Tiene 47 años y hace 18 reside en Pilar. Trabajó en la Dirección de Niñez y luego en Género. Será precandidata a concejal por el partido vecinalista Juntos Por Pilar.

La inclusión de las disidencias, la proclamación de aceptación por la diversidad y la no discriminación, suelen ser grandes discursos que en el último año han tomado una gran fuerza y representación en la sociedad.

Marcia Galván, es otra de las mujeres que no solo formará parte de la política local junto al partido vecinalista Juntos Por Pilar, sino que hoy trabaja en la Dirección de Género del distrito.

Como sociedad, no estamos preparados y por eso es importante trabajar con las infancias”

Marcia tiene 47 años pero hace 18 vive en Pilar. Comenzó con la gestión de Humberto Zúccaro en la Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia y, con la de Nicolás Ducoté fue convocada para formar parte de Género.

“Trabajaba en una cooperativa a nivel nacional, fui formándome, perfilándome hacia ayudar a la gente. Yo con la anterior gestión trabajaba en Niñez, después, entré a trabajar en la Dirección de Género, que en ese momento, Luciana Ruíz estaba armando el equipo”, contó en diálogo con Resumen, Marcia Galván.

Hoy su trabajo continúa, apuntando a las infancias: “siempre seguí formándome, estaba al frente de “Crianzas sin Violencia”, haciendo un arduo trabajo desde ese lugar y me perfilaba a poder ayudar con las necesidades de las personas en los barrios”.

Marcia destacó que la Comuna no la contrató en el marco del Cupo Laboral Trans, sino que se enfocó en la preparación que ella tenía. “Yo estaba formada como operadora social en violencia de género de infancias y adolescencias, luego me perfilé como Diplomada en Ciencias Políticas y Género. Su mirada fue desde otro lado, no desde mi sexualidad. Entré como cualquier persona, común y corriente”, confirmó.

La convocatoria a la política también llegó en el marco del trabajo territorial a nivel social que realiza a diario y el objetivo es fomentar la educación y respeto. “Como sociedad, no estamos preparados y por eso es importante trabajar con las infancias, porque desde ahí puede hacerse el cambio y que deje de pasar que la expectativa de vida es hasta los 23 años, que caen en la prostitución porque hay una mirada desde la discriminación”, declaró.

Por último, agregó que su historia tiene la marca del acompañamiento y que, por eso, es tan importante apuntar a la aceptación desde que se es pequeño.

“Tuve una infancia muy feliz, con el acompañamiento de mis padres, mis tíos, mis vecinos, mis amigos de jardín, primaria, secundaria, universidad. Todo es un proceso, se necesita que la sociedad trabaje en conjunto y, si eso no sucede no se llega a una edad avanzada, hay prostitución, porque la misma sociedad lleva a eso. El cambio empieza en el seno familiar y a eso apuntamos”, concluyó Marcia Galván.

Comentarios

Quizás te pueda interesar también:

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más en Destacado