Por Gustavo Giacomo, economista

Existe un área de la economía que genera empleo de calidad, exportaciones, crecimiento e impulsa a todos los sectores productivos. Shows de artistas argentinos en Tahití, videoclips para niños producidos localmente que se ven en Rusia, asesoramiento a distancia de profesionales del país. Estas son solo algunas de las oportunidades que abre la economía del conocimiento para la cual hay buena materia prima argentina por la calidad y la resiliencia del talento local. Sin embargo, también hay trabas que vencer, como el contexto macro, la burocracia, bajo desarrollo de la ciencia básica, y la falta de una visión estratégica de la clase dirigente. Con este proyecto, si se convirtiera en Ley, se podrían crear 215.000 puestos de trabajo de calidad y alcanzar los 15.000 millones de dólares de exportación en el año 2030.

Todos los países del mundo están trabajando fuertemente para hacer crecer la Economía del Conocimiento: son los empleos del presente y del futuro, es la innovación, la calidad y el desarrollo sustentable. La Argentina tiene algunas ventajas en esta carrera. Talento, creatividad, formación técnica y profesional, vocación global, fuerza emprendedora. No son intangibles: son los motores que impulsan una Start up, que vuelven regional a una PyME y unicornio a una idea.

La Economía del Conocimiento viene creciendo en todas las regiones de nuestro país. Tenemos conglomerados de desarrollo e innovación en Tucumán, Misiones, Córdoba y Bariloche. Donde hay ideas y talento, puede crecer la economía del conocimiento.

No es solo software: hablamos de biotecnología, desarrollos audiovisuales, servicios de electrónica y comunicaciones, geología, nanotecnología, inteligencia artificial, robótica y centros de exportación de servicios profesionales, desde contables a legales, administrativos o de ingeniería. A la vez, la Economía del Conocimiento aumenta la productividad de todos los sectores: construcción, textil, manufacturas, alimentos, automotriz, comercio, agroindustria. Con calidad, tecnología e innovación producimos más y mejor.

¿Qué es la Economía del Conocimiento?

Son aquellas actividades productivas que se caracterizan por el uso intensivo de tecnología y que requieren capital humano altamente calificado. Incluye actividades como software, biotecnología, las industrias aeroespacial y satelital, audiovisual, servicios geológicos y de prospección y relacionados con electrónica y comunicaciones, centros de exportación de servicios profesionales, investigación y desarrollo, nanotecnología y nanociencia y la fabricación de bienes 4.0 (inteligencia artificial, robótica, Internet de las cosas, realidad aumentada y virtual, simulación).

Son las actividades más dinámicas que tienen el potencial de aumentar transversalmente la productividad y la creación de empleo en toda la economía. La Economía del Conocimiento es muy importante como sector por la cantidad y calidad del empleo que genera y sus extraordinarias perspectivas de crecimiento para las próximas décadas. Al mismo tiempo, impacta en todos los sectores económicos: mejora procesos, aumenta la eficiencia, baja costos y genera innovación para todos los sectores de la economía. Desde la metalmecánica y la construcción hasta el comercio y los servicios profesionales.

El capital humano de la Argentina tiene el potencial de transformar el país en una plataforma mundial para los servicios basados en el conocimiento: es fundamental potenciar estas oportunidades y avanzar sobre los desafíos para mejorar la competitividad. Además, con el conocimiento tecnológico, científico y artístico se extienden las fronteras de posibilidades de producción. Y hay una capacidad que tiene el intangible para producir riqueza con menos recursos físicos. Esta riqueza que parte del talento, de las neuronas, es algo que hace crecer la economía con menos restricciones que otras industrias.

¿Por qué las actividades de la Economía del Conocimiento son las más dinámicas de nuestra economía?

El empleo entre 2007–2017 creció 65% más que en el resto de la economía (Fuente SIPA)

Las ventas también crecieron en el mismo periodo: 70% frente a un crecimiento general del 12% (Fuente: AFIP, a valores constantes)

Los salarios son un 35% más elevados que en el resto de la economía argentina (Fuente SIPA).

Durante 2018, se registraron exportaciones por USD 6.200M.

5 de los 9 unicornios de Latinoamérica son empresas argentinas.

La Argentina es uno de los diez países con mayor potencial de exportaciones de economía del conocimiento. Hoy realiza el 0,4% de las exportaciones mundiales de EDC.

¿Cuáles son los beneficios del proyecto de ley para potenciar el crecimiento de la Economía del Conocimiento?

La propuesta contempla que estas actividades basadas en conocimiento tengan un marco tributario que les permita competir globalmente. En 2017 se dio un gran primer paso con la Reforma Tributaria, hoy estamos dando un paso más y, muy importante, brindando previsibilidad y ampliando beneficios.

Menos costo laboral. Adelanto del Mínimo no Imponible: que la reforma tributaria prevé para el 2022. Bono de crédito fiscal transferible: equivalente a 1,6 veces las contribuciones que debieran abonarse sobre ese mínimo no imponible. Se puede usar para cancelar tanto IVA como Ganancias.

Menos impuesto a las ganancias: Alícuota reducida del 15%. Alivio fiscal para exportaciones: Para los exportadores que hayan abonado o se le hayan retenido impuestos similares al Impuesto a las ganancias en el país destino de la exportación, podrán deducir lo pagado contra el impuesto a las Ganancias.

Fomento a las nuevas empresas: Las empresas con una antigüedad menor a tres años categorizadas como MICRO en el Registro Pyme solo deben ser una actividad elegible acreditando solamente el 70% de facturación sin necesidad de cumplimentar requisitos.

Estabilidad fiscal: Las empresas no podrán ver aumentada su carga tributaria total nacional a partir la inscripción en el Registro y durante toda la vigencia del mismo incluye los derechos de exportación.

Quinto Unicornio: Otra empresa tecnológica Argentina que vale más de 1.000 millones de dólares. Los unicornios, en el ámbito de los negocios, son empresas emergentes, de base tecnológica, que en muy poco tiempo llegan a tener una cotización mayor a los 1.000 millones de dólares.  Auth0, una empresa argentina que provee una plataforma de autenticación y autorización (se usa al momento de registrarse) para aplicaciones web, móviles y legales, se convirtió en un nuevo Unicornio argentino al llegar a la valuación de US$ 1.000 millones, tras una ronda de inversión en Estados Unidos en la que sumaron US$103 millones.

Son unicornios Facebook, Twitter, Airbnb, Snapchat, Uber, We Work y Dropbox, entre otros. Pero Latinoamérica no se queda afuera de este fenómeno corporativo porque tiene al menos diez empresas unicornio, y ahora cinco son argentinas: Globant, MercadoLibre, Despegar, OLX y Auth0.

Comentarios

Quizás te pueda interesar también:

1 Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más en Destacado