Por Gustavo Giacomo, economista

 

El débito volvió simple e inmediato el pago de un servicio o tarjeta de crédito, incluso el cliente puede decir que ni se entera de la transacción, solo la constata como un movimiento más en la cuenta bancaria. No obstante esta automatización se vuelve su principal enemigo si por alguna razón no debe (por un error en la factura o resumen) o no puede pagar en término ese mes y en ese momento es que se apela al “stop debit”. Por ese motivo los bancos ofrecen, con particularidades diferentes, la posibilidad de frenar los débitos automáticos. Cada entidad tiene diferentes tiempos para la detención. Cada pedido funciona por una sola vez y el pago vuelve a debitarse el mes siguiente.

Si tenés servicios adheridos al débito automático, te recordamos que podés solicitar que el mismo no se realice para la factura más próxima, sin perder la opción para futuros pagos automáticos. De esta forma, no realizará el débito más inmediato, pero el servicio queda adherido para vencimientos posteriores sin tener que volver a comunicarte.

En concreto, es una orden de “no pagar”. Sin embargo, es preciso saber a quién pedírselo y cuáles son las demoras para poder aplicarlo a tiempo.

Los débitos automáticos adheridos a tarjetas de crédito se cancelan de acuerdo a los procedimientos de cada marca de tarjeta (Visa, MasterCard, American Express u otra), los débitos directos en cuenta de bancos, por ejemplo pago parcial de resúmenes de tarjeta de crédito, son definidos por cada banco; mientras que los débitos directos compensados entre bancos, en los que una entidad ordena un débito en otra, por ejemplo, el pago de una factura de una empresa de servicios a través de débito en cuenta, está más fuertemente regulado por el Banco Central, que es quien define el procedimiento.

Más allá de estas tres formas de cobro automático, el stop debit más utilizado es el que se solicita para detener el débito correspondiente al pago de la tarjeta por medio de la cuenta bancaria. Cabe destacar que generar un “stop debit” significa solicitar al banco que no debite por un solo evento, es decir un mes, el débito automático del pago de la tarjeta en la cuenta, ya sea el pago mínimo o el total, una operación que se puede hacer a través del homebanking, sucursales, banca móvil y call center.

Estos suelen ser los canales que todos los bancos ofrecen, de todas formas, cada entidad tiene no solo sus horarios sino que determinados días en los que se puede hacer el stop debit. Por ejemplo, mientras un banco lo habilita hasta 48 horas antes del vencimiento del resumen de la tarjeta, otro lo permite el mismo día del vencimiento, hasta las 18 horas, e incluso hay una entidad que ejecuta el stop debit hasta 10 días después posteriores al vencimiento.

Es importante aclarar que en los bancos que permiten hacer stop debit el mismo día del vencimiento, requieren que el importe mínimo esté pago. El stop debit se puede realizar al vencimiento siempre y cuando se haya acreditado al menos un pago equivalente al monto del pago mínimo.

Por otro lado, en el  caso del stop debit de la tarjeta de crédito, el sistema rastrea hasta 10 días hábiles buscando los fondos. Por ejemplo, si el quinto día después del vencimiento encuentra el dinero, lo debita, y ese mismo día el cliente hace stop debit, se revierte. Siempre que se haya pedido el mismo día el débito se puede hacer el stop debit y siempre que el pago del monto mínimo esté cubierto.

Lo que pasa es que conviven dos compromisos, el del cliente de pagar al vencimiento, aunque sea el pago mínimo, y el del banco de cumplir con el pedido original del cliente, el de hacer débito automático. La idea del débito automático, es que se haga el débito. Si el cliente dejó el dinero y no lo cobraron la responsabilidad de ese pago automático no realizado es del banco, que correría con una denuncia por incumplimiento de una orden de débito. Por lo tanto lo que hacen las entidades financieras habitualmente es que si la tarjeta vence hoy y no hay plata, pero estaba acordado el pago mínimo, se rastrea los días siguientes y se va debitando lo que encuentre hasta completar el “pago mínimo”.

Cabe recordar que para saber si la tarjeta de crédito está adherida al débito automático es cuestión de buscar en el resumen la leyenda “se debitará de la cuenta X el monto X correspondiente al pago total/mínimo”. No obstante, también todas las entidades financieras (bancos) informan mediante el resumen electrónico y en el acces banking en la solapa Tarjetas, Pago Directo.

 

Comentarios

Quizás te pueda interesar también:

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más en Destacado