Se realizó un encuentro que conglomeró a vecinos de la zona, trabajadores de la recolección, empresarios y funcionarios municipales. Presentaron el estudio de impacto ambiental y se cruzaron las opiniones.

 

La Municipalidad de Pilar convocó a los vecinos interesados en conocer el estudio de impacto ambiental por los centros de disposición de áridos y verdes, a una audiencia pública. El encuentro se celebró en la Cámara Empresarial del Parque Industrial de Pilar (CEPIP).

La principal concurrencia fue la de vecinos representantes de la zona de Almirante Irizar. Aunque a la audiencia también asistieron volqueteros, empresarios, el Defensor del Pueblo de Pilar, y representantes del Municipio.

Las opiniones estuvieron cruzadas. Por un lado el de los vecinos, firmes en la convicción de oponerse a que se destine un predio en su zona a la recolección de residuos, quienes además aseguran que “el Municipio quiere enfrentar a los vecinos contra los volqueteros”, y por el otro el de los volqueteros, que esperan lineamientos de trabajo para continuar las descargas.

En el medio queda la representación municipal, afincada en convencer a los vecinos de Irizar con la idea de que el impacto ambiental del predio no tiene alcance considerable para la zona.

Mariano Santillán, responsable de la Agencia de Residuos del Municipio opinó sobre la audiencia: “Es muy interesante poder escuchar a todas las partes y poder presentar un proyecto superador para el tratamiento de residuos en Pilar. Todos los que estuvieron presentes pudieron presentar sus voluntades, en la forma en que cada uno tenga información superadora permite además entender la situación y para nosotros los funcionarios”.

Sin embargo, desde el sector vecinal las consideraciones no fueron las mejores para el gobierno, y conservan la decisión de oponerse al avance de este predio.

Así lo dijo el vecino Germán Torres: “Esto es más de lo mismo. Incluso te diría que siento un poco de miedo cada vez que me expreso porque tengo 30 personas atrás, que conocen mi ADN. Como soy el más visible en este reclamo, no quiere decir que sea el único, cada vez que digo algo intentan, entre los funcionarios que quieren hacerme callar y los volqueteros que me dicen cualquier barbaridad como “ándate de ahí”.

Pero respondió: “Yo no me tengo que ir a ningún lado, yo lo que quiero es que la Municipalidad se vaya con ese plan a un lugar que sea apto y apropiado y no que nos jorobe la vida a los vecinos”.

Sobre el estudio de impacto ambiental, Torres manifestó: “Es malicioso porque cuando vos haces un informe y te acordás de nombrar a la empresa que está lindando al predio, pero te olvidás de nombrar a los dos barrios, porque Kilómetro 61 está a 300 metros y en ningún momento lo nombran. Se olvidan de nosotros y realmente para nosotros es un engaño esto”.

“Yo lo que quiero es que la Municipalidad se vaya con ese plan a un lugar que sea apto y apropiado”  

Sobre su sector opuesto, el vecino apuntó hacia la Comuna como creador del conflicto: “Yo creo que lo que hace el Municipio es enfrentar a trabajadores con trabajadores. Si bien comprendemos la problemática de los muchachos que trabajan en ese rubro, no podemos en perjuicio de nuestra salud y vida, generarle ganancias a las empresas de volquetes”.

 

Respuesta

 

Desde el sector obrero llegó una respuesta. Gabriel, de volqueteros mencionó: “Nosotros no estamos enfrentados con los vecinos, porque trabajamos con todos ellos. El problema es que entendemos a quienes se quejan porque les llegan residuos de gran magnitud. Sea donde sea que se ubique este centro de transferencia va a generar problemas”.

En ese sentido, señaló: “Nosotros vinimos a escuchar la propuesta que hizo el Municipio de cómo vamos a trabajar en la separación de residuos y ordenar el predio para lo que se entierre sea nada más hojas y ramas así que esperamos que esto se lleve adelante y se destrabe el conflicto”.

Por otra parte, el Defensor Juan Pablo Trovatelli, resumió: “Esto no fue una audiencia pública. No contó con los requisitos que en una audiencia debe tenerse en cuenta, sino que fue más bien una charla informal entre vecinos del Almirante Irizar con el Municipio de Pilar y también participaron empresarios, con trabajadores volqueteros. La discusión giró en torno a la presentación del estudio de impacto ambiental, que nosotros desde la defensoría manifestamos nuestras objeciones”.

“Sea donde sea que se ubique este centro de transferencia va a generar problemas”

“Hay dos posturas muy encontradas. El Municipio que necesita disponer allí, porque no tienen otro lugar donde poner las ramas y residuos inertes, y por otro lado los vecinos de Almirante Irizar que viven pegado al predio donde se va a disponer de los residuos”, concluyó.

 

Comentarios

Quizás te pueda interesar también:

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más en Destacado