DestacadoEntrevistas

Ricardo Pedace: “Una vez que ingresé, me enamoré de la organización”

0

 

Tiene a su cargo 90 entidades rotarias, entre ellas las tres de Pilar: Rotary Pilar, Pilar Norte y Manuel Alberti. Es oficial superior retirado de la Policía Federal, fue secretario general de la institución y subjefe de la Policía Metropolitana. Actualmente es director ejecutivo de la Agencia Gubernamental de Control, ente autárquico de la Ciudad de Buenos Aires que desde 2008 concentra el ejercicio del poder de policía en lo referente a las condiciones de habilitación, seguridad e higiene de establecimientos privados, las obras civiles de arquitectura y el control de salubridad de alimentos. Además, conduce junto a su esposa un programa de música ciudadana en FM 92.7, La “2 X4”.

En su primera visita oficial al Rotary Club Pilar Norte, Resumen entrevistó al multifacético gobernador distrital de una de las más importantes instituciones de servicios del mundo, que este año cumple 100 años de vigencia en nuestro país.

“Como gobernador es mi primer visita oficial a este reconocido club, integrado desde su creación íntegramente por mujeres, aunque debo reconocer que desde mi ingreso a Rotary soy un asiduo concurrente a reuniones rotarias, especialmente a las organizadas por Rotary Pilar y Pilar Norte. Mi club de origen es el de Caballito en Capital Federal, ingresé el 3 de mayo de 2013.A pedido de mis pares, hubo que pedir una autorización a Rotary Internacional ya que la institución exige un mínimo de siete años de asociación para poder aspirar a ser gobernador distrital. Pero, por una circunstancia fortuita, tuve que tomar el cargo un año antes, ya que estoy cumpliendo seis años como rotario. Yo en realidad estaba elegido para ser gobernador en el período 2010-2021.

¿Cómo se produce su ingreso a Rotary?

Yo soy oficial superior retirado de la Policía Federal, he sido secretario general de la institución y subjefe de la Policía Metropolitana. Durante muchos años, por una obligación profesional concurrí y fui disertante en varios clubes rotarios de distintos distritos, hablando siempre de mi tema. En muchas oportunidades he sido convocado e invitado a participar en diferentes clubes, pero razones de tiempo, actividades y por no defraudar a aquellos que habían confiado en mí, no ingresé a ninguno; hasta que el Rotary de mi barrio, Caballito, en el año 2013 hace un nuevo intento y finalmente fui incorporado. Una vez que ingresé, me enamoré de la organización y tuve la suerte de que mi club me designe y me elija, primero como su presidente en su cincuentenario y luego me proponga como gobernador distrital.

Hay que trabajar en conjunto, porque no podemos solos y de esa forma, estando conectados nosotros, es mucho más fácil que sigamos conectando al mundo a través de Rotary”

¿Cómo llega a la gobernación del distrito 4895?

Yo no me presenté para gobernador, a los postulantes los presentan sus clubes de origen, en mi caso Caballito, en principio para el período 2020-2021, pero la casualidad o causalidad hizo que me transforme en el gobernador de los 100 años de Rotary en Argentina que se cumplen el próximo 8 de noviembre. Estamos trabajando muchísimo tratando de cumplir con lo que había trazado como objetivo: que Rotary estuviera en la calle y que se hiciera mucha imagen pública y lo estamos haciendo. Con imagen pública hemos hecho muchas cosas, pero el puntapié inicial lo dimos en la Sociedad Rural Argentina. Nunca en los 100 años de Rotary en la Argentina pudimos lograr tener presencia en esa exposición tan importante. Este año contamos con un espacio de 27 metros cuadrados, donde recibimos una cantidad muy importante de gente. La Rural fue visitada por 1,3 millón de personas y creo que por lo menos 300 mil, han pasado delante de nuestro stand. Fue verdaderamente emocionante ver durante todo el día, como los visitantes paseaban con las bolsas que entregábamos en el stand con nuestro logo. Hemos tenido gente que se acercó a decirnos que habían sido rotaractianos, interactianos, becados por Rotary;  que habían viajado por el mundo en el marco de un intercambio estudiantil auspiciado por la entidad. Además de mucha otra gente que se acercó a averiguar cómo podían ser rotarios, con lo que hemos logrado que muchos se hayan acercado no solamente a clubes de nuestro distrito, a través de su primer contacto con Rotary en La Rural.

