Mientras el oficialismo se concentró en referirse a las prioridades y objetivos de cada área, la oposición realizó un duro repaso por las deudas de la gestión con el vecino.

 

Luego de haber aprobado la ordenanza Tarifaria, el HCD dio tratamiento al Presupuesto 2019 confeccionado por el Ejecutivo, expediente que también obtendría el visto bueno de la mayoría de los ediles, a pesar de un largo debate que dejó a las claras la postura de la oposición.

Respecto del proyecto, el concejal oficialista Juan Manuel Quintana aseguró que fue trabajado en conjunto con todos los bloques, además de la presencia de funcionarios que participaron de las comisiones, y que se trata de un “presupuesto óptimo que mejora cada año, gracias a que tenemos un Municipio financieramente equilibrado”.

También se refirió a los puntos a los cuales se les da más importancia desde la Comuna, marcando lo hecho en seguridad, educación y salud. Y adelantó que para continuar trabajando en estas áreas, se destinarán nuevas partidas pensadas para cada una de ellas y sus necesidades: “Para 2019 se destinarán 186 millones a Educación, 469 millones para Desarrollo Social, 502 millones para Seguridad, 1.802 millones a Salud, y 2.433 millones para Obras Públicas, Servicios Públicos y Gestión Territorial”.

Tras eso, Quintana finalmente habló de la idea de incorporar nuevas cámaras, concretar la puesta en marcha de un anillo de seguridad, continuar con el trabajo edilicio en educación y la potenciación del sistema de salud a través de la Red AMBA.

Sin embargo, luego de las cifras y el listado de logros y objetivos del oficialismo, el recinto comenzó a escuchar una a una las críticas que llegaron en gran medida.

El primero de los reclamos, tuvo que ver con el tratamiento del presupuesto local, antes de que se conociera lo resuelto en Provincia, teniendo en cuenta lo crucial de esto, ya que desde hace tiempo estaba latente la posibilidad de que el Gobierno bonaerense trasladara a los municipios una serie de responsabilidades.

“La gente tiene que elegir entre pagar las tarifas o llegar a fin de mes”

“Estamos dando tratamiento a un presupuesto y no sabemos qué va a pasar con cuestiones esenciales. No sabemos qué va a pasar con la tarifa social, la gobernadora Vidal además de los recortes está trasladando el gasto a los municipios, y no sabemos quién se va a hacer cargo. Y pasa lo mismo con el CEAMSE y el transporte”, apuntó Juan Pablo Roldán.

“No veo el Pilar que plantean. Me hablan de seguridad y yo digo que el COM vale 1 millón de pesos por mes. Le pedimos más esfuerzo al vecino y el aumento que hay en seguridad es en alquileres”, agregó.

 

Lluvia de quejas

 

Por otra parte, Elizabeth Wanger puso el foco en la educación, asegurando que “del total del presupuesto, sólo el 2,6 por ciento es para la educación. Y en el orden de prioridades expresado ocupa el octavo lugar, mientras que los servicios de deuda ocupan el sexto con más del doble de lo destinado a educación. Estas son las prioridades de este gobierno”.

Y agregó: “Nos preocupan las obras, nos preocupa el SAE y nos preocupa el ajuste en la educación. Lo que está pasando es retroceder 40 años y condenar a nuestros chicos a no tener futuro. El gobierno de Macri, de Vidal y de Ducoté hace esto. Ustedes son responsables de las crisis y los problemas que tenemos”.

A su turno, la edil Paula González se refirió al área de Desarrollo Social, donde el Municipio aseguró que se destinará la mayor parte de los recursos debido a la situación actual. Sin embargo, González sostuvo: “El presupuesto en Desarrollo Social está dibujado y no tiene nada que ver con mejorarle la vida a la gente”.

“Le pedimos más esfuerzo al vecino y el aumento que hay en seguridad es en alquileres”

Finalmente, el concejal Federico Achával hizo un repaso por las mismas demandas que se fueron plasmando en el recinto, y añadió: “Lo que votamos hoy no es ni más ni menos que el último presupuesto del intendente Ducoté, que muestran tres años de gestión que se ha alejado exponencialmente todos los años de la realidad de la gente, porque no hay comprensión de la realidad económica y social que se está viviendo en Pilar”.

Puso énfasis en que “producto de las políticas de este gobierno, se desequilibró el comercio y la economía familiar. La gente tiene que elegir entre pagar las tarifas o llegar a fin de mes. Nos parecería que se pueden discutir un montón de cuestiones, pero lo cierto es que la tarifaria no es más ni menos que la muestra de insensibilidad de Ducoté”.

“Esto es retroceder 40 años y condenar a nuestros chicos a no tener futuro”

Y concluyó: “La posición de nuestro bloque no es no darle herramientas para que continúe por este camino, sino darle la discusión de lo que creemos mejor para los pilarenses. Es el último presupuesto de la gestión de Ducoté, no porque lo diga yo, sino porque los pilarenses se cansaron de las falsas promesas”.

Comentarios

Quizás te pueda interesar también:

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más en Política