El aprehendido, de 30 años, solicitó una bebida alcohólica pero sin abonarla. Ante la negativa, rompió el vidrio del kiosco y, cuando llegó la policía, golpeó a cuatro oficiales.

Efectivos policiales detuvieron a un hombre de 30 años en la localidad de Manzanares luego de que atacara a uno de sus vecinos y al personal policial. El hecho se registró durante el fin de semana, cuando uno de los móviles que patrullaba la zona acudió a la intersección de las calles Volponi y Amazonas por una confrontación.

Al llegar al sitio, los efectivos se entrevistaron con un hombre de 57 años quien denunció que un joven “había roto los vidrios de su pequeño kiosco, exigiéndole un vino”, según mencionó la policía a Resumen. Al parecer el hombre no quería abonar la bebida y solicitaba que el dueño del comercio le fiara, pero al negarse, el comprador decidió atacarlo con una piedra que encontró en la zona.

Una de las uniformadas, luego de escuchar la declaración, intentó mediar en la situación acercándose al joven pero éste comenzó a atacarla a ella y sus compañeras, que acababan de arribar a la zona como refuerzo.

Con golpes de puño y patadas el agresor intentó frenar la aprehensión pero, eventualmente, lograron reducirlo. De las cuatro oficiales, tres sufrieron lesiones en el rostro, el pecho, los brazos y el cráneo, siendo derivadas al Hospital Municipal Sanguinetti, quedando una oficial en observación aunque fuera de peligro debido a un fuerte golpe en su cabeza, que provocó su desvanecimiento temporal.

La causa por “Daños y Resistencia a la Autoridad” es llevada adelante por la UFI Nº 1 del Dr. Raúl Casal.

Comentarios

Quizás te pueda interesar también:

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más en Destacado