Está ubicado en el barrio Luchetti de Villa Rosa y debieron dejar de darles la merienda a 20 chicos. Sandra, encargada y madre de 12 hijos, pide ayuda de los pilarenses.

 

Corazones Solidarios, un merendero que funciona en el barrio Luchetti de Villa Rosa, ha tenido que cerrar sus puertas debido a que, por la falta de donaciones ya no pudieron alimentar a decenas de chicos.

El merendero funciona hace casi dos años y se mantenía con la ayuda de donaciones de particulares y un colegio privado, donde las madres del jardín ayudaban con mercadería. “Desde noviembre del año pasado no recibimos ningún tipo de ayuda y cuando vimos que en febrero no llegaba tampoco, tuvimos que tomar la decisión de cerrarlo porque yo no podía costearlo más”, dijo Sandra Silva, creadora de Corazones Solidarios, en diálogo con Diario Resumen.

El merendero surgió hace dos años, debido a una propuesta desde un sector político que, finalmente, no resultó ser lo prometido. “Una militante me dijo que necesitaba un merendero, que ella traía la mercadería. Los dos primeros meses funcionó, pero después no llegaron las donaciones ni la ayuda, pero elegí seguir haciéndolo solo por ayudar”, contó.

20 chicos se acercaban de viernes a domingo a recibir su alimento y Sandra, que es madre de 12 hijos, aseguró que conoce la situación por la que esas familias están pasando: “me hace muy mal, porque pasé por situaciones que estos chicos están pasando y realmente me siento mal de haber tomado esta decisión. De lo que mi marido ganaba, de lo que yo hacía, intentamos sostenerlo pero se hizo imposible”.

Además, Sandra Silva contó que intentó contactarse con personalidades de la política y que “me prometieron muchas cosas” y a pesar de haber presentado la documentación, no ha habido respuestas o soluciones para que el merendero pueda volver a funcionar.

Sin embargo, la noticia se difundió y muchos han comenzado a brindar su ayuda. “Son pocas, pero por lo menos este fin de semana quizás podríamos arrancar nuevamente”, dijo esperanzada Sandra.

La situación económica cada vez es más crítica pero Sandra apela a aquellos que, de así poder y querer, puedan dar su granito de arena para que ella continúe con este trabajo “que viene desde el corazón”.

Al momento, están necesitando productos básicos como leche, azúcar, cacao, mate-cocido, galletitas, harina “lo que sea para que los chicos puedan tener en su merienda”. “Hacemos lo posible para seguir, esperamos poder hacerlo”, cerró Sandra.

En caso de querer realizar donaciones, pueden comunicarse a través de Facebook en Merendero ” Corazones Solidarios de Luchetti” o al 011-15-53873981 (Sandra Silva)

 

Comentarios

Quizás te pueda interesar también:

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más en Sociedad