No pudo sellar de la mejor manera su fin de semana en el TC, a causa de algunas sanciones, y se quedó a las puertas del título.

 

Después de haber acumulado grandes actuaciones en los primeros dos días del Gran Premio Coronación del Turismo Carretera, donde consiguió la pole en casi todas las pruebas que llevó a cabo, el sueño de ser campeón se le vino abajo el domingo a Matías Rossi debido a una sanción injusta y las condiciones climáticas que se presentaron en el autódromo de San Nicolás, las cuales no le permitieron luchar por el título en las mismas condiciones que sus competidores directos.

El piloto delvisense tuvo que largar desde la última posición tras cambiar los neumáticos y avanzó con su Ford hasta la 16º, en la cual finalizaría su actuación. Matías había obtenido la victoria en la serie del domingo, repitiendo la gran performance desarrollada en los días anteriores, pero los comisarios deportivos dieron lugar a una denuncia efectuada por Jonatan Castellano que perjudicó al de Del Viso. “Es una vergüenza, pensé que estas injusticias habían terminado pero no, me equivoqué. Debe ser el robo más grande en mi carrera deportiva”, declaró en su sitio oficial el piloto.

“Es inentendible la actitud de Castellano en ir a quejarse. Perdió bien en la pista, porque le gané bien, y fue a buscar la victoria al escritorio. En ningún momento hago una maniobra antideportiva, hay un roce porque estamos definiendo un campeonato. Me decepciona y molesta mucho como deportista lo que pasó en la serie. Siento que hay un claro perjuicio para mí y para mi equipo”, añadió.
El piloto del Nova Racing tuvo un leve despiste con su Ford promediando la prueba que le hizo perder algunas posiciones pero no se rindió y siguió en busca del objetivo. El 16º puesto en que finalizó lo dejó muy lejos como para hacerse con la corona. “Haber construido este momento no es poca cosa. Haber llegado a definir el campeonato con un auto tan competitivo le doy mucho valor, me llena de orgullo por todo el conjunto técnico. Pero me voy muy triste. A la injusta penalización en la serie, donde me quitaron chances, en la final no penalizaron durante la carrera en tiempo y forma a todos los que ingresaron mal a los boxes. Desastroso, injusto y falto de nivel”, concluyó Matías Rossi quien finalizó en el 2º lugar en la “Copa de Oro” y quedó a las puertas de repetir el título que había logrado en el año 2014 cuando defendía los colores de Chevrolet.

El campeonato fue para Agustín Canapino, quien apostó a los neumáticos de lluvia desde antes de la largada y concluyó en el podio.

Comentarios

Quizás te pueda interesar también:

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *