Eugenia Galarza tiene 31 años y dos hijas. En los últimos dos años ha hecho más de 15 denuncias contra su ex pareja que, a pesar de la orden de restricción, aparece en su hogar y la golpea.

Eugenia Galarza tiene 31 años y es madre de dos pequeñas, con las que vive en Villa Verde y, hace más de dos años lucha contra la justicia para ser protegida de manera efectiva contra su ex pareja, quien la ha golpeado y amenazado en reiteradas oportunidades.

El domingo el hombre ingresó a la vivienda mientras Eugenia y las pequeñas dormían y, tras patear las puertas, la golpeó. Ella logró accionar el botón antipánico, pero la policía llegó media hora después cuando este hombre ya se había fugado.

La policía y la justicia están esperando que me mate para salir a reclamar”

Eugenia tiene miedo de ser asesinada o de que este hombre lastime a sus hijas por lo que, desesperada, pide que la justicia y la policía actúen de una vez por todas. “Tiene un montón de denuncias, hace dos años que vengo con esto y la justicia lo único que hace es mandarme a denunciar, hago la orden de restricción perimetral y me mandan a mi casa”, contó en diálogo con Diario Resumen, Eugenia Galarza.

Asimismo, explicó que en esta situación el botón o las órdenes de alejamiento, no sirven: “tengo el botón, pero la policía por ejemplo el domingo, tardó media hora. Ese día pateó la puerta de mi casa, me golpeó estando mis hijas ahí. Fui a Fiscalía el martes, pero archivaron la causa nuevamente”.

Entre lágrimas relató el calvario que vive hace dos años con el padre de sus hijas, de quien se ha separado cuando la violencia comenzó y teme que la justicia actúe cuando sea tarde.  “Están esperando que me maten, porque me va a matar. Corre riesgo la vida de mis hijas también porque vivo con ellas. La justicia lo ve fácil como que te dan el botón y la perimetral y ya está, pero la policía tarda, le da tiempo a que se fugue nuevamente”, relató.

Sobre las órdenes de alejamiento –que su ex no está cumpliendo– contó que la policía parece no puede comprobar que el domicilio que ella como víctima otorgó sobre su agresor, sea efectivamente el lugar en donde él vive por lo que, aún no ha sido notificado de la nueva medida.

Esperan que nos maten para decir ‘una chica más’. Tendrían que evitar que esto pase”

En medio de las cifras alarmantes de femicidios, se contabilizaron 278 en el año 2018 –1993 desde 2015 a la actualidad– y 133 (según lo recopilado por el Observatorio de Violencia de Género) en lo que va del año, Eugenia Galarza pide a gritos no ser una más de esa cifra.

Por otro lado, explicó que la única vez que estuvo detenido fue por tres días luego de querer atropellarla y golpearla con otros cinco hombres. “Tenía una perimetral y en el juzgado me decía ‘pero no lo hizo’. Después, fue a mi casa, me rompió todo, vino con cinco hombres más a quererme pegar y lo detuvieron pero por tres días nada más”, contó.

“Puede matarme a mí delante de ellas, puede hacerle algo a ellas por venganza a mí. Tengo más de 15 denuncias en su contra. La justicia no hace nada, me quiero viva, mis hijas me necesitan viva. La justicia está esperando que me mate para salir a reclamar”, se lamentó.

Sin esperanzas afirmó que la justicia “me hace sentir que solo soy un caso más”. “Hay muchos casos, la policía y la justicia esperan que nos maten para decir ‘una chica más’ y tendríamos que ser menos, tendrían que evitar que esto pase”, concluyó Eugenia Galarza.

Comentarios

Quizás te pueda interesar también:

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más en Destacado