Posiblemente muchos de ustedes podrán haberlo visto por el kilómetro 54,5 de Panamericana con sus alumnos. Gracias a su experiencia, dedicación y compromiso con el atletismo, Miguel Caldara se ha convertido en una de las personas más queridas en el mundo del atletismo. Como varios de los deportistas que se dedican a esta disciplina, su pasión no se dio de un día para el otro. Impulsado por amigos y por otros corredores, comenzó a participar en maratones hasta encontrar el camino de lo que sería su medio de vida: ser entrenador.

De la mano de ello, arrancó un proyecto con su esposa, al que decidieron llamar Caldara´s Team, equipo de entrenamiento que hoy cuenta con unos 150 corredores de todas las edades, ejercitándose todos los días y siendo el preferido de todos los que practican esta actividad.

Llevándonos por varios temas, Caldara arrancó la charla con Resumen contando cómo se ve desde afuera uno de los deportes con menor reconcomiendo. “Nos toca vivir en un país donde al atletismo no se le da mucha importancia. Todos quieren ser jugadores de fútbol, de tenis o de básquet. Se supone que con eso vas a poder vivir. Hasta que vas descubriendo y notas que el atletismo tiene una magia. Yo veía los programas de deportes y cuando pasaban los Iron Man decía: ‘es imposible’ ‘jamás podría correr eso, es todo mentira’. Lo cierto es que no había tanta información como ahora”, afirmó.

“Con los entrenamientos uno va aprendiendo. Estudié para tratar de mejorar, porque veía que todos mejoraban menos yo. No tenía conocimiento de nada. En Pilar éramos solo cuatro o cinco. Fue un poco de casualidad y gracias a Dios es a lo que hoy en día me dedico”, añadió.

¿Cómo fue el pase de competir a dar clases?

Empezó todo con amigos, quienes hacían un poco de triatlón y de running. Pero con el tiempo, todo el mundo me empezó a decir que me tenía que hacer mi propio team, porque yo era especial. Fue increíble la cantidad que se me acercó para pedirlo. Hasta que un día me ganaron por cansancio (risas). Y no se equivocaron… Empecé con unas 35 personas y hoy ya somos más de 150. Les tengo que dar la razón, porque hoy estamos entrenando absolutamente toda la semana.

¿No descansas ningún día?

Muchos me preguntan si me tomo descanso. La realidad es que me gusta lo que hago. Siempre digo que el que trabaja de lo que le gusta, en realidad no trabaja. Y yo lo tomo así. Tengo que estar muy mal para no venir a entrenar. Cada vez estoy corriendo menos, porque no puedo y no tengo tiempo, pero me gusta estar más encima de los corredores. Algo bien debo estar haciendo, ya que la gente que viene, le gusta y no se quiere ir más. Es un grupo muy homogéneo donde se van llevando el uno al otro. Nos manejamos como un equipo. Me encanta recalcar eso.

¿Qué edad predomina en los entrenamientos?

La mayoría son de 30 años para arriba. Hoy en día no hay mucha gente joven que corre. Tendré unas diez chicas y unos cinco chicos jóvenes, los demás son gente más adulta. Y la mayoría de ellos, que nunca hizo ningún ejercicio. Eso me genera una satisfacción aún más grande, como vienen y te agradecen al finalizar su primera maratón. Trato de enseñarles que el running sea una forma de vida, que sean buenos compañeros, que no sean competitivos, porque cuando competís lo tenes que hacer contra vos mismo. Por suerte, como todos arrancan desde cero, los manejo como yo quiero (risas) y por eso salen buenos atletas.

¿Por qué pensás que los más jóvenes no incursionan en el atletismo?

Es raro. En los colegios ya no te incentivan como antes. Es más fácil estar sentado en una computadora en tu casa. A veces los chicos me cuentan que los amigos le cuestionan cuando salen a correr. La realidad es que no salen los sábados porque mayormente, tienen que levantarse temprano para correr el domingo. Si los compañeros no te hacen la pata, te llenan la cabeza, no te prendes. Pero es depende de cada uno. Por suerte tengo muchas familias en el equipo. Pero es una lástima que no vengan chicos más jóvenes.

A veces veo como las chicas no se cuidan, porque cuando eligen correr lo hacen por el primer resultado que ves: la pérdida de peso. Es muy notable los primeros meses y ya con eso están conformes. Algunos por salud te lo agradecen más que otros, pero muchos buscan lo estético.

Siempre les digo, ustedes corran hasta que se mueran. A veces me vienen con que no pueden correr una competencia el fin de semana y yo les contesto “no importa, tenes tiempo hasta que te mueras para correrla”. Todos los que arrancan conmigo, son diferentes a los demás. No digo que seamos ni los mejores ni los peores, solo que no somos iguales. Me llama la atención la cantidad de mensajes que me llegan. No me doy cuenta de la dimensión que tomó el team a través de los últimos años. Hace poco pasó el Intendente a saludarnos, porque le hablaron tanto de nosotros que quería venir a ver lo que hacíamos. Estamos en un lugar que nos ve todo Pilar, pero si es otra cosa, por el momento no me di cuenta.

