Los chicos de cinco categorías tatengues participaron del Mundialito 2019. Disfrutaron de unos días inolvidables y se lucieron dentro de la cancha. Alcanzaron  dos títulos, un par de subcampeonatos y un tercer puesto.

 

Muchas veces, el deporte significa mucho más que la posibilidad de confrontar dentro de, en este caso, una cancha de fútbol. Muchas veces también significa viajar, conocer lugares y gente y afianzar relaciones.

Todo eso y mucho más fue lo que experimentaron los chicos del fútbol infantil del club Unión de Del viso, que hasta el último domingo estuvieron  en Mar del Plata, donde participaron del Campeonato Nacional de fútbol, también denominado Mundialito “Mar del Plata 2019”.

Los delvisenses disfrutaron de una experiencia que seguramente les será difícil de olvidar. Por todo lo que vivieron fuera de la cancha y también porque los resultados acompañaron y dieron pelea hasta el final en cada una de las cinco categorías en la que el club dijo presente.

“Después de tanto trabajo y sacrificio pudimos cumplir con el objetivo de participar del Mundialito “Mar del Plata 2019” y lo hicimos de una manera excepcional. Nos trajimos cinco copas (dos campeones, dos subcampeones y un tercer puesto) y muchas medallas”, comentó el expresidente Tatengue, Omar Carlotto, quien acompañó a la delegación y expuso sus emociones a través de las redes sociales.

Los dos títulos con que se volvió Unión se dieron en las categorías 2000 y 2002. En la primera se coronó el equipo “A” de Del Viso, que en la final derrotó a la formación “B” del Tatengue, que se subió al segundo lugar del podio y se colgó la medalla de plata. Por su parte, la escuadra 2002 tuvo un paso arrollador y sacó grandes diferencias de juego y resultado en cada una de sus presentaciones.

La alineación de la categoría 2005 culminó segunda y obtuvo un valioso subcampeonato, mientras que la de la divisional 2006 también hizo podio al quedar tercera y traerse la medalla de bronce.

Además de los premios grupales, Unión se trajo cuatro premios que distinguieron la labor de cuatro de sus muchachos. Jonatan González fue reconocido como el goleador de la categoría 2000, en tanto Diego Mojica fue el máximo anotador del torneo de la división 2003.

Por su lado, Gastón Aguirre (categoría 2000) y Ulises Condorí (categoría 2002) ganaron el premio a las vallas menos vencidas en sus respectivos certámenes.

“Más allá de todo, lo más importante para mí fue la gran aventura que vivimos, pasamos cosas que no se olvidarán jamás. Más de la mitad de los chicos no conocían el mar y hoy ya cumplieron un sueño”, precisó Carlotto, quien agradeció a “dirigentes, profesores, padres y a todos los que ayudaron para que  este sueño se pudiera convertir en realidad”.

La delegación delvisense estuvo compuesta por poco menos de un centenar de futbolistas, la presidente Gabriela Bazar, otros directivos, el extitular Carlotto, los profesores Víctor Bazar, Nahuel Lazo, Omar Salazar y Nicolás Banegas, y una buena cantidad de padres.

Comentarios

Quizás te pueda interesar también:

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más en Deportes