El detenido se declaró inocente y presentó una coartada. Los investigadores esperan las pericias de bomberos para determinar su culpabilidad. Continuará detenido hasta que se descarte su participación.

El pasado jueves 15 de agosto, cerca de las 1.50 un incendio se desató en una vivienda del barrio Peruzzotti. El siniestro fue en la calle Garibaldi, donde una mujer de 58 años vivía con su nieto de 14.

El adolescente, Agustín Medina, fue la primera víctima fatal: falleció dentro del hogar, porque no pudo ser rescatado. Cuatro días después, Emiliana Benítez perdía la vida en el Hospital Sanguinetti tras ingresar con 30 por ciento de su cuerpo quemado y las vías respiratorias comprometidas.

Pocas horas después del incidente, las declaraciones de los testigos apuntaban a la ex pareja de Emiliana, Alcides Ramón Ardían, quien no solo tenía una restricción perimetral en su contra sino que habría sido visto arrojando una botella prendida fuego dentro del hogar.

Sin embargo, con el correr de los días, la investigación continúa y si bien este hombre permanece detenido (por presunto homicidio y femicidio), aún no se ha descartado por completo la posibilidad de que el suceso haya ocurrido de forma accidental.

“La causa está en plena etapa de investigación y es importante destacar que aún esperamos el resultado final de las pericias de bomberos. No descartamos un accidente. Hasta el momento sólo hay prueba indiciaria contra el sospechoso. Si se lo detuvo el jueves fue porque se evaluó que existía riesgo de fuga y de entorpecimiento de la causa”, dijo una fuente judicial.

Según explicó el informante, los bomberos que asistieron el pasado jueves al incendio de la vivienda habrían dicho al fiscal de la causa, el Dr. Raúl Casal que las llamas se iniciaron en un sector frontal del hogar, aunque aún no hay pruebas certeras de que sea intencional.

“Sabemos que alrededor de las 22 del miércoles hubo un corte de luz en todo el barrio, por lo que se descartó que un cortocircuito haya iniciado el incendio a la 1.30 de la madrugada, ya que esa hora aún no había luz. Se está investigando si no dejaron alguna vela encendida que haya iniciado el fuego”, agregó la fuente consultada.

Casal convocó a peritos de la Superintendencia de Bomberos de la Policía Federal Argentina (PFA), quienes trabajaron sobre la vivienda para analizar la escena incluso con un perro adiestrado para detectar por olfato la presencia de hidrocarburos: “Esa será la pericia definitiva que nos diga si el incendio fue accidental o causado de manera intencional”, comentó uno de los investigadores.

Antes de ser internada y quedar en coma, Emiliana llegó a contarle al vecino que la rescató que creía que le habían prendido fuego la casa, por lo que la hipótesis fue esa desde el principio. “Ese testimonio está en duda. Pudo ser una conjetura de la víctima. Pudimos determinar que la mujer dormía en una habitación ubicada en el sector opuesto a donde estaba la ventana donde se inició el fuego”, aseguró un vocero judicial según publicó Crónica.

A esto se sumaron los testimonios de vecinos y allegados que aseguraban que Benítez había realizado denuncias por violencia de género contra su ex pareja, un hombre que la amenazaba con que prendería fuego el hogar –según fue declarado por los testigos– por lo que, teniendo en cuenta además una posible fuga, se procedió a la detención.

Sin embargo, Ardían siempre se declaró inocente, presentando su coartada al fiscal que aún es analizada. De resultar verídica o si las pericias de bomberos indicasen que no se trató de un incendio intencional, el hombre quedaría en libertad.

Comentarios

Quizás te pueda interesar también:

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más en Destacado