Jueves 23 de Mayo de 2024

El Servicio de Medicina Cardiovascular suma horarios


  • Viernes 11 de Abril de 2014
Imagen del articulo
El espacio, que es gratuito y funciona hace ya casi tres años, ahora trabaja los lunes, miércoles y viernes de 9 a 11 en la Agrupación de Jubilados “San Lorenzo”. Está dirigido a pacientes coronarios y a personas con factores de riesgo cardíaco. Más allá de la cuestión meramente lúdica, desde la subsecretaría de Deportes municipal siempre destacaron que uno de sus objetivos principales pasa por la salud de quienes practican diferentes disciplinas en el distrito. Por eso, ya hace casi tres años funciona en forma gratuita el Servicio de Medicina del Deporte, único en la provincia de Buenos Aires, y esa iniciativa se complementó con la puesta en marcha del Servicio de Rehabilitación Cardiovascular, que también es gratuito y desarrolla actividades en la Agrupación de Jubilados “San Lorenzo” de Pilar. Se trata de un espacio dirigido a personas con factores de riego cardíaco como diabetes, hipertensión y tabaquismo, entre otros. El equipo de trabajo está integrado por el doctor Gilbert Iacometti, el psicólogo Carlos Chiappardi y los profesores de Educación Física, Martín Paiz y María Emilse Báez. En rigor, Iacometti viene realizando este tipo de tareas hace una docena de años, ya que el fue el constructor del Centro de Rehabilitación del hospital Austral. El servicio está dirigido a pacientes coronarios de cualquier edad y para aquellos que presenten al menos dos factores de riesgo como diabetes, hipertensión, colesterol y tabaquismo, y por eso tienen chances altas de sufrir enfermedades coronarias. “Estamos contentos con la respuesta de los vecinos y eso lo marca la cantidad de gente que viene”, comentó Iacometti. Y anunció que por eso se ha agregado un día al trabajo del espacio: “Ahora estamos los lunes, miércoles y viernes de 9 a 11 y estamos listos para agregar otro grupo en un horario distinto”. Por sus características y por las personas que componen el equipo de trabajo, el Servicio es un espacio abarcativo, que no solo busca trabajar sobre el problema concreto sino abordarlo desde diferentes lugares, como el de la educación física o el campo psicológico. “Tenemos la visión médica, la visión psicológica, están los profesores y entre todos trabajamos en conjunto. En la rehabilitación cardiaca no todo es la actividad física y además se comprobó que el trabajo fragmentando no anda. La rehabilitación cardíaca disminuye un 25% la mortalidad y un 30% la morbilidad, por lo que se infartan un 25% menos y muere un 30% menos de pacientes. Y cuando se hace actividad física sola, la mejoría no llega a un 9%”, explicó Iacometti. “También es importante que el trabajo sea grupal, porque se les enseña a cuidarse y se sostiene psicológicamente a los integrantes del grupo”, sumó Chiappardi. Al inicio de la clase, a los pacientes se le toma la presión y el psicólogo está muy alerta a los síntomas. Después salen a hacer la caminata que es la parte aeróbica y luego pasan a la parte de calistenia, o de ejercicios para terminar con la denominada vuelta a la calma (elongación y reposo) hasta que la frecuencia cardíacas vuelva al ritmo inicial. “En la parte final hacemos charlas medicas, de los profesores o el psicólogo y los hacemos hablar a ellos para fortalecer el grupo”, indicó Iacometti.

Dejar un comentario

Los campos marcados son requeridos *