En la provincia, la inversión promedio alcanza el 48 por ciento de los ingresos. Los más afectados son los jóvenes y los adultos mayores, que destinan el 55 y 53 por ciento de sus ingresos, respectivamente.

Los bonaerenses destinan casi la mitad de su salario para pagar el alquiler, según una encuesta realizada a nivel nacional por la Federación de Inquilinos.

En rigor, en la provincia de Buenos Aires, alquilar una vivienda se lleva el 48 por ciento del salario, en promedio; mientras que a nivel nacional ese porcentaje casi no varía, y es del 47.

Asimismo, la encuesta reveló que el 27,9 por ciento de los inquilinos bonaerenses consultados tuvieron que rescindir sus contratos por no poder cumplir con los pagos. Mientras que el porcentaje de aumento de la renovación es del 37.

El relevamiento no incluye el pago de expensas, impuestos ni tarifas de servicios públicos. Y recuerdan que en febrero de 2018, el relevamiento nacional indicaba que los inquilinos destinaban, en promedio, el 41 por ciento de sus ingresos en el pago. Seis meses después, en agosto, esa cifra ascendía a 45 por ciento y actualmente, alcanza el 47.

“Se trata de un aumento interanual de 6 puntos porcentuales. La encuesta, realizada en todo el país, obtuvo más de 4.200 respuestas”, informaron desde Inquilinos.

“Cada seis meses damos la misma noticia, que las condiciones de vida de las familias inquilinas continúan degradándose”, sostuvo Gervasio Muñoz, presidente de la Federación de Inquilinos Nacional.

Según el relevamiento, los más afectados son los jóvenes y los adultos mayores, quienes destinan el 55 y 53 por ciento de sus ingresos en el pago del alquiler, respectivamente.

En tanto, un año después de renovar el contrato, el inquilino estará pagando un 80 por ciento más que al final del contrato anterior y dos años después, más del doble. “Con alquileres que representan la mitad de los ingresos inquilinos, no queda margen para dilatar la aplicación de una fórmula de actualización que contemple la inflación y los ingresos salariales”, indicó.

Y amplió: “En este punto se centra la oposición del mercado inmobiliario y de un sector de la dirigencia política a la Ley Nacional de Alquileres. De aprobarse, deberán resignar parte de su rentabilidad y aceptar que los precios se actualicen a la par de los indicadores económicos”.

Contratos rescindidos. El 30,33% de los encuestados a nivel nacional dijo que tuvo que rescindir el contrato por no poder cumplir con los pagos, y nuevamente, en este caso, los jóvenes fueron los más afectados.

Comentarios

Quizás te pueda interesar también:

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más en Provinciales