Así lo manifestó el jefe de Gabinete pilarense, refiriéndose a lo que sucedió en la Escuela 25, apuntando que se trató de una “desgracia difícil de prever”.

Luego de lo sucedido la semana pasada en la Escuela 25 del barrio Los Cachorros en Del Viso, y de la referencia al hecho por parte de los gremios docentes, la comunidad educativa de la institución y los representantes del Consejo Escolar pilarense, esta vez quien habló del tema fue uno de los hombres fuertes de la gestión de Nicolás Ducoté, el Jefe de Gabinete Juan Pablo Martignone.

“Hasta el jueves no había ninguna rajadura, nada que pudiera dar señales”

El funcionario fue consultado por el tema durante una entrevista con Radio X, y allí lanzó: “Antes que nada vale la pena poner en contexto lo ocurrido, las escuelas en Pilar estaban, en general, en un estado muy lamentable durante los últimos años. Han sufrido un abandono tremendo durante muchísimo tiempo. Nosotros entramos a esta gestión con 3.000 chicos sin vacantes, y muchos de los que hoy se desgarran las vestiduras diciendo ‘que catástrofe’ son los mismos que eran jefes de gabinete o intendentes hace tres años y miraban impávidos como todos los años 3.000 chicos se quedaban afuera”.

Y agregó: “Esta gestión va a haber creado 5.200 vacantes al final de este año, eso es un récord increíble, vamos a haber renovado las cocinas de todas las escuelas, vamos a terminar con la vergüenza de que nos dejaron escuelas con letrinas. En ese contexto, lo que pasó en esta escuela es que una parte del techo que hasta ahora no había manifestado ninguna señal de tener daños, cayó y no se sabe la razón. Hemos resuelto infinidad de problemas, estamos muy encima de las escuelas, con mucha inversión, y la realidad es que estamos revirtiendo una situación de décadas de abandono”.

“Las escuelas en Pilar estaban en un estado muy lamentable”

También indicó que “hasta el jueves no había ninguna rajadura, nada que pudiera dar señales. La directora como las maestras, dicen que no percibieron nada en estos días ni meses anteriores. Durante la inspección antes de comenzar las clases tampoco se vio ninguna rajadura, ni nada que fuera evidente. Fue una desgracia difícil de prever y pudo haber sido más grave, pero por suerte la maestra reaccionó bien y no tuvimos que lamentar consecuencias mayores”.

Finalmente, respecto de la actualidad, concluyó: “Ahora hay tres aulas que fueron construidas con la misma técnica y no muestran ninguna rajadura, pero hasta que no se entienda bien lo que pasó, la Provincia decidió clausurarlas. Va a estar enviando aulas modulares para que los chicos no pierdan las clases, hasta que se entienda que esas aulas se pueden usar o se realice algún trabajo”.

Comentarios

Quizás te pueda interesar también:

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más en Destacado