Los empleados del establecimiento juntaron firmas para la reincorporación de Roberto Ocampo, quien lleva 11 años trabajando en el lugar. “Lo cambian por un tema meramente político”, dijo uno de sus compañeros.

Once años trabajando en diferentes ramas y la necesidad de hacer horas extras para pagar los tratamientos de un hijo con discapacidad, no parecen ser tema suficiente para evitar el traslado de Roberto Ocampo.

Uno de los médicos más queridos del Centro de Salud de Astolfi será reubicado a otra sala de atención primaria, aunque se desconoce concretamente por qué motivo. Según comentó uno de sus compañeros, quien decidió resguardar su identidad, “es por las decisiones que está tomando la nueva coordinadora (Mariana Moros). No hay notas ni quejas, él era intachable. Con la excusa de que necesitan aire nuevo en la sala, lo trasladan”.

No hay notas ni quejas, él era intachable”

La sala que el año pasado sufrió remodelaciones en sus instalaciones, cuenta con escaso personal, por lo que su ida “será un problema para nosotros. Por el centro pasan 500 personas por día y él se ocupaba desde radiología y atender pacientes hasta extraer sangre. No solo perdemos un compañero, sino que nuestro trabajo aumentará mucho más. Incluso llegó a pedir un laboratorio y aportaba las mejores ideas para que los pacientes puedan ser atendidos de la mejor manera y no tener que irse hasta Pilar. No es justo, nos pone muy tristes y no sabemos qué hacer”, añadió.

A raíz de esta situación, un grupo de médicos decidió recolectar firmas para presentar en la Municipalidad y tratar de revertir la decisión que no solo involucra a la nueva directiva, sino también a la subsecretaria de Atención Primaria, Analía Leguizamón. “Tuvimos que juntar las firmas a escondidas porque todo el tiempo está rondando por acá. Le preguntamos acerca del tema y qué podíamos hacer para que no lo trasladen, pero no solo no nos da una respuesta, sino que nos dice que es una decisión que viene desde arriba”, manifestó.

Acerca de la labor de Ocampo en el centro, afirman que jamás se registró un llamado de atención ni tampoco se lo involucró a ninguna ideología política en particular, que “justifique de alguna forma su traslado. El jamás habló de política, era un ejemplo de persona, mientras que Moros lo único que hizo desde que llegó, a pesar de que pedimos que la saquen, es crear enfrentamientos entre nosotros. Despidió a una administrativa, una chica de limpieza y ahora saca a Ocampo. Viene, atiende solo diez personas, firma como que está acá, pero en realidad se va a un consultorio privado para atender a sus pacientes. Nos está cargando”, culminó.

Comentarios

Quizás te pueda interesar también:

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más en Sociedad