La Escuela Municipal cerró otra temporada en alza. El espacio mantuvo y potenció sus prácticas en Del Viso y el “Rusticucci” y la Liga Municipal se consolidó como la competencia más relevante de la zona norte provincial.

 

“Yo no tengo dudas. El 2018 fue otro gran año para la Escuela Municipal de Básquet Femenino. Pudimos mantener la oferta del espacio con entrenamientos en dos sedes y consolidar la Liga Municipal de Básquet Femenino, que desarrolló su segunda edición y mostró un crecimiento notable”. La persona encargada de dedicarle estas palabras al año del básquet femenino oficial es la directora general de Deportes municipal, Florencia Donatti, quien se encuentra más que satisfecha con lo realizado.

Es que en la temporada que acaba de finalizar, la escuela mantuvo su alto nivel de participación tanto en la sede que funciona en el club Unión de Del Viso como en la que comenzó a trabajar en el microestadio “Ricardo Rusticucci”. Y si el primer año de la Liga había sido bueno, el que pasó superó todas las expectativas.

Es que la competencia se erigió en la gran referente de la zona norte provincial. Con 15 equipos de Pilar y zona de influencia, creciendo en participantes pero también elevando la vara del nivel.

“La Liga estuvo muy fuerte y demandó mucho trabajo, por lo que terminamos muy cansados. Fue una temporada muy buena, con equipos más que interesantes, partidos de alto nivel y además mucha gente en las canchas. Pero lo mejor es que se siguen acercando clubes y todavía hay margen para seguir mejorando”, consideró Daniel Oroná, quien comparte el trabajo docente de la escuela junto a su colega Gisele Ramos.

Finalmente, el título 2018 fue para Las Diablas de Sportivo Pilar, quienes le ganaron la final de la Copa de Oro a Las Gonzas de Del Viso. “La etapa regular se hizo algo larga pero la definición fue muy interesante ya que todos los equipos, obviamente según la posición alcanzada en la parte inicial de la temporada, terminaron jugando por algo”, apuntó Oroná.

En cuanto al trabajo diario de la Escuela, el reconocido director técnico también marcó un balance positivo aunque dejó espacio para la autocrítica. “Quizás el enorme esfuerzo que nos llevó el armado logístico de la Liga nos fue corriendo el foco de lo que es la Escuela Municipal pero el trabajo nunca se detuvo y hay entrenamientos que se mantienen y que se dan casi todos los días”, precisó el “Colo” Oroná, quien agradeció “a toda la gente de Deportes porque nos dejan trabajar muy tranquilos”.

De cara a lo que se vendrá en 2019, Oroná se esperanzó con “volver a enfocar el trabajo en las más chiquitas de la Escuela Municipal, que es lo que siempre fue nuestro espacio” y en cuanto a la competencia, adelantó que “como también se han sumado varias jugadoras grandes y hay chicas que están jugando muy bien, estamos analizando presentar dos equipos de la escuela en la Liga”.

Comentarios

Quizás te pueda interesar también:

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más en Básquet