Son estudiantes de la renombrada fundación con sede en Pilar. Junto a docentes y referentes locales del Concejo Deliberante y el Consejo Escolar, realizaron un monitoreo ambiental de barrios conflictivos en temáticas ambientales.

 

La doctora y profesora universitaria, Lilian Corrá, junto a otra compañera docente recorrieron algunos barrios de Pilar, acompañados por una veintena de alumnos de primer año de Medicina de la renombrada Fundación Favaloro.

Como es ya tradicional desde hace años, la mencionada profesional docente visita lugares claves de nuestro distrito, con motivo de construir en sus alumnos un monitoreo ambiental de ciertos barrios conflictivos en temáticas ambientales, con el objetivo de que sus discípulos puedan encontrar respuestas diagnósticas en futuros pacientes que tengan relación con disruptores ambientales (sustancias químicas que tienen efectos adversos sobre la salud de un organismo).

 

Problemáticas ambientales

 

Después de una charla realizada en la sede administrativa del Concejo Deliberante con los especialistas técnicos en la materia: la ingeniera agrónoma Agustina Darget, y el doctor veterinario Claudio García, ambos profesionales del equipo técnico de la concejal Carmen Murguía, acompañados por el consejero escolar Fernando D’Auría, hicieron el recorrido junto a 25 jóvenes alumnos.

Estuvieron en el barrio La Carbonera de La Lonja, a orillas del Arroyo Pinazo. Los estudiantes llegaron a la Escuela Primaria Nº 16, donde se encontraron con los tres profesionales pilarenses ya mencionados y desde allí caminaron el barrio, con una mirada ambiental, en búsqueda de disruptores válidos, como posibles indicadores de patogenias humanas que sus pobladores pueden padecer, debido a las condiciones de vida vulnerables que padecen, como escasez de agua segura potable, hacinamiento, exceso de arrojo de residuos comunes y tecnológicos mezclados con aguas servidas de cocinas y baños en zanjas a cielo abierto.

Desde hace décadas, el proceso de tratamiento del carbón, provoca entre otras anomalías,  emanaciones tóxicas al aire. A esto hay que sumarle el crecimiento poblacional del barrio en los últimos años, sobre todo en cercanías del Arroyo Pinazo que produce inundaciones periódicas como es de público conocimiento.

La comitiva además visitó la EP N° 16 que comparte edificio con la EES N° 21 sita en calle Chile esquina Ruta 8, donde disertaron sobre la actualidad educativa el consejero escolar D‘Auria y la directora de la Escuela Abierta de Verano, Vanina Rojas Curulla, para luego recorrer las instalaciones del edificio escolar. El periplo finalizo con una visita al Centro de Atención Primaria de La Lonja.

Comentarios

Quizás te pueda interesar también:

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más en Sociedad