Desde la Cámara local plantearon una serie de puntos para analizar en cuanto a la recaudación y tributos, pero además planteó el recorte en el cobro de estacionamiento medido en el centro de Pilar.

La Cámara de Comercio de Pilar (SCIPA), dio a conocer una serie de pedidos formulados, en primer caso al Municipio y más allá a la Agencia de Recaudaciones de la Provincia de Buenos Aires, con el fin de favorecer al sector comercial en un contexto complicado donde los costos aumentan y las ventas disminuyen.

Respecto de la solicitud a ARBA, desde la entidad local sugirieron hacer una revisión en los planes de pago, dando la posibilidad de ampliarlos, pero además, también establecer nuevos plazos y montos mínimos de deuda para proceder a los embargos, “minimizando de esta manera el desgaste anímico de la población, con embargos que complican la poca actividad económica actual”, sostuvieron.

Luego, se habla de que se “analice la aplicación de los honorarios de los abogados del fisco, que hoy llegan en algunos casos al 25 por ciento, para que los mismos no superen el 5 por ciento igualando los aplicados por AFIP”, habiendo en este caso, ejemplos donde “un socio tenía una deuda de 3 mil pesos por la que fue embargado y luego tuvo que pagar 5 mil por los honorarios”, relató a Resumen la presidenta de SCIPA, Edith Domínguez.

Por otra parte, un último pedido a ARBA, fue la designación de mandatarios en Pilar, siendo “un punto no menor, porque para ir a levantar un embargo de ARBA hay que ir a arreglar con los abogados que te atienden en San Isidro, y nos tenemos que trasladar 40 kilómetros para ir a pagar, que parece que no, pero termina siendo no menor porque terminas perdiendo el día”, comentó la titular de la cámara.

Estacionamiento medido

En tanto, a la hora de hablar del pedido a la Comuna por el cobro de estacionamiento en las calles del centro, solicitaron que se mantenga sólo hasta las 18, y se deje de cobrar los sábados.

“El pedido viene de algunos socios que nos hicieron llegar esa inquietud, ellos ya lo habían pedido y ahora se están sumando porque entienden que eso va a incentivar un poco el comercio en el centro”, aseguró Domínguez, y añadió que “todo esto forma parte de las acciones que intentamos llevar adelante para paliar el momento por el que pasa el sector.  En este caso vamos a ver como es la disposición o la factibilidad de hacerlo, pero entiendo que dada la situación comercial de hoy en día es viable. Tampoco es una exención, es una reducción de dos horas en los días de la semana y en la mañana del sábado. Esperemos tener suerte, hay que intentarlo para lograr salir adelante”, concluyó.

Comentarios

Quizás te pueda interesar también:

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más en Economía