DestacadoEntrevistas

NómadeTV: Los rincones más secretos de Europa desde el ojo pilarense

0

 

¿Sabías que en Finlandia, las escuelas deben darles los útiles escolares a todos los alumnos? O que ¿el 60 por iento de los que están en prisión en Francia son de origen árabe? o tal vez que ¿en Nápoles, Diego Maradona es considerado un héroe e incluso Dios? Viajar no solo son posteos en las redes sociales, comerse una pasta en el centro de Italia o veranear en las playas de Ibiza. Europa tiene otra cara y había que mostrarla.

Cuatro años atrás, el pilarense Joaquín Santos, seducido por un máster en periodismo político, emprendió un viaje a España que le terminó dando un giro rotundo a su vida. “En Pilar tenía un trabajo estable y un título, soy ingeniero agrónomo. Pero necesitaba salir a recorrer y como siempre me interesó el lado político, decidí hacer un máster afuera”, señaló.

Al poco tiempo, en uno de los habituales llamados que tenía con su novia Noel Apesteguia, quien aún vivía en Argentina, le comentó acerca de una idea que rondaba en su cabeza y debía concretar. Mostrarle al mundo el lado “A” y “B” de las principales ciudades turísticas. Sin titubeo, Noel se sumó a “esta locura” llamada Nómade, serie que mezcla desde lo más pintoresco hasta lo más oscuro de la idealizada Europa.

Todo tiene sus cosas buenas y malas, extraño mucho a mi familia y amigos, pero estamos felices de trabajar de lo que nos gusta.

“Ella también tenía un trabajo estable y dejó todo para cumplir su sueño, nuestro sueño. Está estudiando cine y la idea es seguir por este rumbo. Seguir formando ideas, que se van retroalimentando por todo lo que vamos conociendo o cuando vas probando otros formatos. Siempre estuvo convencida de que esto iba a estar bueno”, agregó Santos.

¿Por qué Barcelona y no otro lugar?

Nómade: pilarense estrena su programa para mostrar las dos caras de Europa

Bueno, por (Lionel) Messi. Tenía opciones como Berlín o Madrid. Había un master de periodismo político internacional, lo de que me sonó muy abarcativo. Era conocer de medios audiovisuales, de política, de lo que pasa en el mundo. Mientras iba transcurriendo el master, fui dándole forma a algo propio. Al principio eran ideas sueltas y luego se transformó en una idea televisiva. Así nació Nómade.

Para quienes no conocen Nómade ¿De qué se trata?

Sabemos que es un camino largo, con tropiezos, pero con mucho por aprender

Es un proyecto que hicimos en formato de serie. En la primera temporada recorrimos Europa mostrando lo bueno, lo malo, la actualidad, las curiosidades, la cultura, la sociedad y como es vivir en las diferentes ciudades. A veces íbamos y nos encontrábamos con argentinos que nos contaban como era vivir en Francia o Italia. Recorrimos ocho países, cubriendo desde las cárceles en Finlandia, hasta la mafia en Italia. Hay programas que son más culturales, otros donde mostramos a fondo el turismo, el lado “A” y el lado “B”, y otros que son más temáticos, como por ejemplo la legalización de la prostitución, la educación en Finlandia o como se maneja la legalización de la marihuana en Amsterdam. Hacemos un abanico de formatos que terminamos condensando en la serie.

¿Trabajabas de ingeniero acá?

Si, en el Ministerio de Agroindustria de la Nación. Tenía un trabajo estable y muy interesante, porque se relacionaba con una parte económica muy importante de Argentina, además conocía diferentes partes del país. Realmente era muy lindo. Pero me dije ¿Por qué no salir y probar? Nuestra generación, por lo general, es a la que más se le despierta el bichito ese, de conocer algo diferente y probar nuevos desafíos. Y viajar te hace crecer. Uno se imagina con viajar a irse de vacaciones y no. Trabajas mucho más, por menos plata y estar solo en un país que no es el tuyo. Nómade transmite algo y es el ¿Qué podemos sacar de los países? ¿Qué cosas hacen bien y qué cosas hacen mal? A partir de ahí, acercar esa información a los argentinos para que lo vean políticos, chicos, adultos y entiendan que cosas se hacen bien o mal en el resto de los países.

