Sociedad

Sorpresivo paro de empleados dejó sin servicio a la Línea San Martín

0

En la mañana de hoy, los trabajadores interrumpieron la salida de los trenes tras la agresión a un empleado que defendió a una pasajera de un robo. El ministerio del Interior prometió más seguridad. La medida se levantó, pero el funcionamiento fue irregular.

En la mañana de hoy, los trabajadores de la Línea San Martín de trenes sorprendieron con una medida de fuerza que interrumpió el servicio en hora pico, tras la agresión recibida por un empleado que defendió a una pasajera de un robo.

Concretamente, el paro se había iniciado a raíz de la agresión que sufrió el jueves un guarda, atacado por un grupo de ladrones cuando intentó defender a una pasajera, a la que le habían robado el teléfono celular en la estación de Bella Vista.

Luego del incidente, los empleados acordaron restringir el inicio de actividades del día de hoy, y se plantaron en la Estación de Retiro para impedir el acceso de usuarios y, al mismo tiempo, solicitar mayores medidas de seguridad.

Miles de pasajeros resultaron afectados por la medida de fuerza, dispuesta de forma sorpresiva y que afectó la hora pico del viaje hacia Capital. Al no haber sido anunciado, la medida tomó por sorpresa a los viajantes, generando graves inconvenientes de circulación.

Por caso, la línea Urquiza, que corre paralela al San Martín pero llega hasta Chacarita, se encontraba colapsada. Igual suerte corrieron las líneas de colectivos interurbanos, así como en menor medida las combis. También las principales vías de acceso a la Capital desde la zona norte sintieron el flujo vehicular.

Durante la mañana, el secretario general de la Unión Ferroviaria, Sergio Sasia, había condicionado el levantamiento del paro a mejoras en seguridad. “Si las autoridades aseguran un diagrama para garantizar las medidas de seguridad, los trabajadores retomarán sus tareas y se iniciará el servicio”, había anunciado.

En tanto, el ministerio del Interior, junto con la empresa Corredores Ferroviarios, entablaron un debate rápido con los manifestantes, y les prometieron nuevas medidas que resguardaran a los trabajadores y los protegieran.
Mientras Corredores Ferroviarios acordó con los trabajadores reforzar el esquema de seguridad en la línea, el ministerio del Interior aseguró la entrega de handys a los empleados para dar avisos ante situaciones de inseguridad, y la presencia de policías a partir de las 19, entre otras medidas.

Así, la medida de fuerza quedó sin efecto a las 9 de la mañana, luego de que el acuerdo fuera refrendado en una asamblea que tuvo lugar en la estación José C. Paz. Sin embargo, durante el resto del día, el servicio –al menos hasta Pilar- tardó en restablecerse y, cuando lo hizo, fue en forma condicional o con demoras.

Comentarios

Quizás te pueda interesar también:

Comments

Comments are closed.

Más en Sociedad