DestacadoSociedad

Pilar presente en los casos que justifican el regreso de fotomultas en Panamericana

0

 

El propio ministro de Transporte de la Nación, Mario Meoni, utilizó dos hechos ocurridos en el distrito para graficar la decisión de poner el ojo en los excesos de velocidad. En ambos casos superaban ampliamente el límite establecido.

Tal como habían adelantado, a partir del pasado martes comenzaron a aplicarse multas a los vehículos que superen las velocidades máximas permitidas en los accesos Norte y Oeste. Y en ese marco, desde el Ministerio de Transporte de la Nación informaron que la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV) ya comenzó a sancionar a todos los conductores que incumplan con esa cuestión, buscando reducir de esa manera los accidentes viales en estas arterias.

Esto se debe a que tal como afirman desde la Organización Mundial de la Salud (OMS), los excesos de velocidad causan uno de cada tres siniestros de tránsito en el mundo. Asimismo, alegan que a medida que se aumenta la velocidad, también aumentan las posibilidades de sufrir un choque con lesiones de diferente gravedad.

Para contrarrestar los datos del año pasado, donde las autoridades señalaron que entre enero y noviembre de 2019 se detectaron 751.937 vehículos que excedieron el límite de velocidad permitido, es que se han dispuesto 12 radares móviles, que se suman a los fijos. En el caso de Pilar, cabe señalar que se cuenta con uno fijo a la altura del kilómetro 43,5. En tanto, tal como expusieron, las infracciones tendrán un costo que oscilará entre los 3.500 y los 7.000 pesos.

Es fundamental tomar conciencia del daño que se produce cuando se conduce con imprudencia”

Desde el Ministerio de Transporte explicaron que el uso de esta tecnología permite poder ampliar el control en todo el territorio y dedicar los recursos humanos a aquellas tareas donde la tecnología no puede resolverlo como por ejemplo los controles de alcoholemia y estupefacientes, orientar al tránsito cuando hay problemas, entre otros.

Asimismo, destacaron que los controles se realizan a través de un trabajo articulado entre la concesionaria vial y los municipios, que pusieron a disposición sus radares móviles para incrementar la fiscalización y la prevención. Y de esta forma, se evitará repetir la historia pasada, cuando los conductores no eran notificados respecto de sus infracciones, debido a la falta de coordinación entre los gobiernos nacional y provincial.

Con ejemplos locales

Finalmente, son para destacar los “malos” ejemplos que utilizó el propio ministro de Transporte de la Nación, Mario Meoni, quien se refirió a dos casos que fueron tomados por los radares de Pilar para expresar la decisión de regresar a los controles y el ejercicio de las multas.

“A 177 y a 161 kilómetros por hora circulaban estos vehículos que fueron detectados por los radares del Ramal Pilar”, sostuvo el funcionario nacional en su cuenta de Twitter, acompañado de dos imágenes ilustrativas. Cabe recordar que la velocidad máxima en la arteria es de 130 kilómetros por hora.

Y agregó: “Tomamos la decisión de que volvieran a funcionar los controles de velocidad porque estos excesos son una de las principales causas de los siniestros viales. Es fundamental tomar conciencia del daño que se produce cuando se conduce con imprudencia, sin respetar las velocidades máximas ni las normas de tránsito”.

Los resultados

Es para resaltar los logros que pueden significar los controles viales, ya que tal como aseguraron desde el Observatorio Vial de Pilar, durante el 2019 se detectó una importante baja en los casos de muertes por este tipo de accidentes, con 20 decesos contra 33 del 2018.

Comentarios

Quizás te pueda interesar también:

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más en Destacado