Ella también tenía un trabajo estable y dejó todo para cumplir su sueño, nuestro sueño

Entendemos que no todo es color de rosa ¿Cómo fue asentarse en Europa, tanto social como económicamente?

Bueno…básicamente vendí mi auto (risas). Fue todo para inversión de cámaras, viajes y del master. Parte fundamental fue la participación de mi novia Noel. Estábamos teniendo una relación a distancia hasta que me dijo: “acá o allá, pero juntos”. Le comenté la idea que tenía, aunque no sabíamos si iba a ser un programa o como lo íbamos a llamar, y vino a bancarme. Ella es licenciada en marketing y empezó a estudiar fotografía y vídeo. En mi caso hice un curso de documentales, porque sabía que no iba a poder financiar la edición. Entre los dos fuimos encontrando herramientas. Teníamos todo, pero no como sobrevivir. Montamos una productora audiovisual entre los dos, donde hacemos contenido de restaurantes o casamientos. Un trabajo free lance. Hacemos fotos y después nos largamos a rodar a Noruega, Finlandia o Francia. Volvemos y seguimos. Son 12 horas de trabajo por día. Es todo un desafío.

¿Y la comida?

Recorrimos ocho países, cubriendo desde las cárceles en Finlandia, hasta la mafia en Italia

Nosotros hicimos base en Barcelona y ahí, una de cada diez personas, es argentina. Hay muchas carnicerías que te venden cortes argentinos, lugares donde podes conseguir alfajores o turrones, hay casas de empanadas. Obviamente se extraña el asado a la parrilla, pero tenemos acceso a lo que se come acá. Además, es una ciudad muy cosmopolita, por lo que vas variando entre comida árabe, turca, india o japonesa. Muchos sabores que terminan enriqueciendo lo que uno ya conoce.

Desde la mafia italiana hasta la visita de cárceles en Helsinki. Son temas fuertes los que decidieron tocar en la primera temporada ¿Desde el principio se pensó encararlos?

Nuestra idea comenzó, con el ejemplo de Italia, de mostrar la diferencia del norte que es Milán y el sur que es Nápoles. Dos países diferentes, por su sociedad y cultura, unos aman a (Diego) Maradona, otros lo odian. Pero Noel me dijo le falta algo algo al programa mejor vayamos por la mafia. Mi respuesta fue ¿Qué? ¿Vos queres que nos maten? (Risas). Como ella es la directora del programa, salimos en campaña de conseguir esa nota. Nos contactamos con el hombre que más sabía de mafia napolitana y cuando llegamos, nos dijo que teníamos dos opciones, la hacíamos en ese barrio, pero la entrevista iba a durar tres minutos porque nos iban a robar la cámara, o la hacemos frente al Municipio donde no íbamos a tener ningún problema. Fuimos al Municipio y apenas prendimos las cámaras, varios autos empezaron a merodearnos, haciendo ruidos de escapes como advirtiéndonos de que estaban ahí, observándonos. Así comenzó todo.

A pesar de eso la disfruté, suena raro, pero fue vivir lo que estaba contando. Me gusta mucho meterme y sentir lo que cuenta un entrevistado. Y así fue. Nos contó todo acerca de la mafia en Nápoles, que así vivían y si vos no te metes con ellos, podes llegar a no tener problemas.

Me gusta mucho meterme y sentir lo que cuenta un entrevistado

Hay una entrevista que es peculiar. Paris es hermoso, pero si te vas a las afueras es muy parecido al Conurbano bonaerense. Hay mucha condensación de desocupados, de inmigrantes. Hay un barrio donde está la mayor cantidad de musulmanes de toda Europa. Incluso de ahí salieron muchos integrantes del ISIS. Por ese motivo fuimos a las mezquitas y cuando llegamos, éramos los únicos blancos y ellos viven mucho el racismo. Hay que saber que si te equivocas de calle, posiblemente no salgas con los equipos completos. No hicimos periodismo de guerra, por lo que creo que podemos decir que no tuvimos entrevistas difíciles.

