En 2018 las universidades realizaron numerosos paros y, este año, tras no acordar un buen porcentaje de aumento, habrá 72 horas de paro.

 

La Federación Nacional de Docentes Universitarios (Conadu) convocó a un paro nacional universitario para el 6, 7 y 8 de marzo como respuesta a la última reunión paritaria en la que el Gobierno ratificó su oferta de un 4 por ciento, que se suma al 5 por ciento otorgado a fines de enero.

“Esto es un llamado de atención al Gobierno para que revea su posición y destine mayores recursos, porque de no hacerlo se comprometerá el normal funcionamiento de las universidades”, advirtió el secretario general de Conadu, Carlos De Feo.

La huelga se decidió como parte de un plan de lucha que incluirá diferentes acciones, como la participación del acto a un año del lanzamiento del espacio Multisectorial 21F junto a las centrales sindicales combativas y una jornada nacional de protesta prevista para el 28 de febrero.

Asimismo, manifestó que es “un intenso plan de lucha en defensa del salario docente y de la universidad pública. Ya demostramos el año pasado que la comunidad universitaria y la sociedad están dispuestas a defender la universidad y la educación pública como herramienta fundamental para el desarrollo del país”.

“Por eso vamos a continuar desplegando la más amplia unidad para defender los derechos de los trabajadores y el pueblo argentino” añadió.

Según señalaron desde la federación universitaria, el 6 y 7 la medida de fuerza se desarrollará en unidad con Ctera y el conjunto de las centrales de la educación, y con una posible movilización para el día 6, mientras que el 8 de marzo se desarrollará en el marco del Paro Internacional de Mujeres.

En la última reunión paritaria, desde la cartera que conduce Alejandro Finocchiaro les ofrecieron a los docentes de la educación superior un aumento del 4 por ciento que, sumado al 5 por ciento otorgado a fines del mes pasado, dio una recomposición lejana al 16,6 por ciento exigido por la federación gremial. “No vamos a convalidar la pérdida del poder adquisitivo de los trabajadores docentes universitarios durante 2018”, sostuvo De Feo.

Por otro lado, la Conadu analizó la situación presupuestaria en las universidades que, advirtieron, “será otro foco de conflicto durante el 2019”.

 

Comentarios

Quizás te pueda interesar también:

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más en Provinciales