Alejandra Cabalero, asesora ambiental, informó que no han recibido quejas relacionados a estos roedores. Aseguró que la Dirección de Fauna de la Provincia debe elaborar un plan para la erradicación de estos animales.

 

Pilar es un espacio geográfico que mezcla sutilmente la civilización con los espacios naturales y todo lo que esto conlleva. Nuestra fauna no escapa de la reconversión que va teniendo el distrito con el pasar de los años. Uno de los roedores que ven recortados sus espacios son las ardillas, que ahora se empezaron a ver en el centro.

Sin embargo, estas apariciones silvestres aún no representan inconvenientes severos para nuestros vecinos, de acuerdo a lo advertido desde las oficinas de Zoonosis

“Las ardillas son una plaga que no es fácil de controlar, no se la puede matar ni se puede hacer nada hasta que no haya un protocolo especial que emanen las autoridades de la Provincia Buenos Aires”, dijo a Diario Resumen, Alejandra Cabalero, asesora del titular de Zoonosis, Marcelo Bradley.

En esa línea admitió que las “ardillas han existido siempre en Pilar y todavía la Provincia de Buenos Aires no tiene un protocolo preparado para erradicarlas. Ellos están trabajando hace bastante con el tema de estos animalitos pero todavía no hay nada definido. Estaban por sacar un protocolo de control”.

Asimismo, la representante de Zoonosis expuso que el problema de control de estos roedores escapa de las posibilidades de la oficina: “Esto no depende de nuestros Municipio sino que es la Dirección de Fauna de Provincia los que deben sacar alguna medida especial que se pueda aplicar. Por el momento (las ardillas) están con nosotros, como los zorros y otros animales que cada vez más se ven en Pilar”.

 

Calma

 

De igual manera, la asesora Cabalero aseguró que el tema de las ardillas no debe alarmar ni crear pánicos en la sociedad. “No tenemos denuncias por apariciones de ardillas en el centro de Pilar. Esto de los roedores es un tema de todos los años pero no es ni para asustarse ni tenemos medidas de control especificas del órgano superior que es Buenos Aires, pero por el momento no hay quejas”.

“Por ahora no hay problemas específicos y no hemos recibido quejas”

La asesora ambiental agregó además que “estas ardillas son del tipo común, son las chiquitas que andan por los cables”. Y en ese punto acotó: “El problema es que a veces se comen los cables y afectan a los vecinos. Pero por ahora no hay problemas específicos y no hemos recibido quejas”.

“Las ardillas se podrían ver por muchas partes de Pilar, en Fátima y Parque Industrial hay muchas, pero acá en el centro no se ven de forma excesiva”, expuso.

 

Comentarios

Quizás te pueda interesar también:

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más en Sociedad