El mandatario provincial reivindicó la labor de su administración para tratar la problemática de la autopartista. Las declaraciones se suscitaron luego de las críticas de la presidente Cristina Fernández de Kirchner.

El gobernador Daniel Scioli revalorizó el trabajo de su ministro de la Producción, Cristian Breintestein, quien lo acompañó al brindis de homenaje a los periodistas que se realizó en la casa central del Banco Provincia en la Capital Federal.

Allí, antes de que hablara el Gobernador, varios funcionarios habían deslizado inusuales críticas a la Casa Rosada. El malestar del sciolismo se hizo evidente luego de que la presidente Cristina Fernández exhortara públicamente al mandatario provincial a que activara una solución al conflicto de la autopartista Gestamp, ubicada en el partido de Escobar.

Tras el dictado de la conciliación obligatoria  revocada, el propio Gobernador había optado por mantenerse en silencio para no confrontar con la jefa de Estado. Pero el encuentro con la prensa en el segundo piso de la casa matriz del Bapro le resultó propicio para abordar el tema.

“Hace falta sensibilidad para descomprimir los conflictos”, advirtió Scioli y dijo, en la misma línea, que su convicción es “evitar cualquier intervención violenta”. En efecto, una de las opciones era que los trabajadores que tomaban Gestamp fueran desalojados por la fuerza.

No obstante, el Gobierno provincial recurrió al dictado de la conciliación obligatoria, que ahora está en pleno desarrollo, en la que los trabajadores buscan que los empresarios dejen sin efecto una serie de despidos que habían ordenado la semana pasada.

Al hablar brevemente ante la prensa, Scioli reclamó hoy que “se haga un culto de la tolerancia, la pluralidad y la búsqueda de la paz social”. También pidió a los periodistas que “sigan trabajando con valentía y coraje, porque le hacen bien al país”.

Antes del discurso del Gobernador, el titular del Bapro, Gustavo Marangoni, lo había presentado como “el futuro presidente de la Nación”. Mientras que otro funcionario ironizaba por lo bajo: “Ahora que arreglamos lo de Gestamp, seguro que termina la crisis de las automotrices”.

Además de Scioli, Marangoni y Breintestein, participaron del brindis la ministra de Gobierno, Cristina Álvarez Rodríguez; el secretario de Comunicación Pública, Juan Courel; y el presidente del Grupo Provincia, Santiago Montoya.

Comentarios

Quizás te pueda interesar también:

Comments

Comments are closed.

Más en Provinciales