De visitante, cayó frente a Lugano 1 a 0 y ahora la chance del ascenso directo depende de un milagro. Sigue 2° pero se le viene un final de alta exigencia.

No fue el domingo esperado. Real Pilar dejó pasar la última chance para pelearle a Argentino de Merlo la posibilidad del ascenso directo al caer como visitante 1 a 0 frente a Lugano, que arrancó la 26° fecha en la última colocación y con esos tres puntos logró escalar un puesto (Cambaceres jugaba al cierre de esta edición contra Atlas).

De esta forma, el Monarca vio trunca una serie de 12 partidos sin derrotas, mientras que para el Naranja fue su primer éxito tras una decena de encuentros.

En un partido sin muchas emociones, Lugano se quedó con el triunfo gracias a un gol convertido por Santiago Kojro, quien le sacó máximo provecho a una desatención defensiva pilarense y estableció el único tanto del duelo.

El equipo albinegro estuvo muy lejos de sus mejores presentaciones, casi no generó peligro frente al arco de una de las formaciones más débiles de la competencia y terminó viendo cómo se le escapó el partido en forma sorpresiva.

Cuando restan 12 puntos para el final de la temporada, Real Pilar se mantiene segundo pero quedó a 11 de Argentino de Merlo por lo que la chance del ascenso directo es una utopía. Ya está clasificado para el Reducido pero le quedan cuatro partidos muy complicados frente a Liniers (3°), Argentino  de Rosario (4°), Puerto Nuevo (8°) y Argentino de Merlo (1°).

En la próxima fecha los dirigidos por Tomás Arrotea Molina recibirán a Liniers, conjunto que había sido su último verdugo allá por la 12° fecha.

Formación. Tomás Sultani, Diego Sosa (Antonio Samaniego), Rodrigo Gómez, David Sueldo, Ezequiel Flores, Nicolás Fittaioli, Nahuel Ríos, Diego Crego (Gastón Aranda), Emiliano Trovento, Lucas Villafañe y Wilson Chimeli. DT: Tomás Arrotea Molina.

Comentarios

Quizás te pueda interesar también:

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más en Deportes