¿Pensaron en algún momento hacerlo?

Por el momento no. Hay colegas que hacen mucho mejor ese trabajo, que es ir a las guerras, saber cómo cubrirlas. Si eventualmente vamos a Siria o algún país que esté en guerra, habrá que disfrazarse por unos minutos de periodista de guerra, pero creo que hasta la quinta temporada no lo haremos (risas).

¿Cómo tratan a los argentinos en el resto del mundo?

En Nápoles si sos argentino, sos dios. Para ellos, un argentino es como el amigo de Diego (Maradona). Te tratan mucho mejor, te ayudan en todo lo que pueden. En ese sentido te ven como un aliado. Para ellos, Maradona fue su representante político y un poco lo que quisimos demostrar en el programa, no fue solo a los fanáticos, sino por qué lo son y qué significa para ellos. Entender que para ellos es un dios porque representó al sur frente al norte y a la monarquía italiana. Ahí si me sentí diferente, porque te tratan como si fueses familia.

En Argentina tuviste un vínculo muy fuerte con el fútbol…

Jugué en Fénix y también en Pilar Futbol Club, en Atlético Pilar y Pilar Unidos. Hoy estoy jugando, representando a Barcelona en Footvolley. Soy uno de los pocos argentinos que practica este deporte, estando en la primera división española. No es una disciplina tan conocida. Son solo ocho federaciones, pero en Brasil sí. La difusión máxima se da cuando viene Ronaldinho a jugar con nosotros. Es un referente mundial y gran fanático de este deporte.

¿Llegaste a estar cercar de tu ídolo?

Lamentablemente todavía no, pero si lo fui a ver a la cancha. Messi es un deleite. Hay que destacar que allá el fútbol es lo más parecido a un teatro. Hay una pequeña parte que tiene sus cantos. La primera vez que fui a la cancha, fui dos horas antes, como lo hacía en Argentina, pero el estadio estaba cerrado. Abren las puertas 45 minutos antes y no se cortan las calles alrededor.

¿Cómo fue llevar esta propuesta a Canal 26?

Fue el único que nos abrió las puertas cuando grabamos en Grecia. Hicimos un material y lo mandamos a diferentes canales. Ellos fueron los únicos que nos contestaron. Les gustó la idea y nos pidieron que vayamos y lo charlemos, pero que no tenían dinero para ofrecernos, solo nos podían brindar el espacio. Dijimos que sí, porque era lo que queríamos. Salimos a rodar, peor no conseguimos los sponsors que necesitábamos. A pesar de eso fue una linda experiencia, sabemos que es un camino largo, con tropiezos, pero con mucho por aprender. Por suerte en poco tiempo tuvimos aire y por eso es que estamos muy agradecidos al canal.

Que la idea haya impactado en un canal ya es un logro importante…

Es verdad. Imagino que le llegarán miles de proyectos a todos, pero ellos confiaron en el nuestro, sabiendo que ninguno de nosotros tenía experiencia en el medio, con poco que mostrar y nos dijeron confiamos en ustedes. Estamos felices de haber concretado esta idea con ellos. Todo tiene sus cosas buenas y malas, extraño mucho a mi familia y amigos, pero estamos felices de trabajar de lo que nos gusta.

¿Qué próximo proyecto tienen en mente?

Tenemos muchas ganas de hacer la segunda temporada, el problema son los sponsors. Es muy difícil. Pero tenemos muchas ganas de seguir contando lo que sucede en Europa, de expandirnos a Asia, poder visitar el continente africano, el poder cruzar el charco y mostrar lo que pasa en Nueva York, que hay un montón de cuestiones que se conocen de nombre, pero que en los programas que existen hoy no los abordan. Son cuestiones sociales y culturales que se tienen que mostrar.

Belén Gómez

Comentarios

Quizás te pueda interesar también:

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más en Destacado