Continuamos luego con presencia en La Rural de Junín, después en Salto hasta el domingo de la semana pasada. Ahora ya nos estamos preparando para tener presencia institucional en la Fiesta Nacional de la Flor en  Escobar. Tuvimos la suerte de hacer una foto que recorrió el mundo con el banner de 100 años de Rotary en la Argentina, con los equipos de primera división de Boca Juniors y River Plate en el Estadio Monumental, la última vez que se enfrentaron. Fue una foto que costó mucho lograr, pero que se consiguió y luego se viralizó en las redes sociales y a través de los canales deportivos. Recibí llamados de Palma de Mallorca, de Colombia, Estados Unidos.

No solamente está cumpliendo 100 años el Rotary Club Buenos Aires, que es el club decano, sino que con motivo de su fundación, al ser el primer club rotario, todos los clubes de Argentina tomamos como propia la fecha. Sin ir más lejos, la semana que viene, los días 3, 4 y 5, empezamos con el Instituto Rotario 2019, donde van a venir líderes de todo el mundo, vendrá incluso el presidente de Rotary Internacional, Mark Daniel Maloney.

Después, ya en el mes de noviembre tendremos los festejos por el centenario, para lo cual ya estamos trabajando mucho con ‘Rotary en la calle’. La celebración continuara el 1º de diciembre con una carrera de 10 kilómetros, que se va iniciar en Monroe y Figueroa Alcorta y en forma simbólica pasaremos por el Camino de la Costa, en Vicente López, para unir la ciudad de Buenos Aires con la provincia de Buenos Aires, para nosotros dos lugares emblemáticos, de nuestro Distrito 4895.

También vamos a presentar la obra “El diario de Ana Frank”, el día 28 en el Auditorio Belgrano, que nos cedieron en forma gratuita los concesionarios. Lo recaudado por venta de entradas que están realizando todos los clubes, será a beneficio de la Fundación Rotaria.

Por otra parte seguimos trabajando en la capacitación de nuestros jóvenes. Ya en enero del año que viene, vamos a tener el Encuentro Rotaractiano de Argentina, Paraguay y Uruguay, donde nuestros jóvenes van a recibir aproximadamente a 300 pares, para juntos capacitarse y realizar actividades de servicio. Tenemos muchos planes que por supuesto continuara el presidente electo para el período 2010-2021, Edgardo Murua del Club San Telmo-Constitución.

Rotary en la calle tiene el espíritu del lema de este año del presidente de Rotary Internacional.

En estos años he visto las obras y el resultado de las obras que realizaron los Rotary pilarenses”

Exactamente, el presidente de Rotary Internacional como todos los años, en el mes de enero, durante la asamblea en que participamos los 537 gobernadores electos, lanzó su lema internacional “Rotary conecta el mundo”. Por eso siguiendo el lema les pido a todos los clubes estar conectados entre sí, trabajar en conjunto. Algo que cuesta mucho, es trabajar todos unidos, lo vamos logrando de a poco. Hay que tomar conciencia de que se acabaron las acciones, los procedimientos, y los proyectos individuales. Hay que trabajar en conjunto, porque no podemos solos y de esa forma, estando conectados nosotros, es mucho más fácil que sigamos conectando al mundo a través de Rotary.

¿Qué sabía antes de los clubes de Pilar y cuál es su impresión hoy siendo gobernador?

