Por auguzama

Esta columna, tiene una particularidad, no puede ser otra cosa que un homenaje a quienes en algún momento de nuestra vida nos informaron sobre el acontecer pilarense y, en algunos caso como el de mi padre, nos trasmitieron ese don de comunicar a la ciudadanía sin mentiras ni retaceos, pero a la vez con el respeto que se merece todo aquel que trata de hacer algo por su comunidad.

Al hablar de periodismo, no podemos dejar de recordar los primeros “ensayos” de lo que fue la comunicación en Pilar, como por ejemplo los altoparlantes de Radio Foglia, los mismos que allá por 1962 desde sus bocinas ubicadas alrededor de la plaza 12 de Octubre, daban la noticia de que efectivos militares coparían Pilar, hecho que dio tanto que hablar que prometemos recordarlo en otra oportunidad, así como las primeras páginas escritas del periódico Patria en Manzanares por Don Francisco Lauría o el oficio que plasmara en papel el vecino Trinidad Fortez.

Todos estos nombres son anteriores a la era en que Don Osvaldo García fundara en 1961 lo que se ha dado en llamar el decano del periodismo pilarense, el Diario Resumen.

A partir de allí y tras la muerte de García, por mucho tiempo este medio escrito dirigido por Don Augusto Zamarripa y el oral comandado por Roaldo Barbesini como locutor y periodista, con la colaboración en lo técnico de Omar “Tito” Gómez, la Difusora primero y Radiodifusora América después, fueron los encargados de llevar la noticia a todos los conciudadanos, plasmando en cierta medida la historia de nuestro partido de Pilar.

No podemos dejar de recordar aquellas noches en vela que pasara la gente de América con las “maratones radiales” a beneficio de las instituciones locales, como aquella que hiciera posible en su momento la construcción de la Guardería Nuestra Señora del Pilar en la esquina de la calle Alsina y Tucumán, donde veíamos pasar caravanas de autos frente a la radio (calle San Martín) llevando donaciones que hicieron posible concretar tan importante obra.

En lo que a escrito se refiere, viene a mi memoria cuando dos amigos pilarenses como Santiago Sanguinetti y José “Mimo” Domenech lanzaron su tabloide “Futuro”, con la noticia local y otro recordado personaje, “Cachonga” González, quien se ganó el afecto de sus vecinos como encargado primero de la tradicional Casa La Reina y luego en el kiosco que estaba en la esquina de Belgrano y Lorenzo López, recibía nuestro periódico para poner a la venta y me hacía la chanza, “Zamarripa, hay un Futuro en tu Resumen”, cosa que despertaba algo de ira de mi parte, más que perdonable merced a la simpatía y afecto del que hacía la broma.

Pero en estos años, al menos desde que tenemos uso de razón, muchos medios pasaron por Pilar y, escribiendo para ellos, muchos amigos periodistas. Más tarde fue un conocido docente de estos lares que tuvo su “Norte”, medio que también hizo su paso en la información local de la mano de Carlos Carey, sumándose más tarde Alberto Jaen y Manuel Vázquez así como José Aldemar Bachi, con Trabajo y Producción.

Pero el cimbronazo mayor en nuestra profesión vino, sin dudas en la década del 90, con la llegada de la televisión local. Primero Pilar Televisora Color (PTC) y luego Video Intercable Privado (VIP), revolucionaron la noticia con la novedad, la imagen, hecho que marcó un antes y un después en la información. Entre otras cosas, el gran logro fue que muchos hombres de la política local, cambiaran su “look” y de pronto vistieran en las sesiones del Concejo Deliberante, impecable saco y corbata para salir en la “tele”.

Tampoco podemos olvidar la particularidad en la profesión de Raúl Valero, quien hizo lo suyo en el periodismo escrito con Pilar de Todos, hasta también en la columna de PTC que teníamos los medios locales por gentileza de uno de sus directivos, Daniel Circosta, ocasionando un comentario de Raúl en una de esas columnas, la ira de un ex intendente, concejal en ese momento, que ante el asombro de lo que estaba escuchando, se acercó al local de la televisora y emprendió una “persecución” alrededor del local, tratando de llegar a “detener” al hombre de filosa lengua que no le habían caído nada bien al dirigente político que más tarde gobernó Pilar por 12 años.

En fin, el Día del Periodista amigos pilarenses, para nosotros en particular y en especial para quien escribe esta columna, fue y será un día muy especial. Confieso, que en vida de mi padre y mientras ejercíamos la misma profesión, para ambos el día de nuestro cumpleaños era en realidad el 7 de junio, esa fecha era más importante que el 29 de enero, día del cumpleaños de Don Zama o el 2 de septiembre, el mío. Teníamos el ritual todos los años al final de la jornada, agasajarnos mutuamente con una cena familiar, por consiguiente, es esta una fecha para el recuerdo de ese gran hombre que a mi modesto entender hizo grande al periodismo pilarense y por herencia, supo transmitirme esta profesión que me enorgullece, convirtiéndose en mi medio de vida.

Colegas. ex colegas, pro hombres del periodismo pilarense como Don Zama, Don Roaldo, Don Aníbal Zanetti y muchos otros, desde acá, desde este espacio terrenal, deseo a todos Feliz Día del Periodista.

Comentarios

Quizás te pueda interesar también:

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más en Opinión