Durante la investigación que busca desbaratar la banda de Marcelo D’Alessio, se mencionaron una serie de distritos donde la agencia de investigación habría desplegado bases. El distrito se sumó a otros como Quilmes, La Plata o La Matanza.

El distrito no es ajeno a la gran controversia que desató el pedido de interpelación al ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, por medio de la presidenta del bloque de senadores de Unidad Ciudadana, Teresa García, quien solicitó al funcionario que brinde información ante el Senado provincial sobre la supuesta instalación y posterior retiro de bases de la Agencia Federal de Investigaciones (AFI) en territorio bonaerense.

Dicha información había trascendió en el marco de la investigación por espionaje ilegal que lleva adelante el juez de Dolores, Juan Ramos Padilla, por medio de la cual se indicó que hasta la propia gobernadora María Eugenia Vidal había sido víctima de escuchas ilegales.

Mientras el proyecto presentado reclama la presencia de Ritondo para dar precisiones sobre la intervención del Ministerio de Seguridad para que la AFI instale bases en el territorio bonaerense, la identidad del funcionario provincial que quedó a cargo del vínculo con la AFI y de los responsables de cada una de las bases; Pilar aparece en escena como uno de los partidos en los cuales la agencia de investigaciones se habría desplegado.

El problema es que acá los agentes reciben órdenes por la mañana y a la noche se juntan a hacer negocios”

Con un nexo presente como el de Silvia Majdalani, subdirectora de la AFI y ex diputada por el PRO, que se mostró presente en el distrito acompañando a ese espacio, incluso previo a la candidatura y posterior victoria del actual intendente Nicolás Ducoté, Pilar se suma a la lista que también tiene presente a La Matanza, Quilmes, La Plata, Mar del Plata y hasta Morón, cuyo intendente es Ramiro Tagliaferro, ex esposo de Vidal.

El origen

Cabe recordar que la investigación en la cual se termina marcando al distrito como uno de los tantos en los cuales funcionaba la AFI, parte del juez Padilla de Dolores en la búsqueda de desbaratar la banda del agente Marcelo D’Alessio, quien se hacía pasar por abogado pero estaba detrás de la red de espionaje paraestatal.

Ante esto, comenzaron a darse a conocer datos alarmantes sobre el funcionamiento de la agencia de inteligencia, a tal punto que un ex funcionario de la AFI contactado por La Nación, aseguró: “No existe Estado que no cuente con servicios de inteligencia para fines correctos. El problema es que acá los agentes reciben órdenes por la mañana y a la noche se juntan a hacer negocios”.

Tanto es así, afirman desde el Ministerio de Seguridad bonaerense, que acumulan anécdotas sobre las derivaciones inesperadas de esta red de espionaje. Entre ellas, la del productor radial que les avisó que desde la AFI se había contratado una agencia de prensa de primera línea de la ciudad de Buenos Aires para “operar” en los medios contra la gestión de Ritondo.

Comentarios

Quizás te pueda interesar también:

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más en Destacado