Los llamados son realizados durante la madrugada a teléfonos fijos. Con una persona que llora de fondo, afirman ser un ser querido secuestrado y exigen dinero.

 

Como en mayo y octubre de 2018, los secuestros virtuales vuelven a ser noticia en nuestro distrito. Los mismos hicieron su aparición en nuestro país en el año 2000 y se convirtió, por años, en la forma más sencilla y popular de quitarles dinero a las familias.

La cronología es más que simple: suena el teléfono durante la madrugada y del otro lado hay llanto, pedidos desesperados de entregar dinero para sobrevivir. Desprevenidas, las víctimas creen que efectivamente se trata de un familiar, lo que lleva a una gran desesperación que puede llevar a la muerta como lo fue en el caso de Osmar César Laplaca, de 93 años, a fines de octubre del año pasado.

Con los celulares, la modalidad disminuyó pero ahora, son cada vez más los casos en el distrito y en Presidente Derqui, en los últimos 15 días ha habido cerca de cuatro casos. “Hicieron un llamado a la madrugada a la casa de mi suegra, se hicieron pasar por uno de los hijos, llorando diciendo que fue secuestrado, pidiendo plata”, contó en redes una de las damnificadas que prefirió preservar su identidad.

“Hicieron un llamado a la madrugada a la casa de mi suegra, se hicieron pasar por uno de los hijos, llorando diciendo que fue secuestrado, pidiendo plata”

Sin embargo, una vecina de Derqui que maneja una red de vecinos en alerta habló con Diario Resumen sobre la problemática. “Ellos relatan que recibieron, cerca de cinco vecinos en altas horas de la madrugada, entre la 1 y las 3, llamados a sus teléfonos de línea. Les dicen ‘tenemos secuestrado a tu hijo’ o ‘soy yo, mamá’, con una persona llorando de fondo”, explicó Verónica Acuña, del grupo de alerta vecinal, a este medio.

La seguidilla de “secuestros virtuales” comenzó en barrio Toro la semana pasada y esta semana en el barrio El Triángulo y Monterrey, siempre con la misma modalidad. “Aprovechan que te agarran dormido, les piden todo el dinero. Algunos vecinos reaccionan, otros se asustan. Siempre es a teléfonos de línea, y la cooperativa explicó que deben tomar los números de las guías telefónicas”, contó Verónica.

La modalidad, no por conocerla o estar al tanto de ella, resulta menos efectiva debido a que juega con la desesperación, por eso desde el grupo vecinal derquino han decidido dar a conocer los casos y alertar a los pilarenses. “Lo más importante, es que se alerte para que la gente no caiga en esto. Si reciben estos llamados, mantengan la calma, corten el teléfono y verifiquen a través de un celular si su familiar está bien. Tampoco deben dar datos o dinero, y sino llamar a la policía”, cerró Verónica Acuña.

Comentarios

Quizás te pueda interesar también:

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más en Destacado