Insisten en que en este período los alquileres aumentaron un 30 por ciento, quedando “muy atrás” con la inflación de 2018.

 

Luego que se conociera que la inflación de los últimos doce meses llegó a 51,3 por ciento, desde el Colegio de Martilleros de la provincia de Buenos Aires volvieron a reclamar una nueva ley de alquileres ya que, aseguraron, en ese mismo período los alquileres aumentaron un 30 por ciento.

“Somos conscientes de que es indispensable actualizar la ley de alquileres. La actual norma está atrasada y anquilosada. Quedó muy atrás frente a la evolución vertiginosa y la transformación que sufrieron en estos años todas las relaciones sociales y económicas y la que existe entre locatarios y locadores no fue la excepción. Por eso sabemos que es necesario ese cambio y hemos elaborado un proyecto normativo moderno y que tiene en cuenta las necesidades de todos los actores involucrados en este tema”, aseguró José María Sacco, vicepresidente del Colegio de Martilleros.

Según explicó, los alquileres subieron el 30 por ciento en el último año, lo cual se mantuvo por debajo del alza del índice general de precios. Con este dato, Sacco aseguró que poner propiedades en alquiler, “contra muchos prejuicios y preconceptos que se escuchan, no es la fabulosa inversión que se cree en un país donde las tasas de interés o Leliqs reportan ganancias de más del 60 por ciento anual. La ganancia de un propietario apenas oscila entre el 2 y 3 por ciento del capital invertido: su vivienda”.

Según expresó el dirigente, el proyecto no solamente atiende las necesidades de todos los actores que tienen parte en este tema (inquilinos, propietarios, administradores y agentes inmobiliarios) sino que también define las responsabilidades de cada uno de ellos en función de los demás. Además, buena parte de su articulado apunta al incentivo en la construcción de viviendas, de modo tal que se amplíe la oferta para permitir lograr precios más acordes a las posibilidades de quienes necesitan alquilar.

Del análisis del mercado inmobiliario surge que la mayoría de quienes ponen sus propiedades en alquiler para uso de vivienda familiar, “son personas que con mucho esfuerzo compraron una casa para asegurarse una pequeña renta a la hora de su retiro”. Y agregó: “La realidad muestra que propietarios y martilleros reaccionaron conjuntamente contemplando las situaciones de angustia que algunos inquilinos viven pero producto de un escenario económico de fuerte crisis donde, eventualmente, el de los costos de una vivienda son uno más de tantos que abruman a esas personas”.

No obstante, Sacco dejó en claro que el sector de Martilleros está dispuesto a evaluar otras propuestas de reforma de la ley de alquileres. “Estamos abiertos al debate y a la propuesta. Nuestra iniciativa es, justamente, fruto de un proceso interno que tuvo esas características como cimientos: el debate, respaldado en una amplia experiencia territorial y de años de trabajo directo con inquilinos y locadores”, concluyó.

 

Comentarios

Quizás te pueda interesar también:

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más en Provinciales