En menos de 24 horas hubo cuatro robos, encendiendo la alarma de los vecinos. La reunión se hizo el jueves por la noche con autoridades de seguridad y más de 60 vecinos.

Durante una reunión que se llevó adelante el pasado jueves en el barrio De Vicenzo Grande, los vecinos lograron exigirle a la policía que aumentara el patrullaje sobre todo en las zonas del barrio que lindan con Garín y el barrio Salas, las más complejas en horarios nocturnos.

Armada rápidamente luego de distintos hechos delictivos que se sucedieron en 24 horas, los frentistas tomaron la iniciativa de, nuevamente, pedir seguridad.  “Hubo cuatro hechos delictivos en 24 horas, entonces decidimos armar la reunión. A dos chicos los apuntaron con armas para robarle, al otro día a uno de ellos incluso en ese mismo lugar intentan robarle nuevamente y le habían robado la noche anterior”, explicó Viviana, de la Sociedad de Fomento, a Diario Resumen.

El jueves, incluso, otros dos vecinos fueron amenazados con un arma cuando entraban a su hogar por dos delincuentes que robaron dentro de la vivienda y se llevaron la camioneta Duster que era propiedad de la víctima: “ante esto armamos la reunión. La policía tiene buena predisposición pero tienen lo que tienen, las cuadrículas son muy grandes y hay pocos efectivos”.

La policía tiene buena predisposición pero tienen lo que tienen, las cuadrículas son muy grandes y hay pocos efectivos”

En la parte frontal del barrio, en el kilómetro 40 de Panamericana, la policía tiene un conteiner y Viviana asegura que “tienen la orden de no salir y los ladrones saben que no saldrán”. “Otro problema es que es un barrio abierto, con 15 entradas y salidas. Muchas dan al barrio Salas, que es complicado, otras a Garín y entran, salen, pasa todo esto”, se quejó la vecina.

Por la noche se acercó el Jefe de Calle, el titular de la Comisaría Pilar 7ª, autoridades municipales y más de 60 vecinos para intentar resolver la situación de inseguridad que se ha vivido últimamente.

“Hay tres motocicletas, pero por seguridad no pueden andar separadas. El comisario nos prometió charlar para conseguir otra, entonces que puedan ir de a dos, un par por delante y otro por detrás del barrio. La policía patrulla, pero no pueden hacer más”, destacó Viviana.

La vecina reconoció que, si ellos ven algo que llame la atención, pueden dar aviso y que sea chequeado pero que, a pesar de los esfuerzos, el personal abocado a la zona no alcanza y las cámaras, cree, quizás no funcionen. “Tenemos 14 cámaras acá, cómo puede ser que nunca vieron cómo amenazaron con armas a los chicos cerca de la plaza, nunca vieron nada. La policía, si se comprometió a hablar para conseguir la moto, pero no es nada seguro”, destacó Viviana.

Comentarios

Quizás te pueda interesar también:

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más en Destacado