpos de expediente, algo así como aproximadamente 67000 fojas. Los paros docentes en la Provincia de Buenos Aires ya llevan 26 días de inactividad escolar en lo que va del año. Baradel, estandarte de la escuela privada, debió haber empezado con sus paros políticos varias décadas atrás, ya que de esa forma tal vez Centeno no hubiera aprendido a escribir y no hubieran aparecido los cuadernos “Gloria”. Hugo Moyano líder del gremio de camioneros y varios sindicalistas afines, amenazan con un paro de 36 horas tratando de contrarrestar las investigaciones judiciales que se llevan adelante imputando a Pablo Moyano y su padre por presuntos delitos cometidos en el club Independiente. Hoy en lo político Moyano “milita” junto a Cristina Fernández de Kirchner. El pasado miércoles Hugo Moyano fue recibido fraternalmente por el presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, el jesuita obispo de Lomas de Zamora monseñor Jorge Lugones, hombre muy cercano al Papa Francisco. Como se ve una insólita muestra de solidaridad y para con alguien que debe someterse, como cualquier ciudadano común, a la justicia tantas veces como ésta lo requiera. Hay muchos dignatarios de la iglesia argentina que no están para nada de acuerdo con estos apoyos, pero pereciera que el temor a las eventuales sanciones hace que no exterioricen sus posiciones. A todo esto algunos referentes sociales que se presentan como voceros de Jorge Bergoglio a saber: Grabois, Menéndez, Pérsico y Vera siguen recibiendo fondos del Ministerio de Acción Social que encabeza Carolina Stanley. Es tiempo que a casi tres años de gobierno esa dependencia del Estado Nacional transparente la forma de entrega de esos cuantiosos fondos. Es decir, se transparente a la sociedad si esos recursos van directamente a quienes los necesitan o van al bolsillo de los punteros sociales quienes se encargan de su distribución. Ello, porque casualmente buena parte de los cortes de calles, avenidas y ruptura del orden público tiene como protagonistas a personas víctimas de ese lamentable clientelismo. Hace unos días la ministra de Seguridad Patricia Bullrich le reclamó a su colega de gabinete por esa transparencia y además hizo mención a la cercanía de algunos integrantes de estos colectivos con el narcomenudeo. Sobre los hechos antes mencionados al igual que sobre el tema de los cuadernos “Gloria”, que evidencian hechos graves de corrupción, no se ha pronunciado político argentino alguno. Se los ve preocupados por determinar con quien se juntan, con quien pueden armar una lista y oponiéndose, sin fundamento en la mayor parte de los casos, a medidas que surgen del gobierno de Cambiemos. Casos paradigmáticos de este pequeño comportamiento lo han aportado por estos días, Felipe Solá acercándose a la ex-presidente, Sergio Massa criticando con supina ignorancia al campo argentino y pontificando sobre lo “equivocado” del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional. Otro hito destacado lo constituyen el discurso pronunciado el 17 de octubre en Tucumán por la diputada nacional Graciela Caamaño y del gobernador de esa provincia Manzur. No asistió al acto el gobernador de Salta Juan Manuel Urtubey. Si se hizo presente Daniel Scioli y se abogó por la unidad. Esta unidad no tiene otro fundamento que la esperanza y el deseo que al gobierno de Cambiemos le vaya muy mal económicamente. Entonces encontrar un candidato o candidata si es posible a dedo y si se ganaran las elecciones se verá que se hace. Todo un manual político de democracia partidaria y republicana. El caso de Margarita Stolbizer merece un párrafo aparte. Aliada del socialista santafecino Hermes Binner durante los años del kirchnerismo, en el que votaron favorablemente numerosas leyes que promovió el ejecutivo nacional en esos años. Luego se juntó con Sergio Massa formando parte del Frente Renovador. Y por estos días participa intentando formar un polo antimacrista con el radical Ricardo Alfonsín y el gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz. Varias semanas atrás en Santa Fe se votó para dilucidar si se modificaba o no la Constitución de la Provincia. Con los complejos problemas que enfrenta nuestro país, se gastaron energías y recursos en una votación de esas características. Sin palabras. Este es el progresismo argentino. Estos políticos no se han pronunciado con relación a la corrupción, la impunidad, el mejoramiento del funcionamiento de la justicia entre otros temas. Tampoco presentan propuestas que contribuyan a mejorar la vida de los ciudadanos comunes, a quienes el año que bien recurrirán desesperados a pedir el voto. ¿Qué pretenden que nos hagamos una lobotomía y volvamos a considerarlos? No subestimen a los ciudadanos de nuestro país. Trabajen en promover ideas para el futuro. Piensen en desarrollar una revolución exportadora, en una revolución en materia de turismo receptivo, en una revolución de infraestructura y logística. Trabajen en proyectos productivos que para eso pagamos impuestos y con el producto de los mismos cobran sus sueldos. Trabajen, muestren su trabajo y tal vez volvamos a tenerlos en cuenta. Desde esta columna rindo un sentido homenaje a todas las mamás argentinas que trabajan en sus quehaceres, que administran sus hogares, acompañan a sus parejas  y crían niños y jóvenes honestos para el bien de la comunidad toda.   Fernando Robles Analista político y economista Seguime en www.fernandorobles.com.ar

Dejar un comentario

Los campos marcados son requeridos *