A los clubes de Pilar los conozco desde el momento en que me incorporé a Rotary y a través de amigos que uno va conociendo se va también conociendo la forma de trabajar de los clubes de Pilar. Les recuerdo que nosotros pertenecíamos a dos distritos diferentes, el 4825 y el 4890. Hace siete años que se unen los dos distritos, conformando el distrito 4895. El primer gobernador fue Enrique Rosetti, que fue el que puso la piedra fundamental, pero  con la coincidencia de que el último gobernador del 4825, es una líder de este club que visito hoy: Graciela Oriol. Ella marcó el cierre del 4825, para dar el inicio al nuevo distrito, con lo cual el gobernador encontró los distritos acomodados, debiendo dedicarse a trabajar, uniendo actitudes, voluntades, culturas. Estos siete años fuimos buscando de ir amalgamando esta unión y conocernos. Con mi esposa hemos venido a fiestas muy divertidas organizadas por Rotary Pilar Norte; he participado de torneos de golf organizados por Rotary Pilar; en estos años he visto las obras y el resultado de las obras que realizaron los Rotary pilarenses. Tengo el conocimiento de todo lo que se ha hecho en el hospital público y de lo que van a seguir haciendo, no solo en el ámbito de la salud, sino para las escuelas técnicas y los becarios; un trabajo muy importante que los clubes de Pilar van llevando adelante en forma magnífica. Estoy realmente fascinado por la tarea que realizan los rotarios en Pilar, pero también se está trabajando muy bien en Punta Chica, La Lucila, Florida, Tigre. Los clubes trabajan mucho y sobre todo los del interior profundo. Las obras y actividades que realizan que por supuesto se contraponen quizás con las de los clubes más cercanos a Capital, por una cuestión territorial y de pertenencia.

¿Cuáles son los objetivos que se ha fijado para su gestión?

Cuando el club propone a uno de sus integrantes para ser gobernador, es tratado por un comité de selección, conformado por los últimos tres gobernadores y por cuatro clubes elegidos por el resto de los clubes que integran el distrito. El club presenta una carpeta de su candidato con todos sus antecedentes, más la visión del postulante del distrito. Mi primer objetivo y lo estamos logrando es Rotary en la calle, que ya lo tenía previsto originalmente para el periodo 2020-2021. Mi segundo objetivo es terminar de unir el distrito y no porque esté desunido, pero tiene que estar amalgamado de una forma tal que nos olvidemos de que formábamos gobernaciones separadas. Esto ahora se transformó en un matrimonio por lo que debemos acostumbrarnos a vivir en familia. La única forma de lograrlo es tener temas y actividades en común.

Lo que deben tener en cuenta los clubes es que las obras ya no se  hacen en forma individual, sino que las hace Rotary”

Por ejemplo Rotary Club Pilar Norte organiza un torneo de Burako y los clubes de Caballito y Flores van a ayudarlos, pero no solamente concurriendo, sino colaborando con invitación de gente, con la recaudación de premios; haciendo actividades en conjunto, participando en subvenciones globales. Nuestros clubes pueden participar de las obras que otro club haga, de la misma forma en que a través de una subvención global se ha ayudado a hospitales de Buenos Aires. Lo que deben tener en cuenta los clubes es que las obras ya no se  hacen en forma individual, sino que las hace Rotary. Si nosotros ponemos límites con nuestra sectorización, nunca vamos a terminar de amalgamar nuestra imagen. Otro de los objetivos es el crecimiento de la membresía, pero también queremos crecer no solo en cantidad de socios sino en calidad de socios, que ayudará a conformar clubes fuertes. Esta sin embargo no es una cuestión que nos desespere, pero si nos preocupa, ya que los clubes son redistritados internacionalmente cuando baja la membresía. Yo asumí la gobernación con el número más bajo de socios en los últimos años y por suerte, estamos creciendo en forma correcta y también hemos crecido en confianza, porque hemos dado de baja a dos clubes, que no cumplían con las expectativas y los valores rotarios. Muchos me dicen que por este motivo voy a quedar en la historia como ‘el gobernador que cierra clubes’. No me gustaría dejarle al próximo gobernador la basura debajo de la alfombra, la responsabilidad alguien la tiene que tomar. Yo prefiero que Edgardo Murua diga que asume con 90 clubes reales y trabajando y no con 92 de los cuales dos no trabajan. En mi caso no tengo expectativa de crear nuevos clubes, quiero que los que están se fortalezcan y no hacer un crecimiento desmedido y crear clubes sin bases ni cimientos. Pero, volviendo a los objetivos, quizás el principal sea que Rotary sea conocido por todos y que la gente tome conciencia de que en cada ciudad, en cada pueblo, en cada provincia hay un Rotary con los brazos abiertos esperándolos para cumplir con nuestro lema principal que es ‘dar de sí, antes de pensar en sí’.

