El próximo 11 de agosto se llevarán a cabo las PASO, en un ambiente político carente en parte de candidatos y propuestas creíbles.

Las “Primarias Abiertas Simultáneas Obligatorias” constituyen un invento ideado por Néstor Kirchner en 2008 cuando detentaba el poder el matrimonio presidencial. Este procedimiento se materializó como Ley Nacional a partir de diciembre de 2009. En su origen tuvo el propósito de seleccionar en una votación abierta a los candidatos de cada partido que habrían de representarlos en las elecciones definitivas. Con el paso del tiempo se transformaron en una encuesta general que costea el Estado Nacional, las provincias y los municipios. Ello porque la mayoría de las agrupaciones políticas llegan a la elección primaria con sus candidatos definitivos ya nominados. La votación es de carácter obligatorio. Lamentablemente la clase política argentina se dio cuenta tarde de su poca utilidad e impidió de esta forma que se concretara un ahorro significativo de recursos. Las PASO tendrán lugar el domingo 11 de agosto próximo y atento la situación de nuestro querido país, es necesario e imperante que todos y cada uno de nosotros concurra a votar.

Habrá solamente un excepción en estas PASO, ya que la provincia de Santa Cruz ese día elegirá gobernador. Gracias a que la Corte Suprema de Justicia de la Nación dijera que la Ley de Lemas es constitucional, la provincia mantiene ese esquema por el que cada fuerza política que participa constituye un lema, permitiendo que se presenten varias listas en un mismo partido, denominadas sublemas. Esto ha generado una lluvia de candidatos y 219 sublemas. El resultado está abierto entre el oficialismo provincial que representa la actual gobernadora Alicia Kirchner y el senador nacional de Cambiemos por esa provincia Eduardo Costa que representa hoy a la coalición “Juntos por el Cambio”. Cabe señalar que el ex – gobernador Daniel Peralta participa en esta ocasión con lista propia, no como en 2015 cuando integró un sublema del Frente para la Victoria.

Como la mayoría advierte las PASO tendrán lugar en un escenario altamente polarizado entre dos fuerzas políticas. Por un lado el oficialismo denominado para la ocasión “Juntos por el Cambio” y por otro el kirchnerismo – cristinismo denominado “Frente de Todos”. La coalición gobernante liderada por el Presidente de la Nación Mauricio Macri, la Gobernadora de la Provincia de Buenos Aires María Eugenia Vidal y el Jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires Horacio Rodríguez Larreta se mantiene al frente de la gestión. En el desarrollo de la administración, que comenzó en diciembre de 2015, se han cometido errores por cierto. Varios de esos yerros fueron rectificados en más de una ocasión por el propio Presidente. Una práctica que no recuerdo haya ejecutado presidente alguno con anterioridad en la historia contemporánea de nuestro país.  En el ejercicio de esa gestión se han logrado inmensos avances en diversas áreas de la vida nacional. Estos avances han procurado y aún procuran ordenar, restaurar y mejorar las condiciones de vida de todos los argentinos. Esta tarea es titánica sobre todo en el orden nacional y en la Provincia de Buenos Aires, atento al estado caótico y deficitario que imperaba en ambas jurisdicciones luego de 12 años de gobierno del kirchnerismo – cristinismo.

Las mejoras, sintetizando, son significativas en el restablecimiento del orden institucional, el diálogo, la libertad de prensa, en la reinserción de la Argentina en el mundo, en la apertura de nuevos mercados para los productos argentinos y en la planificación y concreción de numerosas obras públicas. Cabe destacar que una gran parte de estas obras fueron postergadas e ignoradas durante décadas. El Paseo del Bajo en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, para mencionar un sólo caso, se llevó a cabo a partir de un proyecto que databa de 62 años atrás. No es mi intención detallar todos y cada uno de los logros de la actual administración. Se puede mencionar desde la restauración del Teatro Colón hasta la prolongación del funcionamiento del SAME- Sistema de Atención Médica de Emergencia- en casi todos los 135 municipios de la provincia de Buenos Aires.

Del lado de la oposición, “Frente de Todos”, se registran varios records para el libro Guinness. Por primera vez la candidata a vicepresidente nomina al candidato a presidente. En la fórmula Fernández bis fue Cristina Fernández la que puso a dedo a un antiguo funcionario que cumpliera órdenes del matrimonio presidencial, Alberto Fernández. Este limitado abogado fue quien desde la jefatura de Gabinete inventó las retenciones móviles para el campo, léase la Resolución 125. Recordemos que esta normativa puso a la mayor parte de la sociedad a favor del campo y en contra del Poder Ejecutivo. La votación en el Senado de la Nación dio por tierra con ese engendro  recaudatorio. Pero sin duda alguna fue el inicio de la “grieta” entre buena parte de la sociedad y el matrimonio presidencial. Luego de ser despedido del gobierno por Néstor Kirchner, el candidato a Presidente se dedicó durante años a criticar con dureza el desempeño político, económico y social de la hotelera revolucionaria y de su por entonces ministro de Economía, Axel Kicillof. Hoy Alberto Fernández es seguidor incondicional de su ex jefa y compañera de fórmula.

Se acuerdan de Kicillof, el mismo que le dijo al país que Repsol iba a tener que pagarle a la Argentina y terminó llevándole un cheque de cerca de U$S 3500 millones a Bruffau CEO de Repsol, convirtiéndolo así en el empresario del año en España. El mismo que de un día para el otro salió eyectado hacia Paris, por orden de su jefa, para cancelar una deuda por capital e intereses por más de U$S 9000 millones. Este Kicillof es el mismo que puso Cristina Fernández como candidato a gobernador de la Provincia de Buenos Aires. Y como compañera de fórmula la nominó a la decoradora de patrulleros, que en la actualidad se opone a poner en funcionamiento el SAME en La Matanza, Verónica Magario. De esta forma privilegia el capricho político a la atención médica de emergencia para los habitantes del distrito.

Otro de los records para el libro Guinness es que pueda ser candidata a un cargo electivo Cristina Fernández. Ello, con la cantidad de procesamientos y entiendo un pedido concreto de detención en la causa que el jueves pasado cumpliera un año de trámite. Me refiero a la causa denominada de los cuadernos de la corrupción K relacionada con la obra pública.

Otro record para el libro Guinness es el recorrido político del otrora recordado y auto proclamado precandidato presidencial Sergio Massa. Hoy obediente ladero de su ex jefa Cristina Fernández y de los “primeros trabajadores”: La Cámpora. Por estos días ha dicho saliendo de las sombras que “Juntos por el Cambio” esconde a Macri. Se le puede recordar a Massa que el “Frente de Todos” esconde a Delía, a Baradel, a de Vido, a Grabois, a Francisco, a Firmenich, a Bonafini, a Carlotto, a Brieva, a Moyano, a Pérsico, a Moreno, a Vaca Narvaja, a Aníbal entre otros.

Resulta notoria la carencia de propuestas de la oposición, ya que sus intervenciones se parecen más a las de panelistas televisivos que bajaron hace unos minutos de una nave espacial, que a las de políticos responsables. Podría seguir llenando hojas con expresiones de opositores que pertenecen a esta facción, pero prefiero señor lector terminar con un proverbio chino que dice “Dime de que alardeas y te diré de que careces”.

Fernando Robles

Analista político y economista

Seguime en www.fernandorobles.com.ar

Los martes de 17 a 19 por RADIO SIMPHONY FM 91.3 en el magazine “Francamente con Fernando Robles”

Comentarios

Quizás te pueda interesar también:

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más en Destacado