Sociedad

Piden ayuda para Simón, un pequeño de 4 años con parálisis cerebral

0

 

Su padre fue despedido y la obra social de UOM no se hace cargo de los gastos de los tratamientos y medicación. Su mamá denunció que también le quitaron la pensión por discapacidad.

Simón Álvarez, es un pequeño de 4 años con parálisis cerebral, producto de una mala praxis ocurrida al momento de su nacimiento. Es por esto que, para su vida diaria, necesita cientos de tratamientos, medicaciones y alimentos especiales.

Gonzalo Álvarez, papá del pequeño Simón y de otros dos pequeños, de 2 y 7 años, fue despedido de la compañía en la que trabajaba y la obra social de la UOM les quitó la cobertura que deberían mantener, por lo menos, tres meses. “Nos tendría que cubrir por tres meses, fui la semana pasada y me dijeron que no podían darme los medicamentos. Comencé a hablar, porque sí o sí deberían cubrírmelo, pero me dijeron que a fin de mes tengo que ver si me entregan los pañales, la leche y la medicación”, contó a Diario Resumen, Johanna, mamá de Simón.

Pido ayuda porque no sé cómo hacer, de verdad”

El problema es que la familia no tiene recursos actualmente para poder solventar los gastos y están desesperados por ayuda: “no tiene la leche especial, no tengo pañales. La medicación es muy cara, la terapia también porque sale 550 pesos cada sesión y él debe hacer cinco. Pido ayuda porque no sé cómo hacer, de verdad”.

Johanna dijo que está dándose “maña” para poder darle a Simón y a sus hermanitos todo lo que necesitan pero que, sin el trabajo de su marido y siendo que también le han quitado la pensión por discapacidad de su hijo, la economía familiar es cada vez más débil.

“Me sacaron la pensión por discapacidad, no me dejaron nada. Nos sacaron todo. Desde agosto que no puedo cobrar, me dijeron que recién en noviembre y yo me pregunto, qué hago hasta noviembre si ahora no tengo nada y es la urgencia”, dijo.

La silla especial que necesita para su hijo cuesta 47 mil pesos y hace un año la pidió en la obra social, pero nunca llegó. Johanna también contó que se acercó a Desarrollo Social pero le dijeron que no podían ayudarla con la leche: “tienen solo la Vital, no la Nutrilón y a él le hace mal. Los pañales me dijeron que debo presentar papeles de la doctora para que ellos me los den el próximo mes, y la verdad es que los necesito ya”.

Con la ayuda de la gente y los números de rifas que está vendiendo para conseguir dinero, espera poder sustentar todo lo que su hijo necesita hasta que su marido consiga trabajo nuevamente. “Sé que es una situación difícil para todos, pero aún hay gente muy solidaria”, cerró.

El pequeño necesita Rusticasona, Fluticsona, Fenobarbital, Seratide (cinco veces al mes) y Barek. Además, necesita leche Nutrilón 3 y pañales XXG. Para ayudar, comunicarse al 011-15-3027-0083

Comentarios

Quizás te pueda interesar también:

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más en Sociedad