El éxito del boca a boca…

Yo creo que sí. Si bien tengo la camioneta que tiene el logo del team, trato de no estar haciendo propaganda por todos lados. Tengo conocidos en radios y he ido a canales locales por entrevistas, y en ningún momento me vas a escuchar arrancar hablando del equipo. Solo si me preguntan. Estoy agradecido porque este mes ha venido mucha gente nueva, todo suma.

¿Cuál es el mes en el que empieza a incrementar la cantidad de personas?

Sin dudas septiembre. El más fiaca en vez de venir en septiembre u octubre, arranca en noviembre y ya es tarde. Siempre les digo que tiene que arrancar en marzo para llegar al verano (risas). Por suerte podemos con la cantidad de personas que tenemos ahora, gracias a mi esposa y todos los chicos del team. Lo que hacen es un esfuerzo muy grande.

¿Qué le recomendas a tus corredores además de los valores que ya nombraste? ¿Sos estricto en cómo deben alimentarse?

Nosotros cuando viene una persona nueva, le preguntamos si tiene una lesión. Les pido que se hagan un chequeo y me lo traigan, ya que eso lo van a utilizar en alguna carrera. Afortunadamente la mayoría llega preparado, donde el médico ya le dijo que es lo que tiene que hacer.

Cuando hablamos de dieta, solo les doy consejos, ya que lo ideal es que vayan a una nutricionista. Ellas son las que saben mejor y van a estar atentas a los puntos donde hay que atacar. Por mi parte, lo básico. Coman bien. Cuando acompañan el ejercicio con una buena alimentación, es un éxito asegurado.

Con el éxito que has ganado a nivel personal y como jefe del team ¿Qué sentís con el reconocimiento que recibís cada día?

Yo soy así. Todos me conocen y saben cómo veo el deporte. Ninguno de los corredores que está conmigo está metido en algo raro o consume algo que no debe. Está lleno de casos. Pero conmigo no.

Me llegan muchos comentarios positivos hacia mi persona, pero juro que no me doy cuenta. Entiendo que a través de los años seguí corriendo y viene por ese lado. Varios me repiten te la tenés que creer un poco más. Pero todo se logró en grupo. Siempre digo que las felicitaciones se dan frente a todos, pero cuando hay que hablar algo, se hace por abajo, solo. Nunca reto a alguien delante de los demás. Nunca vas a ver un conflicto mío con nadie, porque ahí es donde vienen los problemas. Nadie se tiene porque enterar. Sé que nunca fui un atleta de unos tiempos bárbaros, corrí hasta donde pude y después intenté poner todo lo que tenía. Estoy orgulloso y tengo una satisfacción muy grande por todos. Hemos pasado momentos muy lindos, como así también feos, cuando nos robaron la carpa. Al poquito tiempo me regalaron entre todos una nueva.

Sin lugar a duda. Fue una sorpresa muy grande y me puso muy feliz. Puedo entrar a cualquier team o gimnasio sin ningún problema, porque nadie me puede decir nada, como así yo tampoco tengo nada que reprochar. Soy un afortunado de que me haya ido tan bien en todos lados. Varios ex corredores terminan una carrera y me vienen a agradecer y yo les digo que no, que eso se lo tienen que agradecer a su entrenador actual. Pero insisten diciendo vos fuiste quien nos enseñó esto, y para mí eso ya es suficiente.

Si tuvieses que completar las frases “agradezco a” y “me gustaría” ¿Qué dirías?

Agradecer a Dios que me está dando salud para seguir con esto. Me siento realmente muy fuerte, por más que parezca que no, con ganas cada vez que me levanto. Me preguntan cómo es que no me tomo un día de vacaciones. Y no. Lo que trato es descansar un poco cuando tenemos carrera un poco lejos y tenemos que viajar por unos días. Pero estoy feliz de tener salud, que mi familia lo tenga y de tener personas increíbles al lado. Es un don que Dios me ha dado.

Y me gustaría correr hasta el último día de mi vida. Quiero seguir con esto hasta el último segundo. Es lo que amo, lo que me gusta, mi forma de vida. Todo lo que tengo me lo dio el atletismo. Tengo un par de carreras que me faltan correr y después, seguiré acompañando a los chicos en sus competencias, eso me da una satisfacción bárbara.

Me ha pasado de gente que no viene porque se han quedado sin trabajo. Yo no espero un segundo y ya lo llamo. O para el cumpleaños. Eso es algo que me destacan mucho.

 

Belén Gómez.

Comentarios

Quizás te pueda interesar también:

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más en Entrevistas