¿En que influye un año electoral la labor de Rotary?

En nada, porque nosotros estamos totalmente exentos de lo que es política y religión. Nosotros seguimos trabajando y gracias a Dios con el apoyo de las autoridades de cada Municipio, sean del color político que sean. Me reciben los intendentes con una calidez y conocimiento de lo que es Rotary, porque no es ni más ni menos de lo que Rotary refleja. Yo respeto mucho a todas las organizaciones, pero tenemos que tener en cuenta que estamos ante una organización que tiene 100 años en Argentina y más de 100 en el mundo.

En su actividad privada sigue enrolado en el tema seguridad.

Me fui de la policía y ahora soy el director ejecutivo de la Agencia Gubernamental de Control, que tiene a su cargo todo lo que tiene que ver con las habilitaciones y permisos en la ciudad de Buenos Aires, como por ejemplo dar apertura de puertas a todos los estadios deportivos, permisos para fiestas electrónicas, habilitaciones desde quioscos a hoteles cinco estrellas y todas las inspecciones. Es un lindo trabajo pero con mucha responsabilidad. Yo no sabría vivir sin trabajar, se administrar mis tiempos, soy muy ordenado y me hago tiempo para hacer varias actividades.

Aparte es conductor de un programa de música ciudadana.

Queremos crecer no solo en cantidad de socios sino en calidad de socios, que ayudará a conformar clubes fuertes”

Hace cuatro años que conduzco con mi esposa Susana el programa “Ciudad Tango” en la FM 92.7 “La 2 x 4” de la Ciudad, los martes de 20 a 21, una radio emblemática para el tango donde hacemos comentarios sobre los barrios, los clubes, los bares notables de la ciudad de Buenos Aires y fundamentalmente me doy el gusto de difundir y escuchar los temas que a mí me gustan. Mi afición por el tango viene de muy chico, mi padre era sastre y con el tiempo me enteré que mucha gente que venía a casa a probarse trajes era gente famosa del ambiente tanguero. Por casa pasaron Alberto Marino, Homero Exposito, que vivía al lado de la casa de mi abuela, que también era vecina de Atilio Stampone. Aunque no lo llegué a conocer sé que enfrente vivía Osmar Maderna. Mi padre me fue inculcando la pasión por el tango desde chico con esos recordados discos de Aníbal Troilo, Osvaldo Pugliese, temas románticos de Osvaldo Fresedo y picantes de Rodolfo Biagi. Eso me fue transformando en un fanático del tango, no lo sé bailar, pero si escuchar y a veces hasta me animo a canturrear algún que otro clásico.

¿Cómo está constituida su familia?

Mi esposa Susana con quien tuve tres hijos: uno de 38, uno de 33 y el benjamín de 21. Los dos mayores son oficiales de la Policía de la ciudad de Buenos Aires y el más chico, personal civil de la fuerza. Además, el más grande es despachante de aduana, el del medio está estudiando abogacía y el más chico es técnico en seguridad portuaria y ciudadana y está estudiando derecho también. Por ahora ninguno de los tres nos han hecho abuelos.

Oscar Orlando Mascareño

Comentarios

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Login/Sign up