La subsecretaría de Tránsito y Transporte realizó un procedimiento en la intersección de la Ruta 25 y Avenida San Fernando.

En esta oportunidad se desarrollaron 60 controles de alcoholemia a conductores de vehículos. Como resultado, se labraron ocho infracciones y cuatro rodados fueron remitidos a la playa de infractores. Dos de ellos resultaron positivos en los controles de alcoholemia. Otros dos más no contaban con la Verificación Técnica Vehicular, uno circulaba sin licencia de conducir y tres lo hacían sin tener el seguro correspondiente.

Participaron de forma conjunta los agentes de Tránsito, de la Agencia Nacional de Seguridad Vial y la Policía Rural.

Estas inspecciones se suman a las que también se realizaron durante el fin de semana a los micros de larga distancia. Se controlaron 24 unidades a punto de prestar servicio hacia diferentes puntos turísticos y sin irregularidades.

Comentarios

Quizás te pueda interesar también:

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más en Sociedad